¿Cuáles alcaldesas y alcaldes nuestros merecieron ser escogidos para las elecciones del 8-D?


Una pregunta difícil de responder. Veamos las funciones que, pensamos, debe cumplir una alcaldesa o alcalde. Entre otras, la administración del municipio (manejo de los ingresos municipales por impuestos, por ejemplo), recolección y disposición de desechos, ornamento, vialidad municipal que incluye alumbrado, construcción y reparación de vías de comunicación peatonal y vehicular, semáforos, rayado, además de transporte público, escuelas, policía municipal, bomberos. En general, bienestar social y la máxima felicidad posible para los habitantes del municipio.

Debieron ser escogidos, sí y sólo sí:

Todos nuestros alcaldes y alcaldesas han cumplido debidamente, sin la menor sombra de dudas, con todas las obligaciones inherentes a su cargo y con su responsabilidad política para con el proceso revolucionario.
Ha habido demostrada capacidad para captar recursos para el municipio, pero al mismo tiempo han demostrado transparencia, corrupción cero y uso eficiente de los recursos que genera la municipalidad. Han logrado, con políticas efectivas, que los ciudadanos cumplan con sus deberes impositivos.
El servicio de recolección y disposición de los residuos han sido manejados perfectamente, al día, sin la menor queja por parte de la población. Han pasado con la frecuencia necesaria y de manera interrumpida los camiones recolectores de la basura. Funcionan perfectamente los camiones y en general el sistema de recolección. El relleno sanitario, si está dentro de la jurisdicción de una alcaldía revolucionaria, se ajusta y cumple con todas y cada una de las normas ambientales establecidas para tal fin. De ser el caso, se están haciendo todos los estudios para abandonar el sistema de vertederos de basura y construir rellenos sanitarios y aprovechamiento de los desechos; cosa que puede ser demostrado. Son aseadas todos los días las vías peatonales, calles y avenidas del municipio.
Todos los espacios públicos están debidamente ornamentados; se tienen áreas verdes para el disfrute de la comunidad y mejoramiento del ambiente. La grama, los arbustos y los árboles tienen el mantenimiento que requieren, de manera permanente, lucen impecables.
La vialidad municipal es perfecta. Todo el alumbrado público funciona al 100%. No existen postes dañados o con lámparas quemadas. Todos están pintados, al día. No existe ni un sólo hueco en las vías de comunicación de todo el municipio. Se mantienen programas permanentes de supervisión sobre el estado de las vías, con recorridos diarios para detectar posibles defectos en las vías peatonales o vehiculares y proceder a su reparación inmediata. Existe todo un eficiente y exigente equipo de mantenimiento vial. Todos, absolutamente todos, los semáforos funcionan a la perfección. De presentarse un desperfecto, por ejemplo, quema de una lámpara, es reparado a los pocos minutos u horas de presentarse el hecho o de haber sido reportado por el equipo de mantenimiento, por los consejos comunales, por el ciudadano común. Todas las calles cuentan con el rayado establecido por las leyes de tránsito del país. Se mantienen al día y actualizadas las demarcaciones. No hay un sólo rayado desgastado, sin pintura, con mal aspecto.
El transporte público ha sido debidamente tratado. Todas las unidades están en óptimas condiciones de funcionamiento, sin generar ruidos molestos y gases contaminantes. Son sometidas a revisiones periódicas, donde se exige inspección el estado del motor, los frenos, tren delantero, cauchos. Además de una buena apariencia, bien pintados y arreglados. Las paradas y rutas de circulación del transporte público están bien definidos. Con paradas con atractivos diseños adecuados a la realidad ambiental, arquitectónica y paisajística de cada municipio. El tránsito fluye con normalidad. Se ha desarrollado, en coordinación con el gobierno regional y nacional un efectivo sistema de transporte masivo. De ser el caso, se están haciendo todos los estudios y gestiones para incorporar sistemas masivos de transportes, amigables con el ambiente. El alcalde o alcaldesa puede demostrar que tiene equipos trabajando al respecto.
Todos los demás servicios inherentes a la alcaldía, se encuentran funcionando de manera inobjetable y en plena coordinación con el poder popular y las políticas del gobierno nacional.
Se han registrado importantes avances en la satisfacción de las necesidades sociales que demanda la población del municipio, que estén dentro del ámbito de las competencias de la alcaldía.
Cuando se pasa de un municipio dirigido por una autoridad opositora, a un municipio con un gobierno local chavista, las diferencias se notan de inmediato. El contraste es marcado por las impecables condiciones en que nuestros alcaldes y alcaldesas mantienen a sus municipios. Donde no hay huecos, ni basura, ni semáforos quemados, con plazas, islas de avenidas y parques bien ornamentados. Donde todos los servicios que ofrece la alcaldía funcionan a la perfección, con celeridad y eficiencia. La gente del municipio está feliz y satisfecha sus necesidades, gracias al trabajo de la alcaldesa o alcalde.


¿Cuántos clasificaron?.



(*) Profesor Titular, ULA.

Email: heribertogomez60@gmail.com

@ulandina


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3862 veces.



Heriberto Gómez

Profesor Titular, ULA

 heribertogomez60@gmail.com      @ulandino

Visite el perfil de Heriberto Gómez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas