Astrolabio

¿Las aristas de la guerra economica?

Tácticamente la guerra económica es una sub guerra dentro de un plan general de guerra de cuarta generación, cuyo objetivo es el colapso de la sociedad, dominando su voluntad hasta obligarla a rendirse por lo que cada día se va ampliando el campo de batalla, aprovechando el régimen de libertades democráticas del gobierno..

El principal aliado que se utiliza para librar una guerra de cuarta generación son los medios de comunicación, por la influencia que tienen en la opinión pública.

Para derrotar la Guerra económica es necesario ubicar y aislar a los actores políticos que la promueven, financian, y aúpan, y tener presente que ésta es la derivada de una organización de agresión mucho más compleja.

Es evidente que la verdadera conflagración de cuarta generación es apoyada y fomentada por los EEUU, las cúpulas de las organizaciones empresariales como Fedecamaras,Consocomercio, Fedegro, la banca privada y los medios de comunicación participan como enemigos internos.

Más allá del daño económico que busca acabar definitivamente con la revolución, la guerra económica está dirigida a la psique de la gente, a lograr un colapso cultural por la imposición de valores fuera de su alcance, con el objetivo de propiciar la desintegración social del país, a través de una confrontación de grandes magnitudes.

El tema de la guerra económica está tratando de abrirse un espacio propio en la conciencia de nuestro pueblo, logrando despertar una voracidad consumista sin precedente en la historia del país, y creando un gran desequilibrio psicosocial en muchos ciudadanos que se les ha despertado una especie de fiebre del oro, ante el exceso del circulante que en nuestra economía.

El gobierno bolivariano está llamando al pueblo a luchar juntos, sin embargo un llamado de este tipo debe ir acompañado de medidas contra los aliados internos y la burocracia estadal desideologizada que apoya la guerra económica.

La desideologización de esa burocracia debe combatirse fortaleciendo las direcciones políticas de nuestra organización, y convirtiendo al partido en un instrumento capaz de luchar internamente contra las corrientes parasitarias dentro de la revolución.

Para concretar el acompañamiento del pueblo consciente y derrotar esta cruzada criminal es indispensable que el gobierno se deje de pendejadas, y tome medidas severas que empiezan por cerrarle la participación a los sectores internos que favorecen y apoyan con su conducta, su silencio y su vergonzosa complicidad a quienes fomentan la guerra económica.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1674 veces.



Luis Figuera


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: