Que alegre se oye la lluvia… Gracias a la Revolución

“Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénica, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias”… Artículo 82 de La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (primera en el mundo aprobada por y para el pueblo).
Hoy en nuestra patria bonita, existen cada día más venezolanas y venezolanos que duermen tranquilos bajo un techo seguro y digno, miles y miles ya tienen uno de sus sueños realizado, una meta alcanzada. Cada semana crece la lista de los adjudicados por la Gran Misión Vivienda Venezuela, proyecto que fue creado y ejecutado por el Gobierno Revolucionario en abril del año 2011, en manos del Comandante Eterno Hugo Chávez y ahora en las del presidente Nicolás Maduro y que tan solo en dos años ha entregado más de 500 mil soluciones habitacionales, esto sin incluir los créditos otorgados para las mejoras de viviendas.

La alegría inevitable de tener lo que era imposible, un sueño para nuestros hijos que a su vez son los hijos de la patria, agradecimiento en la mirada indescriptible de hombres y mujeres que desde ese instante de gloria pueden suponer un futuro mejor.

Cuántas noches sin dormir, cuánto miedo, cuánta inestabilidad en nuestros hijos, cuántos pensamientos vagos, cuánto trabajo para completar el alquiler y regalarlo a algunos, cuánta desesperación e incertidumbre esperando que la lluvia quiera arrastrar ese techo humilde, cuánto dolor y lágrimas que conocen solo las almohadas de quienes vivimos esa necesidad, cuántas familias disueltas por falta de un techo, cuántos viven arrimados, cuántas preguntas más se deben hacer para que se entienda el sufrimiento que vivieron a los que les toco la dicha y las políticas acertadas de este Gobierno Revolucionario y que viven los que aun esperan su momento de paz interior en una vivienda propia.

Por el amor al pueblo necesitado, sin distingo político, este proceso Socialista de inclusión ha venido superando la guerra psicológica y la económica, que el grupo de burgueses que dirigía la construcción en nuestro país han venido tejiendo, pero cada vez se demuestra la fuerza que generan nuestros hijos sobre el pueblo, que a su vez es transferido al Gobierno, en la confianza que brindamos al elegir candidatos del pueblo que viven y vivieron nuestros males, es una demostración irrevocable que gran parte de las alcaldías ganadas por los opositores, fueron municipios donde la mayoría no está padeciendo necesidades básicas, son burgueses de segunda que lo único que extrañan es como desangrar a un pueblo basados en un capitalismo salvaje, pero ya el pueblo los conoce y no les permitirá que causen ni un poco más de dolor a sus hijos.

Por amor a esos guerreros triunfadores, que ven en los ojos de Chávez el legado de la esperanza por un mejor vivir, por una mejor Venezuela, por estar todos unidos encaminados a encontrar la mayor suma de felicidad para nuestros frutos, por ese amor este Gobierno seguirá trabajando de la mano con el poder popular, atendiendo las necesidades, generando fortalezas y confianza, acabando con los Contrarrevolucionarios Enquistados cáncer de este proceso, causantes de los inconvenientes y retrasos, aliados de la oposición titirezca, ese amor será eterno, nuestras luchas son las luchas de Bolívar y Chávez, son herencia de Libertad y de Paz en un Grandioso Pueblo, beneficiado por el amor.
EN REVOLUCIÓN, CADA DÍA SE OYE MENOS LA LLUVIA

…CAER EN TECHOS DE CARTÓN.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1404 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: