Ministro Fidel Barbarito: ¿Puede explicar esto a la nación? ¿Chávez en canoa, Abbado en Trasatlántico?

Con el debido respeto Ministro Barbarito, y si ánimos de ataques personales, no le conozco y apenas he intercambiado palabras con usted en dos oportunidades sin que llegaran a ninguna posibilidad operativa;  aunque usted no maneje los recursos del gobierno autónomo de la monarquía corporativa de orquestas de Abreu (el llamado sistema), ES SU COMPETENCIA ANTE LA NACIÓN: explíqueme como es posible que a escasos dos días de la muerte del director de orquesta de origen italiano Claudio Abbado (quien murió en Bologna, lugar donde nació), se anuncia un megaconcierto en la iglesia de Notre Dame de Paris con la participación de Dudamel y la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar (viajan allá unas 140 personas sumando comitivas, equipos de apoyo y coleados) para realizar, junto a agrupaciones corales francesas, un mega-homenaje al director fallecido.

¿Cómo es posible que con los recursos de todos los venezolanos se financie semejante gasto en momentos en que se presentan graves distorsiones en el ámbito presupuestario de la cultura en Venezuela? ¿se lograron cupos en las líneas aéreas? ¿hay reservas del extinto Cadivi para esto? ¿se planteó en consejo de ministros disponer de dicho gasto extra-presupuestario?El financiamiento a ese viaje es el equivalente al presupuesto anual del Sistema Nacional de las Culturas Populares (sino mucho más).

Quiero recordar a los venezolanos que cuando falleció Chávez, se hicieron unos actos culturales con las orquestas del sistema, en donde además de la cancioncita “Venezuela”, del par de españoles que odiaban a Chávez, solo hubo un acto protocolar de rigor (me refiero al uso de este instrumento de la heredad, la orquesta sinfónica) y fue el protagonizado por la Orquesta Sinfónica de Venezuela y la directora Isabel Palacios.

Este concierto In Memoriam para honrar la vida y trayectoria del Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, (quien falleció el pasado 5 de marzo en Caracas) estuvo bajo la dirección de la Maestra Isabel Palacios, la Orquesta Sinfónica de Venezuela y el coro de la Camerata Barroca de Caracas, y fue llevado a cabo el 14 de marzo a partir de las 5 de la tarde.

Independientemente de que tengo razones muy contundentes para rechazar el Requiem de Mozart en el marco de un homenaje póstumo a Chávez y lo que él significó (coherencia entre significado, significante y referente; actualmente termino una investigación sobre las Honras Fúnebres a Bolívar en 1842), felicito la iniciativa de la maestra Palacios y la OSV porque además, en dicho concierto  se incluyeron a compositores venezolanos del período colonial.

Entonces: un presupuesto mermado y una pequeña iglesia (Iglesia de San Jacinto) para honrar la memoria de un Ex-presidente, que con su ejemplo y accionar cambió notoriamente el rumbo del país, de América y de buena parte del mundo; y un presupuesto mil-millonario para que el gobierno venezolano honre la memoria de un hombre (Abbado), que aun cuando fuera un excelente director de orquestas sinfónicas, no aportó ni medio-miligramo a la concertación mundial por la paz y contra la hegemonía de las potencias imperiales.

Aquí queda demostrado como es que con el apoyo del gobierno, Abreu desata una carrera patológica por saciar lo insaciable; su euroadicción. Una porción muy diminuta de la población consigue saciar  su "Euro-ilusión", a costa de la exclusión de las grandes mayorías y del desprecio a lo que pensamos que pudieran ser los valores de la venezolanidad, sus más sentidos íconos y valores, y lo que es peor, han adoquinado las mentes de los venezolanos para que piensen con naturalidad que HAY QUE VIAJAR A PARIS DE INMEDIATO A HACERLE UN HOMENAJE PÓSTUMO AL DIRECTOR ITALIANO.

Mientras tanto, aquí  en la Venezuela caribeña, cada vez que se nos ocurre homenajear a alguna figura histórica importante, no obtenemos sala (de concierto), solistas, recursos y lo que es peor, ni siquiera un pequeño anuncio en los diarios y el llamado sistema nacional de medios; todo queda como clandestino a no ser por la iniciativa de una que otra periodista que logra colar una gacetilla de prensa entre la muy ajustada guardia pretoriana de Abreu en los medios públicos y privados.

Yo admiré a Claudio Abbado (no más que a Hans Werner Henze, Toru Tajemitsu e Isang Yung, por ejemplo), pero no creo que un gasto tan mil millonario se justifique, cuando los íconos de la venezolanidad son celebrados en el marco de una austeridad que a veces raya en la limosna o caridad.

Ni siquiera quiero extenderme en la importancia que sí tuvo para los pueblos de ÁFRICA, AMÉRICA Y EL MUNDO las honras fúnebres a NELSON MANDELA...¿se desplazaron a Sudafrica una delegación del tan inmaculado sistema con Abreu a la cabeza?..NO ¿VERDAD? ¿será porque era negro o porque África no significa nada para el sistema de orquestas (su gerencia)?

Anoche 21 de enero, se celebró en la flor de Venezuela en Barquisimeto un homenaje pequeño, discreto, cálido, por el cumpleaños de Fruto Vivas...seguramente a él, hombre de la tierra que tanto ama y a la que tanto ha aportado, le debió parecer un bello gesto (obviamente quienes lo organizaron así lo planificaron): pero que diferente es el escenario cuando Abreu celebra la visita a Venezuela de uno de los íconos culturales de Europa y su cultura; luces, oropel, marquesina y DINERO.

 

 

¡Viva Chávez y su legado original!

 

diegosilvasilva@cantv.net

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 15083 veces.



Diego Silva Silva

Compositor- Guitarrista- Investigador-Articulista-Conferencista. Licenciado en Educación. Ha recibido, entre otros reconocimientos (en las áreas de la música sinfónica, de cámara, electroacústica): Seis Premios Nacionales de Composición, Siete Premios Municipales de Música; el Premio Latinoamericano de Composición Casa de las Américas; ha presentado sus obras en Moscú, EEUU, Cuba, Nicaragua, Francia, Inglaterra, España, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, Uruguay, Siria y Canadá; Investigador de la música del pasado colonial de Venezuela (restauró un extenso legajo de Canciones Patrióticas Sinfónico Coral caraqueñas desconocidas); ha estudiado las diferentes manifestaciones de la gran diversidad que representan las músicas de América y el mundo no occidental; fue asesor del departamento de investigaciones culturales del Ministerio de Cultura de Nicaragua (1983-1987); fue Vice-presidente de la Sociedad Venezolana para la Música Contemporánea y Presidente de la Comisión Artística de la Orquesta Filarmónica Nacional. Ha dirigido la Orquesta Sinfónica Venezuela, la Municipal de Caracas, de los Llanos, de Falcón, de Aragua, la Filarmónica y otras agrupaciones orquestales incidentales. Ha sido guitarrista acompañante de: Gloria Martín, Alí Primera, Lilia Vera, Cecilia Todd, Los hermanos Godoy, Isabel Parra entre otras y otros. En los años 70 fue miembro Fundador de la Camerata Renacentista de Caracas en donde se desenpeñó como laudista, vihuelista, violinista y percusionista.


Visite el perfil de Diego Silva Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: