Un poco ridículo el asunto, pero, ¿qué más?, por ahora

Recién leí un artículo de noticia en Aporrea donde dice lo siguiente: Colombia exportará a Venezuela 600 millones de dólares en productos agropecuarios en los próximos meses, lo que ayudará a reducir el desabastecimiento de alimentos y contribuirá a impulsar el débil sector agrícola y ganadero local En una primera fase, Venezuela va a comprar a Colombia 40.000 toneladas de leche en polvo y UHT, 60.000 cabezas de ganado en pie, 42.000 toneladas de carne, 6.000 toneladas de mantequilla y margarina, 20.000 toneladas de aceite de palma, 32.000 cajas de huevos fértiles, y casi 1,7 millones de pollitos de un día Estamos hablando de unos 600 millones de dólares, lo que implica un aumento del 20 por ciento de las exportaciones hacia Venezuela.  Ver: http://aporrea.org/internacionales/n236162.html

Aquí no quiero criticar a nadie, solamente quiero hacer una observación sobre la absurdidad de este hecho, no en el sentido negativo, sino en el sentido cómico, ya que no parece haber tantas opciones, por ahora, para combatir la especulación y el saboteo económico que nos azota.

Primeramente, creo que todos sabemos que cuando el gobierno compra rubros directamente de algún productor, en grandes cantidades, para vender en el Mercal, Pdval, Bicentenario, etc., los paga a un cierto precio, y los vende a un cierto precio bastante por debajo del precio al cual se consiguen en los mercados de los especuladores de siempre, es decir, a un precio subsidiado muy por debajo del precio normal. Pero también, aquí donde vivo, en la frontera con Colombia, todos sabemos que grandes cantidades de los productos Mercal, Pdval, mi Casa Bien Equipada, etc., se trafican en contrabando hacia Colombia.

Por ejemplo, digamos que el gobierno venezolano compra un producto importado en grandes cantidades directamente de un productor colombiano, y lo paga a 10 Bs., y digamos que el gobierno  lo revende a 12 Bs. (subsidiado) en sus negocios, y digamos que ese mismo producto pudiese costar 30 Bs. en cualquier otro negocio que no sea Mercal, Pdval, etc., y que en Colombia, posiblemente cueste el equivalente a 50 Bs. a causa del cambio monetario, ¿Qué hacen entonces los miles de especuladores y contrabandistas VENEZOLANOS? Mandan a sus familiares a hacer cola para comprar el producto a 12 Bs. en el Mercal, y después lo revenden a 30 Bs en sus bodegas, o se lo llevan a Colombia, y lo revenden a las bodegas en Colombia a 40 Bs., y la bodega colombiana lo revende al consumidor colombiano al  equivalente de 50 Bs., ¿verdad?

Ahora, creo que todos sabemos que una de las razones del desabastecimiento, o la escasez, aparte de la especulación y el acaparamiento de siempre, es el contrabando. Muchos productos cuestan substancialmente menos en Venezuela que en Colombia, entonces, naturalmente, se exportan en contrabando hacia Colombia.

Ahora, yo estoy completamente de acuerdo con que el gobierno venezolano importe rubros alimenticios y los venda a buenos precios, eso es parte de nuestra misión socialista humanitaria, pero, como siempre, existe un montón de venezolanos y venezolanas vivos, para no decir, desalmados, malandros, y corruptos, que se aprovechan, contribuyendo al saboteo económico del país y quitándoles la comida de la boca a los más necesitados.

De todas maneras, lo absurdo es que de los 600 millones de dólares que el gobierno se va a gastar en importar comida y venderla a precios subsidiados, los contrabandistas y especuladores van a generar por lo menos 1200 millones de dólares en ganancias PARA ELLOS, a espalda de los más necesitados, y, buena cantidad de los productos importados de Colombia se encontraran otra vez del lado colombiano. De esta misma manera se encuentran en Colombia los productos que el gobierno de Venezuela importa de Nicaragua o Argentina. Las mafias venezolanas están gozando un puyero.

Un poco ridículo el asunto, pero, ¿qué más?, por ahora.

oscarheck111@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1879 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a173467.htmlCd0NV CAC = Y co = US