Zamora fue y será ejemplo…

Uno de los combatientes más acertados de las luchas revolucionarias en la historia de Venezuela y que aún sigue vigente en este proceso revolucionario y socialista que en nuestro país se viene ejecutando en manos del presidente Nicolás Maduro como legado del Comandante Eterno Hugo Rafael Chávez desde hace más de 14 años, fue El General del Pueblo Ezequiel Zamora, quien en uno de sus escritos llamó a los campesinos y a los patriotas a tener claro el porqué de las luchas.

“Luchamos para proporcionar una situación feliz a los pobres, los pobres nada tienen que temer no tienen nada que perder, que tiemblen los oligarcas, no habrá ni ricos ni pobres, la tierra es libre, es de todos.”

En esos días, mediados del siglo XIX, los derechos del pueblo estaban cercenados, el hambre, la miseria y las enfermedades endémicas reinaban por todo el territorio nacional, bajo la mirada permisiva de políticos y gobernantes corruptos. Los latifundistas quienes dominaban el ámbito político, social y económico, explotaban a los pobres y se hacían llamar dueños de las tierras y como resultado de eso se apoderaban de los beneficios que la producción de estás, (en la canción “Plantación Adentro” Rubén Blades nos da un ejemplo de lo que sucedía en aquellos tiempos de esclavitud en América Latina). El General del Pueblo despertó a un grupo de campesinos necesitado de una mejor vida, estos se hicieron del llamado, dándose cuenta de lo poco que arriesgarían, pero lo mucho que obtendrían acabando con esta barbarie latifundista, la fuerza de esta convocatoria fue bastión en los logros de la TIERRA LIBRE, y el comienzo de la batalla por la igualdad como sueño entre los venezolanos, que era necesario luchar por una felicidad plena, llevándole beneficios a los que trabajaran las tierras sin exclusión y sin diferencias.

Es ahora cuando más necesitamos ser parte de la solución de los problemas, vamos a estudiar los pensamientos progresistas de Ezequiel Zamora, hacerlos parte de nuestra vida cotidiana, en nuestro hogar, en la comunidad, en el país y en el mundo, despertemos y luchemos por acabar con los imperios, con los que se quieren adueñar del mundo, de la economía, de la energía, de los que nos catalogan de diferentes, que nos denigran, dejemos de ser permisivos apoyando a estos, que solo te quiere para que seas su esclavo.

Ya es hora que acaben con los rumores de pasillos, de ser más honestos, es necesario finalizar con los falsos mitos creados por quienes desean acabar con esta Revolución, es obligatorio que se vean al espejo y se percaten como están siendo usados, como los están tomando por tontos útiles, ya deben romper la relación con los que instan a criticar todo lo que el gobierno ejecuta para el bienestar del pueblo, aquellos que reprochan lo caro de las cosas, pero que se prestan para el fraude cambiario con los cupos viajeros, para luego venderlos en el mercado negro, que rumorean la escases de alimentos pero son cómplices al compran por bultos los alimentos, eliminando la oportunidad a otras familias venezolanas de adquirir dichos rubros, los que dicen que el sueldo no alcanza para comprar la cesta básica, pero compran zapatos caros, teléfonos y carros del año, computadoras, licor, se la pasan en la playa y en rumbas, aquellos que usando el sadismo celebran las muertes violentas, pero no comentan los planes de seguridad que se están implementando, los que llaman improductivo a nuestro país, pero andan viendo como hacen para cobrar sin trabajar o como consiguen un reposo.

Esta es la hora de los grandes, de los que decimos que nuestra Venezuela es única, que lucharemos como nuestros próceres lo hicieron por nosotros, es hora de trabajar y de soltarse las cuerdas de marionetas, pueblo, patria es la hora de la verdad, de acentuar la lucha por el buen vivir y el futuro de nuestros hijos y nietos, seamos parte de la historia rememos hacia un mismo lado para hacer de nuestro país más glorioso, es momento de cortar las cadenas de la tiranía imperialista, de pensar más en país y no en individualidades, de que se quiten la máscara gringa y seas venezolana y venezolano de corazón, de darle continuidad a un sueño de todos y para todos, de acabar con la corrupción, con las debilidades que aun están allí, pero juntos, unidos, como hermanos lograremos continuar hacia el triunfo del pueblo en Socialismo y Revolución.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2099 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: