Comuneros y Poder Popular en Caracas: ¿Bulla o Músculo?

or diferentes medios escritos tuve noticias de un encuentro nacional de comuneros y la información recogidas en las notas de prensa daban ganas de poner en el aire cohetes y cohetones. La Información dispuesta en los medios nos permitía –y quiero creerlo- de un poder comunal con músculos desarrollados en varias parte de su ser.

Debería ser así para estos tiempos porque la  revolución ha “parido” más o menos sietes leyes orgánicas y muchas de esas leyes vieron la luz en el 2010, pero algunos –sin lo orgánico- vienen de antes. Se tiene la ley orgánica de los Consejos Comunales que se reformó y se le dio el status de orgánica. A esta ley siguieron  la Ley Orgánicas de las Comunas, Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal, Ley Orgánica de Contraloría Social, Ley Orgánica del Poder Popular, Ley Orgánica de Planificación Popular y Pública, Ley Orgánica de Gestión Comunitaria y finalmente una ley orgánica y un reglamento, que aunque no pueden recibir ese calificativo de Leyes del Poder Popular, su contenido ha debido aportar a  esto que hemos llamados “Estado Comunal”, que es parte de unas de nuestras principales entelequias.

Son siete leyes (ORGÁNICAS) y dos ñapas. Mi preocupación o punto de análisis en esta oportunidad, va un poco con lo que debería ser, lo que es y la manera como los datos que nos ofrecen pude ser una manera de “encantarnos”. El dato de siete leyes con sus ñapas ya lo presentan como avance definitivo en la conformación del Estado Comunal. Leyes que –por ahora- son más para la arenga electoral que puntos clave en la definición de políticas públicas.  Los que suelen intencionalmente confundirnos con los números -y de esos hay muchos en ambos lados-, ya este hecho de siete leyes del llamado Poder Popular es como un indicador definitivo (encantador) que dice todo: El Poder Popular es real, existe y tiene poder. 

Preguntemos: ¿Cuánta transferencia se le ha realizado al Poder Popular de acuerdo con estas leyes? ¿Cómo se hecho efectivo la ley Orgánica de Gestión Comunitaria? ¿Por qué se piensa e insiste en transferir sólo recolección de basura? ¿Ese deseo no tiene su piquete clasista?

Si algún militante no llega a  sentirse satisfecho con la simple existencia de estas leyEs, le sacan una especie de tarjeta rojas para decirle por ejemplo: Tenemos más 300 mil Consejos comunales “organizados” y 2.000 comunas. ¿Cómo es que hay esa organización social y ESE PODER POPULAR y se tuvo que ir a una ofensiva urgente con la especulación porque estaba degollando al proyecto? ¿Estaría es Poder Popular en las Colas?

No desearía creerlo, pero en esta especie de deslumbramiento por un número y no por los resultados, uno puede encontrarte con  ministros que te restregaran en la cara muy fuerte; el dato sobre un montón de miles de millones entregados a los Consejos Comunales y todo esto, que es bueno, es posible que ofrezca una idea falsa de estos que hemos estado llamando Poder Popular.

Pudiera pensarse que exagero y tal vez  lo esté haciendo, pero todos estos datos que son muy buenos, no me indican o no establecen como resultados e impactos, una cosa que es sustantiva y que los datos no detallan. Esto no comunica necesariamente un estado de conciencia y politización.

Seguramente, muchos camaradas se llevaran la mano a la cabeza y dirán este si está loco de verdad, pero aun pensado en eso, llamo a la reflexión. El avance es evidente, pero es más bien una  “partidización” que un proceso de politización y de conciencia.

En el encuentro de comuneros que se realizo en Caracas entre el 16 y 17 de noviembre, se nos informó de “5.000 comuneros” involucrados en 500 comunas. Se nos dijo que se ofrecieron “250 toneladas de alimentos”  y  el dato así impresiona, pero cuando uno deja la lectura y se dispone a gozar de la información vienen las preguntas: ¿Cuántas de esas toneladas fueron alimentos importados y cuántos producidas por algunas de la organizaciones socioproductivas de las que mencionan de la Ley Orgánica del Sistema Económico Comunal.? ¿Cuánta fue producto de un operativo de MRCL? 

Se hablaba de ventas de ocumo  y vi una gráfica con una mesa repleta de panes. ¿Pan de harina de trigo o pan de harina de yuca y arroz? ¿Si es de harina de trigo –como parecía  ser- dónde está la diferencia y que hay con el modelo productivo endógeno?

Había dulcería y para los que venimos de pueblo, sabemos que la dulcería ha sido una tradición y una manera de vivir de muchas familias en los barrios. No es la dulcería una innovación en nuestras comunidades.

500 comunas y 5.000 comuneros parece un dato sólido, pero si lo observamos partidísticamente, porque no podemos poner a una lado la vinculación Consejos Comunales-Comunas-PSUV; cinco mil de siete millones de militantes,  es el 0,07 de la militancia del PSUV. O sea; en el PSUV no hay muchos comuneros.  Puede haber un dato que me diga que hay tal cantidad de comunas, pero pregunto: ¿Hay efectivamente parlamentos comunales debatiendo sus problemas comunitarios y locales? Existe el dato de los miles de millones que el CFG ha dado en aporte a los consejos comunales, pero cuántos de esos aportes sirvieron para construir EPS o reparar las escuelas y no la aceras. Cuántos de esos aportes que dio el CFG, tenían como sustento  el Plan Comunal y no el interés de los cuatro o cinco camaradas que llevan la carpeta de esos consejos comunales.

Así como se presenta la información y los datos estadísticos se aprecian bullas y pocos músculos del poder popular. Desearía estar muy equivocado. Sé que hay Consejos Comunales combativos, pero no son todos los que están y lo que son, no parecen muchos.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1584 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a177224.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO