Con el presidente Maduro todo es posible y, sino, también…

Tenemos un presidente súper activo que como un traficante de ofertas
está en todas partes y, lo que ofrece va en cumplimiento en su
gobierno de calle que no hay calle de Venezuela que no se conozca y,
donde llega está la acción que inmediatamente pone a valer lo que era
una esperanza baldía o estancada y, la gente sabe que la cosa va en
serio y con tanta seriedad que de lo imposible viene lo posible que es
la carta que carga bajo la manga que hace que su responsabilidad sea
mayor.

Dinero hay, presupuesto hay, voluntad existe y, entonces por qué
esperar, para consolar a tanto desconsolado que vive de problema en
problema que cuando no es una cosa es otra y con esa inflación que ya
nadie habla de ella al destrozar los parámetros de medición que lo que
subió hay que buscarlo arriba si es que las ganas no se le quitan con
el mismo sueldito y si es mínimo tiene que andar de cola en cola, a
ver qué atrapa que lo consuele sin maldecir que lo que no hay, algún
día aparecerá y, si volvemos a eras superadas mejor y, así nos
consolidamos.

Pero, lo cierto es que, Maduro no pierde tiempo hablando disparates,
ni engañando a lo Capriles y, desde que Luis Herrera inventó lo de las
alpargatas joroperas, éste no se las quita, ya que joropea como un
llanero en parranda que el líder Chávez no llegó a tanto de tanto
ahorrar pensando en el futuro con el que en parte tropezamos como
presente que nos infló el consumismo sin racionamiento y, ahora nos
mantiene sacando cuenta a ver si alcanza lo que entra los quince y los
últimos, aunque la distracción vacacional sigue de viaje, tal cual, lo
planificó y arréglese mañana si las tarjetas aguantan y, sino, el
empeño lo distraerá a su tiempo, pero primero disfrute que si lo deja
para mañana puede ser peor.

Que la vialidad no sirven y, cuál es el problema, si se pueden
arreglar y se deben arreglar. Entonces qué esperamos: mano a la obra
que eso está aprobado. Que no hay escuela, pero qué pasa, si moral y
luces son nuestras primeras necesidades y, de allí, se deben dar los
primeros pasos que lleve a los niños de hoy a los senderos de la
profesionalización que es el gran futuro del país en su desarrollo,
por lo que hágase la escuela, que los muchachos no tienen beca, no
puede ser, sin beca no se puede estudiar y quién dijo lo contrario,
tendrán su beca que además de aprobado, irán en aumento cada vez que
se pueda y, para que vean que es bien importante la asignación de
becas que eso acaba con el despilfarro de tiempo que tienen los
estudiantes que trabajan y, trabajar para qué, eso es ocioso y
peligroso que fomenta el capitalismo irracional y, así se va un buen
pedazo de tiempo entre el presidente Maduro y su gobierno con la gente
en las calles confrontando ideas.

Y, es que el que no pide no consigue y en vez de estar promoviendo o
haciendo huelgas por algo que se puede solucionar con sólo levantar la
mano y con todo respeto solicitar la buena pro del presidente Maduro
que sí hay él no los dejará con los brazos estirados y si las razones
tienen base, su petición de su solicitud en favor de la comunidad délo
como un hecho, si la idea es solucionar problemas, es decir, no más
problemas, fuera los problemas que angustian y le dan disconformidad
al pueblo y así se deja boca abierta a la oposición que no tendrá nada
que ofrecer que ellos puedan arreglar más adelante y, eso el
presidente Maduro está al tanto de qué se puede o no, de acuerdo a las
circunstancias y malas intenciones de planificación que se preste a
hechos de corrupción que por la mano dura de su gobierno, no importa
quién caiga, aunque se vista de rojo-rojito y después se embolsille lo
que no le pertenece ni se ganó debidamente.

Y, lo más inteligente de Maduro es que explica detalladamente, lo que
se va a hacer después de aprobado que conducirá al bienestar de su
pueblo como si lo hubiera ofrecido ayer mismo y, en nuestra revolución
mejor es pedir que agarrar sin hacer nada y, allí debe estar la
contraloría social que empuje a los desprevenidos a caer desde el
barranco de su mala suerte por pasarse de vivos.

Por eso creemos que con el presidente Maduro todo es posible y, sino,
también y, por eso es que hay que ponerse al día con Venezuela y con
su revolución que el gobierno de calle se llevará por delante todos
los males que nos afean y trastocan el buen desarrollo que debe ser la
condición patrimonial del pueblo hacia la justicia social.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1429 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a171701.htmlCd0NV CAC = Y co = US