La diarrea verbal de Miguel Jaimes y la estrategia para sacar del juego político a Eduardo Samán

Es extremadamente extraño que personas que se dicen saber y conocer de las cosas políticas, y se las pasen haciendo alarde de sus vastos conocimientos en la materia, al igual que esgrimen  una muy nutrida y furibunda intelectualidad, para con ello, poder aglutinar en su haberes, todo un conglomerado de sofisticadas expresiones y rebuscadas conjeturas, así, con esa facilidad conseguir indulgencia con escapulario ajeno. Camarada Miguel Jaime; ciertamente, nuestro conocimiento el uno del otro, solo se remonta al simplísimo hecho de pertenecer ambos dos, juntos e inclusive,  al selecto grupo de los privilegiados escribidores de nuestra trinchera de lucha en la batalla de las ideas, como lo es aporrea.org, pero más allá o más acá de cualquier caprichito de “El Negro Chua” en pretender atacarlo por atacarlo, me voy a permitir remitirle algunos link de algunos escritos, para que más o menos nos orientemos, en cuanto a lo que se refiere de los ataques gratuitos a los muertos que cuidan nuestro pasos por este mundo, y no me queda de otra camarada, pero usted se metió con quien no debía…¡Ah! Bueno, a menos que usted forme parte del grupo político que pretenden, estigmatizar y destruir políticamente al camarada, hermano, panita y más que amigo EDUARDO SAMÁN. Aun no termino, pero para no perder el hilo del asunto les refiero los links: son más, pero solo estos tres de referencia para que nos entendamos.

http://www.aporrea.org/actualidad/a169238.html, http://www.aporrea.org/actualidad/a142241.html, http://www.aporrea.org/actualidad/a142688.html

 

Ahora bien, camarada Miguel Jaime, usted en su escrito publicado el día Sábado 07/09/ del año en curso, titulado “La incontinencia de Eduardo Samán” se refiere al camarada, hermano, panita y mas que amigo EDUARDO SAMÁN, de una manera, que se pudiera calificar o catalogar de prepotente y majadero, y digo esto camarada Miguel, porque usted como que no maneja la información de la noticia que es publica y bastante  más que notoria, en cuanto al hecho de las facultades que le quitaron a el  hermano Samán, pero solo para que se refresque la memoria, también le voy a referir el link de esa información, para que nos sigamos entendiendo, y no valla pensar que mi posición ante su artículo o escrito es un capricho de “El negro Chua”, no, nada que ver Miguel…

http://www.correodelorinoco.gob.ve/inicio/saman-no-podra-designar-ni-remover-directores-indepabis/

 

No obstante y en virtud de dejar por sentado, que mi posición ante su aptitud, en contra de EDUARDO SAMÁN, no responde a ninguna estrategia comunicacional inventada o creada por “El Equipo” de Samán, nada de eso Jaime, porque, considero, que Samán tienen muchos más y mejores argumentos para responderte,  y dejarte desnudo como el cuento de aquel rey ¿Te acuerdas de él? pero en fin camarada Miguel, el hecho cierto, es que estoy respondiendo a tu escrito, por la enorme arrechera que me da, que te preste y preste tu intelectualidad, para defenestrar a una persona, que solo ha sabido ser un soldado mas de este Proceso Político de Cambios Profundos, y que a pesar de las múltiples zancadilla, emboscadas y miles de patrañas para aniquilarlo moralmente, se ha mantenido fiel al a los dictámenes de nuestro “Eterno Amado Gigante” HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS. No voy a catalogar y mucho menos atacarte de la forma como normalmente hago con mis adversarios, porque debo brindarte el beneficio de la duda, y solo te hago un llamado para que reflexiones y rectifiques, puesto que, si bien es cierto que las cosas que dices en tu escrito, pareciera que fuese un realidad, no es menos cierto, que esa realidad que tu pretende hacer ver, en cuanto a la ineficiencia, ineficacia e inoperancia del camarada, hermano, panita y mas que amigo EDUARDO SAMÁN,  no es más que un triste papel del cancerbero del infierno, ya que para nadie es un secreto, que por encima del cargo de presidente del INDEPABIS, opera un inmenso mundo de incapacidad sostenida y mantenida, solo que a lo mejor, te conviene mucho el tapar ese asunto, porque de ahí proviene ¿tu estabilidad social y económica? ¡Coño! Disculpa  ¿Te das cuenta lo que ocasionas Miguelito?

 

Asumo toda la responsabilidad de mis actos, de las cosas que hago y digo y también de las que dejo de hacer. Vuelvo y te repito, no tengo nada que perder, pero cuando alguien sin ningún sentido  y sin razón ataca a uno de los míos, me amotino y que salga lo que sea.

 

 

JESÚS CHUA ESPINOZA



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3938 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: