Desde otra óptica

Las comedias de la oposición

En primera instancia para hablar de comedia nos basaremos en su definición, “Del latín comedia, una comedia es una obra que presenta una mayoría de escenas y situaciones humorísticas o festivas. Las comedias buscan entretener al público y generar risas, con finales que suelen ser felices”, (…) “el eje central de la historia gira en torno a los defectos o vicios que tiene el personaje protagonista que ejerce como una representación de la sociedad en general (…) según la página web http://definicion.de/comedia/#ixzz2fj07Ycnx., existen otras definiciones que ilustran la definición de la comedia.

Hemos querido introducir la definición de la palabra comedia y todo lo que ella involucra de ese gran arte histriónico, que compromete tanto al público como a sus actores por la enseñanza que deja y el placer de reír por varias horas, secretando la serotonina, adrenalina y la endorfina que estas hormonas involucran con el goce de la risa que esta produce.

Pero qué pasa, cuando estas comedias, son descontextualizadas e ironizadas con hechos que ridiculizan, mofan, desmoralizar y tergiversan basándose en el gobierno revolucionario y sus representantes, y para usted de contar en estos catorce años, y lo más triste de esta historia que son protagonizadas por actores, actrices, cómicos, periodistas y/u otros, pertenecientes a la oposición irracional que han encontrado esta otra forma de oponerse al gobierno.

Andan por toda Venezuela presentando sus obras, con una cuantiosa publicidad por todos los medios de comunicación y en ocasiones tienen el tupe de presentarse en hoteles que pertenecen al gobierno; ellos tienen una tarea fundamental a través de su arte, descalificar el gobierno revolucionario, y lo hacen muy bien, con actores de larga trayectoria que los hemos visto en otras tramas y jóvenes artistas que se acoplan a su causa.

Ellos, los artistas opositores, tienen que alimentar la disociación sicótica que sufre su hermandad maligna (opositores), y que también lo padecen, pero se recrean bufoneando su rabia con la risa del público.

No se está en contra de la comedia, jamás, se está en contra de cómo se utilizan estas obras para tergiversa y burlar el papel de la revolucionario, sin ningún recato de lo que significa y representa la revolución en Venezuela para su pueblo.

Porque hay que decirlo, para el venezolano común la revolución le cambió la vida, en todos los sentidos, en la salud, en la educación, en la vivienda, en la alimentación, en la pensión para nuestro abuelitos, en la tecnología, en la calidad de vida, entre otros beneficios que nos ha dado este gobierno socialista que nos dejó Chávez y que lo sigue el presidente Nicolás Maduro; tenemos que defenderlo acosta de lo que sea, si la oposición utiliza sus armas, como lo viene haciendo ferozmente contra este gobierno. Debemos salirle al paso de estos abusos contra el gobierno.

A los autores de estas obras de comedia se les recomienda que deben de ponerse más creativos, con otras ideas donde asistan todas las tendencias en sus presentaciones, y que no se refleje el sectarismo en el arte, pues, el arte está involucrado con la cultura y ella no tiene dueño, ni la risa tampoco.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1387 veces.



Nivia Montero


Visite el perfil de Nivia Montero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: