Pulverizar la lógica del capital en nuestras instituciones

El año 2013 cerró con un avanzada consigna del presidente Nicolás Maduro “ir a fondo contra la corrupción” y con un gobierno de eficiencia en la calle. De igual manera el proceso de revisión, rectificación reimpulso, que se planteo llevar a cabo en la revolución Bolivariana a partir del mismo momento de la derrota del golpe de estado del 2002, tiene que tocar a fondo todos los aspectos de las estructuras que componen el entramado político, ideológico, social, económico cultural del Estado.

Uno de los aspectos que a nuestro juicio tienen que ser paradigmáticos es la nueva concepción de la Administración Pública, a objeto de superar algunas fallas estructurales que permitan avanzar en la estructura del nuevo Estado comunal, ya que como revolucionarios estamos obligados a marcar una ruptura con las tradiciones heredadas de la vieja Administración Pública.

Hemos insistido en otros espacios y en otros artículos, que la concepción de la nueva institucionalidad debe cimentarse en los códigos de una nueva ética política que por supuesto demanda la nueva sociedad en construcción. El proceso de revisión y rectificación tiene que tomar en cuenta que el “funcionario” que tenemos hoy en las instituciones, en su gran mayoría responde a otra lógica de estado, que se aleja de la ética revolucionaria socialista que estamos enarbolando.

Partiendo de esa nueva concepción del servidor público del estado comunal en construcción, me voy a permitir reproducir en este articulo una carta reflexiva que me llega por la vía de quienes revisan mis artículos, carta que se engarza y le da pie a la lucha que hemos venido sosteniendo por pulverizar la lógica institucional del viejo estado burgués, que se metaboliza y disfraza con el discurso del socialismo del siglo XXI; DICHA CARTA NOS ALERTA SOBRE COMO SE ESTAN DESARROLLANDO LAS POLÍTICAS DEL INCES, la formación y construcción de la nueva ciudadanía y que ameritan sean revisadas para cumplir con el Legado de nuestro comandante eterno. Por ahora a revisar el documento en cuestión.

Creo que la institución debe estar al lado del servicio del pueblo y no de las minorías sociales que representan cúpulas de poder, que al mismo tiempo reproducen la lógica del capitalismo, promoviendo el burocratismo que pretende neutralizar las acciones revolucionarias de transformación educativa con procesos administrativos engorrosos que juegan al desgaste del pueblo comprometido con este proceso revolucionario, generando desesperanza, creando escenario y ambientes hostiles de trabajo con mensajes de falsos positivos, pretendiendo confundir y desviar al colectivo del verdadero objetivo estratégico de este momento histórico, atentando contra el proceso de transformación inédito a nivel institucional, considerando los años que el INCES tiene al servicio de la lógica educativa capitalista dedicada a capacitar a mano de obra calificada y barata para ser explotada por la banca pública, fedecamaras y otras empresas privadas y del estado burgués.

La recuperación y ocupación de este espacio ha sido y es una tarea de avanzada revolucionaria fundamentada en los principios socialistas, por la cual, así como yo, muchos estamos dispuesto a mantener y defender los principios revolucionarios y transformadores de este proceso, develando todas acciones antirrevolucionaria que se resguarda de la estructura burocrática institucional, poniendo en peligro la transformación educativa del INCES con acciones de saboteo, corrupción, ataques sistemáticos generados por la burocracia, retardo administrativo, poniendo en peligro la esperanza de los maestros pueblo que apuestan a esta transformación, siendo más afectados los sujetos de aprendizajes que confían en esta nueva Institución de Capacitación y Educación SOCIALISTA, lo que atenta contra nuestra revolución transformadora y al legado del Comandante eterno, Hugo Chávez.

De forma general, mencionare los problemas que pude visualizar en mi corta estadía laboral dentro del INCES y que mi ética profesional y revolucionaria no permite hacer caso omiso. Dentro del cual menciono las siguientes:

  • Carencia de recursos en todas las áreas de formación.
  • Requerimientos necesarios para las distintas formaciones socialistas, las mismas se han realizado junto a la comunidad, pero estos nunca llegan, logrando que las formaciones integrales en su mayoría sean incompletas. Apostando al fracaso de los proyectos de formación integral socialista, de los cuales con la nueva orientación del INCES estamos totalmente de acuerdo.
  • Orientaciones educativas que cambian con cierta frecuencia, logrando desorientar tanto al maestro como al sujeto, desmotivándolo por tantas complicaciones metodológicas. Consiguiendo que la metodología no se adapta al lenguaje del pueblo, lo que dificulta la apropiación pese al acompañamiento metodológico, por lo que se debe partir del principio del respeto a los procesos naturales de cada sujeto.
  • La mayoría de los Centros de Formación Socialista (CFS) del distrito capital, por no generalizar; no se encuentran bien equipados en cuanto a papelería, equipos de computación, fotocopiadoras, impresoras y otros equipos necesarios para las gestiones administrativas que tanto exigen desde la institución.
  • Aunado a esto, nos contradecimos cuando hablamos del 5to objetivo del Plan de la Patria 2013-2019 Preservar la especie humana y salvar al planeta tierra cuando se hace uso excesivo del papel en esta y muchas instituciones del estado, lo que sabemos representa en la administración pública una partida para justificar posibles ganancias no licitas y una afectación segura a la naturaleza.
  • Contrataciones bajo la figura de maestros de indagación, quienes cumplen con la función de acompañamiento metodológico de los proyectos integrales de formación y apoyo administrativo del centro de formación socialista. Sin embargo, esta figura dentro de la estructura administrativa no existe.
  • No hay seguridad de continuidad laboral para los maestros pueblo, tal como ocurre con las tercerizaciones, te contratan por un cierto tiempo para determinada función, te liquidan y no te aseguran reenganche.
  • Retraso hasta de tres (3) meses del pago de los maestros pueblo, con una contratación de tercerización, obedeciendo a la lógica de mano de obra calificada y barata como muestra fehaciente de la negación al reconocimiento del conocimiento empírico y popular del pueblo. Resaltan la importancia del rescate cultural y los conocimientos populares, el papel fundamental del maestro pueblo en este proceso de transformación pero si no tiene un estudio académico el valor de su hora de trabajo es de 17 bolívares para un total de 2720 por ocho (8) horas diarias al mes. Por lo que el valor de la hora de los maestros, según el tabulador INCES viola la ley orgánica del trabajo.
  • Para los maestros pueblo no hay inclusión del HCM, caja chica y otros beneficios sociales que desmejora la calidad del trabajador.
  • Estatus de deudas de prestaciones de algunos maestros con más de tres (3) años de retrasos.
  • El no reconocimiento de los años de servicio de algunos maestros para la incorporación a los cargos fijos, consiguiendo personas con 15 o más años de servicio.
  • El saboteo interno con el extravió de expedientes, asistencias, información falsa o contradictoria generando retrasos en los procesos.
  • Retardo en la asignación de caja chica.
  • La exclusión de los maestros del pueblo en el acceso al almuerzo en los comedores de la institución, aun sabiendo que el pago de los cesta ticket no fueron cancelados en sus tiempo (Aun no han sido cancelados, después de 5 meses). Muchos maestros con varios años de servicio no han recibido su primer talonario alimenticio. Es importante mencionar que el pago de los tickets de alimentación es calculado por horas y no por días.
  • Mal trato a los maestros, personas interesadas en recibir las formaciones y comunidad por parte del personal de los CFS, se caracteriza por gritos, malas palabras, mal gesto u otros que hace dudar si realmente es una educación socialista. Creando ambientes hostiles en las áreas de labores.

Esta reflexión es fundamentada en mi corta estadía por una institución educativa del estado socialista, dentro del cual el INCES es el segundo ente de recaudación de fondos más importante del país, después del SENIAT; entonces si los requerimientos y recursos no llegan, las instituciones carecen de equipos y materiales de oficina y los maestros son mal pagados ¿Que está sucediendo realmente en esta institución? Dentro de las 3R exigimos una revisión, rectificación y un nuevo reimpulso a esta institución en proceso de transformación que tanto lo requiere y que el pueblo lo agradecerá!

Que este documento no sea motivo para tildar a nadie como traidor, dentro de esta, nuestra revolución, es necesario escuchar las voces del pueblo quienes nos guiaran por el camino y nos dirá lo que realmente se está haciendo mal.

Yo soy enemigo de que le pongamos a todo “socialista”… El que lo hace cree que ya, listo, ya cumplí, ya le puse socialista, listo; le cambié el nombre, ya está listo. Así estamos nosotros con el socialismo: “Tú te llamas socialismo, chico”, pero sigues siendo en el fondo cochino.

La autocrítica es para rectificar, no para seguirla haciendo en el vacío, o lanzándola como al vacío.

 

Golpe de Timón, Hugo Chávez (2012) (*).

El salto adelante y profundización de este proceso bajo la orientación de la fase de la revisión, rectificación y reimpulso, y más cercano aun “El golpe de Timón” pasa por la necesidad de contar con un nuevo servidor público que erradique la vieja concepción de funcionario, que sea capaz de conocer y emprender las necesarias transformaciones previstas y consagradas en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, en las leyes de la revolución y fortalecida con el Plan de la Patria 2013-2019.

Lo que aquí estamos planteando fundamentalmente para este 2014, es retomar el discurso pronunciado por Chávez en la Asamblea Nacional el seis de enero de 2006, con motivo del inicio de Sesiones Ordinarias, en la cual el presidente comandante afirmaba y orientaba “...este tiene que ser el año de la participación popular, de un poderoso impulso a la participación popular...decía entonces que no hay democracia, no puede haber democracia sin participación real del pueblo... hemos jurado darle vida a una democracia, no representativa sino participativa, y más allá protagónica... porque la democracia de elites, representativa, no es revolucionaria, es antirrevolucionaria, es contrarrevolucionaria”.

Por ello, es la generación de sinergia multidireccional, la primera línea de acción que deben proponerse las instituciones, si de verdad se quiere rectificar, debe haber una articulación – comunicación, es decir de adentro hacia adentro, de afuera hacia adentro y de adentro hacia afuera, a fin de lograr una mayor identidad y pertinencia socioprogramática entre los sujetos y las instituciones, que garantice un mayor éxito en el impacto de las políticas de estado en el ámbito de sus competencias, dentro de las políticas públicas.

*-Carta recibida de Arlensiu Castillo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2172 veces.



Bartolo Hernández


Visite el perfil de Bartolo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: