Memoria frágil

Siempre se ha dicho que nuestra memoria es frágil y que echamos al olvido rápidamente cosas que han sucedido en nuestro pasado, esto es perfectamente aplicable al contexto político de esta “corta” historia de 14 años de Venezuela.

Buena parte de la gente ha “olvidado” que los niveles de corrupción que sucedieron en Venezuela, comenzando con Carlos Andrés Pérez (CAP), pasando por todos los gobiernos de la cuarta que le sucedieron: Luis Herrera Campins, Jaime Lusinchi, CAP II, hasta Rafael Caldera II fueron fuentes de corrupción.

Algunos pretende que olvidemos también que los gobiernos de Rómulo Betancourt (“padre de la democracia”) y de Raúl Leoni, fueron gobiernos que se caracterizaron por reprimir al pueblo, asesinar, torturar y desaparecer a miles de venezolanos que por militar en la izquierda fijaron posición política contraria (opositora) a los regímenes que estos adecos representaban.

Alguna gente, especialmente de los sectores humildes, ha olvidado que los politiqueros de la cuarta república nunca se han interesado por atender y resolver las verdaderas necesidades del pueblo que durante décadas esas políticos, que hoy aparecen disfrazados, mantuvieron excluido al pueblo, hasta que apareció Chávez empeñado en incluir a las grandes mayorías y en redistribuir la renta petrolera de manera más justa y equitativa como fuera posible.

La revolución tiene mucho por hacer todavía y la deuda por saldar con los excluidos de este país apenas el gobierno de Chávez comenzó a saldarla hace poco, 14 años no son nada, pero no crean quienes duraron años engañando al pueblo y ganando sus votos con promesas falsas o con unas latas de zinc y cemento, que lograran que ese pueblo crea en sus cuentos y promesas de enamorado delirante que ofrece lo que sea sin que sus ofrecimientos se sustenten en la realidad.

Venezuela desde principios del siglo XX comenzó a explotar la inmensa riqueza petrolera, apenas en la década de los 50, con la férrea dictadura perejimenísta, parte de esta renta se volcó a la infraestructura del país, después hasta la llegada de Chávez Frías a la Presidencia los gobernantes solo se ocuparon de expoliar los recursos del Estado y de garantizar la contención de los que se oponían a sus gobiernos. Sólo migajas recibió el pueblo.

Nunca en Venezuela se atentó tanto contra las libertades ciudadanas como en la cuarta república, incluyendo las dos dictaduras que supieron comprar tantos adeptos en su momento. Nunca en Venezuela se han respetado tanto las libertades ciudadanas como se ha hecho desde el año 1999 hasta nuestros días.

La democracia que saboreamos desde el año 1.999, que se fundamenta en una de las constituciones más avanzadas del planeta, tiene un sabor amargo para el Capital y para quienes lo representan, por ello vemos a estos “demócratas” encabezar golpes de estado, promover caos y desorden e intentar vanamente la rebelión popular del pueblo contra el único gobierno de toda la historia republicana que lo más importante que ha hecho es defender y reivindicar al pueblo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1235 veces.



Carlos Luna Arvelo


Visite el perfil de Carlos Luna Arvelo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: