El Presidente del PSUV

En un País, que va hacia el cambio de paradigmas, guiado por la concepción heredada del Líder hacia el nuevo socialismo y donde exponemos y practicamos el pluralismo, la inclusión, la participación, el protagonismo, parece contradictorio que el poder político y el poder del Estado se coloquen en manos de la misma persona. Decía Diosdado, Maduro debe ser el Presidente del Psuv, antes que beneficiosa esa opinión, es muestra tal vez de debilidad en la organización que debe estar políticamente por encima de uno de sus militantes aunque sea el mismo Presidente del País. En Vida de nuestro líder, en más de una ocasión expuse razones para que el Líder Presidente abandonara el cargo de presidente del Psuv , por razones que analice en su momento.

Aún cuando se creía necesaria la presencia y la guía de quién era y es el creador de este movimiento hacia una nueva manera de ser, actuar y vivir “” El Socialismo”

Ahora, cuando el País se ha enfrentado en varias elecciones 15 o más y cuando se ha madurado en el criterio político, pareciera menos conveniente concentrar el poder en un solo hombre, es necesario desligar las funciones de Estado y de Gobierno de las funciones políticas del partido, del proselitismo y la organización política.

Es evidente que el partido de Gobierno debe ser el principal y mayor apoyo a las políticas emanadas del Poder Ejecutivo, y a la vez se debe alimentar el Gobierno de políticas diseñadas desde la discusión con el poder popular, pero el partido debe ser a la vez garantía de participación popular de quienes a través de su organización y dirección sigan las instrucciones, ejecuten las tareas hacia una política integral y generen políticas para ser presentadas a las altas autoridades del País.

El presidente del País es presidente de todos los venezolanos y el Presidente del partido es el presidente de una organización política donde milita el Presidente, no se podría ejercer la función de control al militante si él es el mismo quien paga y se da los vueltos. Es necesario separar estas responsabilidades para el bien de ambos funciones. El Presidente como un militante más debe rendir cuentas al Partido al igual que todos los funcionarios de gobierno en ejercicio político, los cargos que ejercen todos quienes han sido electos desde el Partido, pertenecen a la organización que los apoya, sus cargos son cargos del partido y al él deben rendir cuentas de sus acciones desde los mismos y siendo juez y parte no habría la claridad para ejercer su contraloría, base del poder popular.

El Presidente debe ser el primer militante y ejemplo de proceder en función de gobierno. Las responsabilidades de la organización, campañas electorales, proselitismo, captación y otras tareas políticas deben estar en manos de militantes que por méritos, conocimiento, entrega y formación política, sean capaces de enrumbar el partido hacia estadios de superación en todas las instancias del poder, dedicándose a dedicación exclusiva al partido como gran proveedor de las políticas a ejecutar.

.El partido es instrumento a través del cual se logra el poder. Ejercerlo a través de la presidencia el compromiso con el País de llevar adelante y para beneficio de la mayoría los programas desarrollados desde la discusión n el seno del partido.

La militancia al igual que elige un buró político municipal, estadal o nacional puede y debe elegir quien guie sus destinos como organización política al cual se debe dedicar las 24 horas del día y si es posible recibiendo sus dirigentes remuneración de acuerdo a sus funciones y tareas.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1405 veces.



Antonio Daza


Visite el perfil de Antonio Daza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Daza

Antonio Daza

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a173659.htmlCd0NV CAC = Y co = US