Lecciones dialécticas de sus asesinatos

Mónica Spear y Omar Guararima

Cuando vemos la Venezuela de hoy, observamos la cantidad de viviendas construidas, las canaimitas, los CDI, las pensiones de los adultos mayores, y tantas y tantas obras que aseguran bienestar, buen vivir y felicidad a millones de personas, vemos sentimos, amor, humanismo, en las políticas públicas que ha desarrollado el gobierno bolivariano.

La construcción de una práctica ética y moral implica un proceso más complicado, es la transformación diaria ,del yo en el ciudadano, nuestras concepciones, nuestros valores que generan nuestra conducta nuestra ética nuestra moral, esto es tan poco fácil porque sabemos la gran contaminación que existe en nuestra mente por los siglos de explotación que llevamos encima, y por la continua inoculación de antivalores que el sistema continua inculcándonos acciones, actitudes y convicciones guerreristas de violencia y ajenas a la cultura de la paz.

El gobierno bolivariano tanto bajo la dirección del comandante Chávez, como las acciones emprendidas por el presidente Nicolás Maduro se ha planteado en favor de la paz la armonía, es decir la democracia en una concepción de compromiso con el ser humano.

El año pasado en el estado Anzoategui fue vilmente asesinado OMAR GUARARIMA militante del socialismo antiimperialista y chavista, los compañeros a nivel nacional concurrieron a su sepelio, a pesar de la “extrañas circunstancias de cómo fue asesinado y herida gravemente su esposa, no hay registro en ninguna red, prensa o cualquier medio audiovisual, de aprovechamiento de este hecho para beneficio político, o menos aún para montarse sobre su cadáver para lograr centimetraje mediático, o con la intención de generar odio, desconfianza o ataques contra ciudadanos opositores; esto corresponde a una visión a una ética, a un actitud revolucionaria de paz, convivencia y de una decisión de generar amor no odio, unión no confrontación.

La actriz Mónica Spear asesinada al igual que el camarada Omar Guararisma, de manera cruel y despiadada, acción criminal que condenamos, y de manera sincera, lamentamos, y elevamos una oración por su descanso eterno; pero como, el lado opuesto de la moneda, los voceros oposicionistas, cargados de odio, llenos del más profundo vacío de consideración por el ser humano, no dudaron en usar el cuerpo aun tibio, de la joven actriz, como arma para desprestigiar al gobierno, para tratar de debilitar al presidente Maduro ante la opinión pública, como buenos capitalistas para sacar provecho, no para demostrar valores humanos, sino la vil ganancia, en este caso política.

Actitudes como las demostradas por la vocería de la oposición en este caso, niegan la armonía, la paz, la moral, la ética, es una actitud que rechaza el cordial dialogo al cual los convoca nuestro comandante Nicolás Maduro, y se visualiza que esta trilogía del mal, no está dispuesta a modificar sus normas, no planteada en ningún escenario, por un comportamiento revolucionario que es decir Chavista, sino por una opción ética o por lo menos más prudente, y este comportamiento de características antihumanas, irrespetuosas ante el dolor ajeno, está enmarcado en su intención de separar al pueblo que los sigue, del necesario dialogo, de mantener incomunicado a ese pueblo contaminado con su odio, de una conversación que nos conduzca a todos de la paz y nos aleje del conflicto. Qué pena nos da tanta miseria.

…” Para saber si alguien tiene ética, no hay que preguntar por su carnet, sino por su comportamiento”…

Pablo Castellano



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4190 veces.



Marta Ortega

Docente jubilada, militante por la transformación social desde el voto nulo hasta hoy. Pionera en la formación de la Liga Socialista y defensora de los Derechos Humanos

 martaortega4@gmail.com

Visite el perfil de Marta Ortega para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: