¿Recuerdan el caso de la denuncia de ajusticiamientos en Vargas hecho por Vannesa Davies?

Quien más que Chávez sabía aceptar la critica y la autocritica

Era el final del antiguo milenio (Dic.99) cuando el destino nos sorprendió a todos con el terrible Deslave del Estado Vargas, considerado la peor tragedia natural de nuestra historia, donde poblaciones enteras desaparecieron o quedaron en ruinas por las intensas lluvias y el deslave que arraso las montañas generando una avalancha de piedra y lodo mientras la Patria paria una nueva Constitución.

La camarada, periodista e investigadora Vanessa Davies era el foco de atención y de las presiones del gobierno nacional por sus denuncias de ajusticiamientos realizadas a través de el diario El Nacional y donde señalaba a los cuerpos de seguridad principalmente la Guardia Nacional, el grupo Cazadores y la poderosa Disip manejada por el comandante Jesús Urdaneta Hernández, miembro fundador del Movimiento Bolivariano 200 y protagonista del famoso juramento al “Samán de Güere junto a Felipe Acosta Carlés, Francisco Arias Cárdenas y el Gigante Hugo Chávez Frías.

Pese a tener todo en su contra, la camarada y chavista, antes de Chávez, Vanessa Davies prosiguió con sus investigaciones y sus denuncias teniendo en contra también al Presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Don Luis Miquilena quien afirmaba “que esa denuncia es una cloaca periodística” al Ministro de Relaciones Interiores y Justicia, Ignacio Arcaya, y al Ministro de la Defensa Raúl Salazar todos futuros saltadores de talanquera y traidores al proceso Bolivariano, que casualidad.

Solo el Ministro de Relaciones Exteriores, periodista y comprobado defensor de los derechos humanos, José Vicente Rangel dió credibilidad a la denuncia y pidió “todo el peso de la ley para los responsables de violación de los derechos humanos” y que “cuando el rio suena piedras trae”

El Presidente Chávez juro protección para los testigos y familiares y retó a Vannesa a presentar las pruebas, que le demostraron in situ al Comandante, la barbarie cometida por los cuerpos de seguridad y lo demás es historia de cómo ejerciendo un periodismo valiente, responsable y ético se ayuda enormemente a construir una patria grande.

Qué gran lección de revisión, rectificación y reimpulso que dio el Gigante Chávez en ese duro y triste momento por el que atravesaba nuestro país. No perdió nada y ganó mucho, ganó el respeto, la credibilidad, el agradecimiento de Venezuela y sumar a su equipo a la mejor periodista y comunicadora que tiene la revolución.

Ojalá y el Presidente Nicolás Maduro, la dirección colectiva de la revolución y/o el Colectivo Un Grano de Maíz dejaran la arrogancia y se sentaran a lo interno a reflexionar sobre la importancia de mantener “la irreverencia en la discusión y la lealtad en el debate.”



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2423 veces.



Alfonso Méndez Morán

Miembro del Movimiento por un Periodismo Necesario, del Gran Polo de Comunicadores Socialistas Carabobo y del Grupo de Articulistas de Carabobo

 alfonsomendezm@gmail.com      @alfonsomendezm

Visite el perfil de Alfonso Méndez Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfonso Méndez Morán

Alfonso Méndez Morán

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /actualidad/a180488.htmlCd0NV CAC = , co = US