La guerra del diputado 99

   La pasada primera discusión de la AN donde se aprobó de acuerdo a lo estipulado en nuestra Constitución, la Ley Habilitante que busca otorgar al Camarada Presidente Nicolás Maduro, de poderes especiales para seguir legislando en materia económica y contra corrupción, se fundamente en un discurso nacionalista, por ende reinvindicativo de la dignidad perdida en lo referente a su función contralora ejercida por Pueblo ante el desenvolvimiento de los altos funcionarios públicos. Ha despertado de cierta manera a un gigante adormecido. El Pueblo, cansado de mentiras día a día, ocupa nuevos espacios ante un aparato gubernamental burgués  más vigente que nunca, en el que los Burocratas; hacen por doquier confragaciones contra los intereses de quien los eligió.

            En éste sentido el Camarada Maduro, ha consolidado una estrategia política fundamentada en un conjunto de acciones para desmontar la guerra económica, planteada por factores de oposición con ayudas de factores foráneos.

            Al analizar el comportamiento del Cuerpo Legislador de la Asamblea Nacional, en relación a las consecuencias de la aprobación de la Ley Habilitante, notamos quizas una desvinculación del contexto y las consecuencias, que en el mediano plazo puedan causar la aplicación de éstas medidas tanto en el aparato productivo como en el nivel y la calidad de la población en general. Con ello, simplemente queremos hacer referencia a la ligeresa con que se asumen posturas preelectorales desvinculadas con el deber ser del cumplir lo legalmente establecido.

            Con éstos poderes especiales vía habilitante, se asumen competencias en el Ejecutivo que están asignadas al Legislativo, y es precisamente función expresa de éste último, cuestionar los posibles excesos en caso presumible de ocurrencia. Para arreciar “LA LUCHA CONTRA LA CORRUPCIÓN”, preciso es cumplir con lo establecido en la ley especial que rige la materia, ¿Pero como hacerlo si precisamente es posible qué muchos altos funcionarios, estén directa o indirectamente involucrado en tales asuntos que empañan la administración del Ejecutivo?

            Asumir el Gobierno de Calle o de Alpargatas como mejor considero debe denominarse, en todos y cada uno de los entes de la máxima burocracia de la mano  del ciudadano de a pie, es la mejor manera de revertir la contracultura revolucionaria que subyace actualmente dentro del Aparato Central del Estado y ante la cual el Pueblo luce indefenso; precisamente los vicios que muchos Burocratas se han maximizado por la falta de contraloría social y la rendición clara de cuentas en sus funciones.

            Desde las bases, el Poder Popular cada día alcanza mayores niveles de conciencia en la lucha por la defensa de sus intereses; tanto en forma individual como colectiva. Pero con muchas debilidades por la falta de capacitación que recae sobre las espaldas de instituciones como FUNDACOMUNAL, que no termina de adaptar su estructura ni procedimientos a las necesidades feacientes de la nueva agenda social. En éste sentido la recomendación al Camarada Maduro, para que una vez cuando le sean otorgados los poderes especiales, afiance la lucha contra la corrupción; encontramos las siguientes:

  • Baje el  sueldo a los funcionarios con altos cargos directivos, y que antes de la finalización del ejercicio fiscal, los mismos rindan las cuentas correspondientes ante el Poder Popular en asambleas públicas de ciudadanos.
  • Qué se reanuden las investigaciones contra los gobernadores que recientemente entregaron cargos, y se investigue las cuentas y bienes de los Diputados que aprobaron la memoria y cuenta a puerta cerrada de espalda al pueblo.
  • Proponer una ley Especial de Ministros, en la cual, el eje central sea la desingación democrática  por voto indidual y secreto para el nombramiento a tales cargos. A fin de eliminar el Cogoyo Partidísta.
  • Impulse la figura del SUCRE, como moneda de intercambio interno que progresivamente nivele al Bolívar, a fin que vaya expándiendose como elemento de la cultura monetaria de nuestro país.
  • Desmonte la lógica del Capital a través de la desligitimación de toda sus estructuras en el Sistema Bolivariano de Comunicación e Información y el sistema educativo, iniciando por impulsar la Patente Social de la Industria Farmacéutica en el  país y apostando a consolidar la industria del Software y Hardware Libre.

 

        Las declaraciones del Camarada Maduro, acerca del papel que debe jugar el pueblo organizado en su lucha contra la Corrupción, como problema cultural que ha debilitado la esencia filosófica del Socialismo del Siglo XXI, como sistema socipolítico y económico basado en la igualdad, solidaridad; como valores centrales entre otros.

          Con ello preciso plantear el fortalacimiento de las Salas de Batallas y Consejos de Trabajadores, como espacios de vinculación con las instituciones del aparato burgués, a fin de facilitar la transcisión al modelo de producción socialista, en la cual, la primera ejerce el control social de la producción, de planificado por el segundo en las Empresas de Producción. Con miras a garantizar el empoderamiento de medios y factores de producción en la nueva sociedad fundamentada en la Comuna como centro neurálgico de decisiones complementariamente vinculantes con el marco legal vigente.

            Precisamente el Diputado 99, no debe aceptar las imposiciones de las Cúpulas del PARTIDO REVOLUCIONARIO”, ya que detrás de ella, se esconden impunemente intereses personales de entes inescrupulosos que violentan la dignidad de un pueblo que despetó gracias a la obra de Chávez. No puede limitarse las comeptencias del Diputado 99 a una situación coyuntural de carácter electorero y por demás demagógico. Todo lo contrario debe ampliar a otros ámbitos de la vida social sus competenecias y uno de ellos es la inherente al modelo económico de producción capitalista actualmente vigente en nuestra sociedad.

            Otra interpretación que se le puede dar y que lamentablemente es negativa, es la peculiar clasificación que se le ha dado a los empleados de la administración pública de nivel directivo, mal denominados cargo 99 (o de libre nombramiento y remoción). Ante ello, en la picarezca interpretación del Pueblo; vale la pena preguntarnos

  • ¿Qué piensa el colectivo ante tal denominación del Diputado 99 al Poder Popular?.
  • ¿Cúal fue verdaderamente la connotación del Camarada Maduro al denominar al Pueblo como Diputado 99 en la lucha contra la Corrupción?

            Independientemente de la denominación que se le haya querido dar, el carácter significativo en el que radica la importancia del Poder Popular en la lucha contra la Corrupción, tiene un rol vital para la consolidación del Socialismo Bolivariano del Siglo del Siglo XXI y de la Revolución Chavista y ante ello, el pleno ejercicio de la corresponsabilidad en los asuntos políticos es una tarea táctica central de la estrategia política a priori en la siembra de una verdadera conciencia revolucionaria.¡CHÁVEZ VIVE, LA LUCHA SIGUE!

german.subero@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2437 veces.



German Subero

Analista de Sistemas. Vocero de Formación y Propaganda de la Sala de Batalla "Vencedores de Santa Inés" Productor Radial.

 german.subero@gmail.com

Visite el perfil de Germán Jesús Subero Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a177008.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO