2014 ¿Otro año más?

Cada vez, que se acaba un año, nace en nosotros tal vez por idiosincrasia o costumbre la esperanza de que éste año, será mejor que el anterior, que a pesar de toda no fue tan malo.- Lo que sucede es que la expectativa de algo nuevo nos hace crecer que el pasado nunca fue mejor.
Otro año en el que las esperanzas se siembran, los deseos se esbozan, en silencio o a viva voz, con la intención de que se cumplan todos los anhelos sean cuales sean, desde la salud, los negocios, la vida o tumbar al gobierno; éste año si acabaremos con este régimen, lo oyes en boca de los derechistas de siempre que no se cansan de vivir en la sombra de la conjura y del desamor por su Patria.

Hoy cuando sentados en el cruce de caminos, teniendo en frente un destino que por el contrario tenemos que construir entre todos, no sabemos, que vía tomar, aunque cualquiera de las dos vías que se nos presentan nos llevarán irremediablemente al mismo destino, ese destino inevitable y que a pesar de saber de que un día llegará, no nos hace reflexionar para cambiar hacia el amor.

Terrible hipótesis que se comprueba año a año, cada vez que nos comemos las doce uvas y hacemos votos por cambiar hacia lo mejor pero que llegada la feria se nos olvidan para volver a caer en el derroche, la maledicencia y el solaz, que debe ser la única meta a corto plazo que nos trazamos porque la vida es corta y hay que disfrutarla al máximo.

Ahora cuando en la tranquilidad de la vida, analizamos lo que hay que hacer para enfrentar el reto de vivir, debemos hacer un examen de que hemos hecho mal y que podemos cambiar en nuestras vidas para ser un poquito más felices, o no será esa la idea? Las promesas de cambiar, las necesidades de conseguir mayor tranquilidad, estabilidad, salud y tantos otros deseos que nos formulamos, algunas veces coinciden con la acción de quienes en el Gobierno tienen la responsabilidad de hacernos la vida más feliz. Tener fe, de que algunas de nuestras necesidades se cubran por el esfuerzo nuestro y la ayuda de quienes tienen cómo hacerlo.
Dos alternativas tenemos para considerar; lo que quiero, lo que puedo y lo que por mérito merezco tener para mi felicidad, de todas maneras ojalá este comienzo de año, sea un momento ideal para la reflexión, el arrepentimiento de acciones malsanas, de rectificación y de lucha por ser mejores, no solo para nosotros sino para nuestros colectivos.

Otro año que se nos va, en él se fue nuestro máximo líder, ese año este en deuda con un pueblo que aún le llora y le necesita, a pesar de….

Hoy quisiera que nuestros odios dieran paso a la reconciliación, así como nos reconciliamos con nuestra pareja cada vez que al cometer un error nos separamos de ella;
Será posible ser mejores? Mejores padres, mejores amigos, mejores ciudadanos, apartemos el egoísmo, la individualidad de querer ser más que los demás y unamos esfuerzos por el bien de nuestros hijos que merecen una Patria mejor.

Así digan que el Comandante era o no era, dictador , comunista y todos los epítetos habidos en el idioma, debemos reconocer que si algo nos dejó este año que se fue , es el ejemplo de ser un extraordinario ser humano, que quiso a su pueblo más que a sí mismo.

No seamos más egoístas y pensemos en el futuro que a cada rato se nos presenta para recordarnos que somos mortales y estamos expuestos a morir y que para ello solo tenemos que estar vivos.

FELIZ AÑO 2014,PARA TODOS QUE SE CUMPLAN CON NUESTRA AYUDA TODOS LOS DESEOS POR LOGRAR LO MEJOR PARA NOSOTROS Y NUESTROS HIJOS.
NO SE DEBE SER DEBIL, SI SE QUIERE SER LIBRE



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1228 veces.



Antonio Daza


Visite el perfil de Antonio Daza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Daza

Antonio Daza

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a179370.htmlCd0NV CAC = Y co = US