La nueva PDVSA se respeta

Una vez más,  los medios de comunicación privados y los dirigentes apátridas de la mal llamada Mesa de la Unida se empeñan en estigmatizar a nuestra Nueva PDVSA.

En ese sentido,  Javier Larrañaga, miembro del Comité de Manufactura del Centro de Orientación de Energía (Coener) quien dice haber  investigado la explosión y el incendio ocurridos en la refinería de Amuay el 25 de agosto de 2012, hecho del cual el próximo domingo se cumplirá un año, afirma, en correspondencia con ciertos intereses políticos muy particulares que “en la actualidad, la accidentalidad en Petróleos de Venezuela (PDVSA) es 10 veces superior a las mejores prácticas internacionales en cuanto a número de siniestros producidos por millón de horas hombre”. (El Mundo, Caracas, 23 de agosto, pp 12-13). Además, señala el informe de dicha investigación, presentado ayer por COENER a través Larrañaga que "los indicadores de siniestralidad de PDVSA en los últimos años muestran una tendencia creciente, con cifras significativamente altas y muy superiores a los promedios internacionales". (Ídem)

La conclusión a la que llega la investigación del Comité de Manufactura del Centro de Orientación de Energía (COENER) es estimar en alrededor de 1.835 millones de dólares el costo total de los daños ocasionados por la explosión e incendio en la refinería de Amuay. Esa cantidad la separa del siguiente modo: activos de PDVSA ($173,8 millones), pérdidas de inventario de la refinería ($170,9 millones), daños a terceros ($234,7 millones), indemnización a las víctimas ($35,2 millones), daños ambientales ($10 millones) y control y extinción del incendio ($10,3 millones). Asegura también que la explosión "en el área de almacenamiento del Bloque 23 de la refinería de Amuay fue causada por la ignición de una nube de gas creada por un escape incontrolado de olefinas (componentes inflamables producidos en el proceso de refinación)…". Finalmente, COENER en una actitud prepotente y en aras de politizar la situación de estos eventos le exige a Petróleos de Venezuela y la Fiscalía General de la República que publiquen "los resultados" de sus investigaciones. Recomienda la realización de "auditorías técnicas y de evaluación de riesgos en todas las instalaciones de PDVSA.

En este mismo orden de ideas, cabe destacar que los medios igualmente señalan que un informe redactado por una Comisión de diputados de la Asamblea Nacional (AN) pertenecientes a la Mesa de la Unidad y especialistas en el tema petrolero tras la tragedia de Amuay indica que los daños causados ascenderían a 1.831 millones de dólares. (http://www.eluniversal.com/economia/130822/danos-por-tragedia-de-amuay-ascenderian-a-1831-millones-de-dolares). Al respecto, resulta extraño que este informe de más de 300 páginas con carácter técnico elaborado por profesionales del Comité de Manufactura del Centro de Orientación en Energía (COENER) y por la comisión “La Verdad sobre Amuay” en la que se encuentran  los diputados María Corina Machado, Willian Dávila, Ángel Medina, Leomagno Flores, José Manuel González,  Juan Pablo García, Américo De Gracia, Eliecer Sirit y Gregorio Graterol  difieran en sus cifras, puesto que para el Centro de Orientación en Energía (COENER), como ya hemos señalado anteriormente, el costo de lo sucedido en Amuay es de 1.835 millones de dólares, en tanto que el Informe de los diputados habla de 1.831 millones de dólares. ¿Por qué esta diferencia? si, en ambos opera el supuesto tecnicismo del Centro de Orientación en Energía (COENER) ¿inconsistencia metodológica? o ¿especulaciones de diputados lacayos? Saque usted amigo lector sus propias conclusiones.

Del mismo modo, resulta muy extraño que todos estos medios privados que, día a día,  abren sus principales espacios a los voceros de la oposición  —más aún si los ataques van en contra de la nueva PDVSA — nada hayan señalado con respecto a un incendio en una  refinería en Estados Unidos ( http://www.petrolnews.net/noticia.php?ID=a4ec1e2fe92f0b4a788ad48326a8526c&r=21382 ) sucedido el lunes 20 de agosto de este 2013, exactamente el mismo día que se produce el último evento en Amuay.

Por otra parte, debe denunciarse que en la Vieja PDVSA, su gerencia tenía prohibido  publicar los incidentes y eventos de toda naturaleza que ocurren con frecuencia en la industria petrolera de cualquier país, estos hechos se asumían casi como secreto de Estado y todo ello para alimentar el mito de la meritocracia y para presentarla  ante la opinión pública como una Corporación del Primer Mundo. Tampoco existían acciones de sabotajes porque su gerencia estaba congraciada con el imperio. De hecho, su gerencia era expresión de la más rancia cultura petrolera gringa. Sin embargo, es inmensa la lista de accidentes bajo aquella gerencia que se mimetizaba como del Primer Mundo. Igualmente, aquella meritocracia hablaba de estándar en sus Planes de negocios y de crecimiento sin igual en sus variables operacionales, mientras los indicadores socioeconómicos del país se venían abajo, basta con revisar las estadísticas sociales de los años 90 del pasado siglo, para encontrarnos con niveles de pobreza superior al 70 % en 1996 y con una caída del salario real sin parangón en esa misma época. Amen de una buhonerización de la sociedad, dado que la flexibilización laboral en correspondencia con la globalización neoliberal desmontó la seguridad social y el empleo formal. Realmente, la población estaba desnutrida y desguarnecida de programas sociales, registrando una desigualdad de las más grandes en Latinoamérica y, por si fuera poco, la “brillante” gerencia de esa vieja PDVSA en provecho de los grandes intereses transnacionales y del Estado corporativista privilegió con la Apertura petrolera la política de expansión volumétrica para que el precio de nuestra mayor riqueza cayera, en promedio, para el año 1998, en 10.5 dólares por barril para la cesta venezolana, la cual en diciembre de ese mismo año obtuvo un precio puntual de 8 dólares por barril. No conforme con esto realizaban descuento sobre dos y tres dólares para el petróleo que enviaban a Estados Unidos a cambio se ocultaban no solo los accidentes que sufría la empresa sino la tragedia misma del pueblo venezolano, como el decaimiento de su calidad de vida.

Afortunadamente, llegó el Comandante Chávez y hoy Venezuela es el país de la región  con el nivel más bajo  de desigualdad (medida según el Coeficiente de Gini), al reducir la desigualdad, según las ultimas estadísticas del INE, en más de un 56%  y la pobreza en más de un 45%. En efecto, la pobreza ha pasado del 70.8 que exhibía en 1996 a un poco más del 20 % en el 2012 y la pobreza extrema  se redujo del 40%  en 1996 a un escaso 7 % para este momento, en realidad tenemos hoy un poco más de 2 millones de habitantes en pobreza extrema.

Asimismo, es sorprendente que estos medios que hemos citados, muy poco  - por no decir nada-, señalan en torno a la eficiente capacidad de respuesta con que se activan y actúan los mecanismos de contingencias de la nueva PDVSA. No es casual que en estos últimos eventos no se haya registrado ni un solo lesionado. Tampoco publican siquiera una nota en torno al apoyo popular que las comunidades le dan a PDVSA y como las mismas, en una muestra de patriotismo, actuaron en sinergia con los trabajadores de PDVSA para impedir que una Comisión de diputados de la Asamblea Nacional, auto denominada “Comisión por la verdad”, encabezada por María Corina Machado entrará el pasado miércoles 21 de agosto a las instalaciones del Complejo Refinador de Paraguaná  (CRP).

Realmente, genera estupor pensar que estos diputados apátridas e hipócritas, quienes pretenden ahora, bajo un formato de demócratas, expresar una actitud de preocupación, hayan sido los mismos que en el pasado reciente, diciembre de 2002 y hasta el 01 de febrero de 2003 auparon  un criminal sabotaje petrolero que originó perdida de casi 20 mil millones de dólares y colocó a nuestra producción petrolera de más de 3 millones  por barriles día a unos escasos 25 mil barriles por día. Amen de los daños sociales que originaron con la paralización del transporte. Ni una palabra, jamás han dicho sobre esto. Se les recuerda que decenas de compatriotas, especialmente, de la tercera edad infartado sucumbieron ante la vida porqué esta criminal acción les impidió llegar siquiera a los centros más cercano de atención médica. El país espera aún una explicación de ustedes señores “diputados de la MUD”, lacayos siempre del imperio gringo. Asuman que su única preocupación  es la eficiencia de una política petrolera de plena soberanía nacional, popular y revolucionaria que ahora le otorga un destino diferente a la renta petrolera en beneficio de las grandes mayorías y de su accionario que es el pueblo venezolano, mediante la materialización de las numerosas Misiones Sociales. Todo ello impide que ustedes puedan, privatizar PDVSA y entregar nuestro petróleo como lo hicieron en la IV República a su amos del norte.

Por ultimo, reiteremos que nuestra empresa petrolera siempre estará en el blanco no sólo de los ataques mediáticos sino de las acciones más pueriles de una oposición apátrida y, por tanto, no puede descartarse que estos últimos eventos se encuentren vinculados con acciones de sabotajes como ya lo ha denunciado enfáticamente el ministro del Poder Popular y presidente de PDVSA, Rafael Ramírez. Razón por la cual, los cuerpos de seguridad iniciaron las investigaciones sobre los casos. A propósito, el ministro Ramírez también ha señalado que lo ocurrido en Amuay el 25 de agosto de 2012 fue un hecho extraordinario que está sometido a una investigación en la que trabajan organismos  de seguridad y  la Fiscalía y, por tanto,  no corresponde a PDVSA emitir los resultados de esa investigación.

En consecuencia, convoquemos la movilización y alerta popular ante cualquier agresión contra nuestra industria petrolera. Hoy más que nunca, la Nueva PDVSA, legado verdadero del Comandante Chávez, se respeta!

Fuentes bibliográficas 

Daños por tragedia de Amuay ascenderían a 1.831 millones de dólares.

Enhttp://www.eluniversal.com/economia/130822/danos-por-tragedia-de-amuay-ascenderian-a-1831-millones-de-dolares

Diario El Mundo Economía & Negocios: Siniestralidad en Pdvsa sobrepasa estándar mundial. Caracas, 23 de agosto de 2013, pp 12 y 13.

Diario El Nacional: Refinería de Amuay presenta mayores riesgos a un año de la explosión. Caracas, 23 de agosto de 2013, p 4.

Diario El  Nuevo País MUD presenta informe sobre explosión en Amuay Caracas, 23 de agosto de 2013, p 14.

Diario El Universal Afirman que ha crecido el índice de accidentes en Pdvsa Caracas, 23 de agosto de 2013, p 1-8.

Diario Panorama Ramírez denunció sabotaje en Amuay Caracas, 23 de agosto de 2013, p 8.

Diario Vea Presidente Maduro alertó sobre presuntos planes conspirativos contra PDVSA Caracas, 23 de agosto de 2013, p 2.

Diario 2001 Caso Amuay: Fuga de gas y colapso mecánico Caracas, 23 de agosto de 2013, p 22.

Incendio afecta producción en mayor refinería de EEUU. En ttp://www.petrolnews.net/noticia.php?ID=a4ec1e2fe92f0b4a788ad48326a8526c&r=21382

Rafael Ramírez denunció acciones de sabotaje en CRP. Correo del Orinoco, Caracas, 22 de agosto de 2013, p  17

Ramírez denunció que hubo sabotaje en recientes incidentes en las refinerías El Mundo Economía & Negocios, Caracas, 22 de agosto de 2013, p  16 y 17

Ramírez denunció acciones de sabotaje en Complejo Refinador Paraguaná. En http://www.el-nacional.com/politica/Ramirez-sabotaje-Complejo-Refinador-Paraguana_0_249575187.html

 

**Sociólogo Summa Cum laude (UCV)

Especialista en Economía y Política Petrolea Internacional

Prof. Universitario.

Militante político revolucionario. 

Autor de los libros Petróleo y Socialismo en el Siglo XXI y Los Retos de la OPEP en el siglo XXI –Un análisis al calor de la política petrolera venezolana.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2301 veces.



Eleazar Mujica


Visite el perfil de Eleazar Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a172268.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO