La Columna del Guerrillero

Candidato ¿quieres ganarte la voluntad del pueblo?

El político no tiene vida privada, que no es lo mismo que el politiquero de oficio, el primero es una persona estudioso de las ciencias políticas, sociales y económicas, mientras que el segundo es un individuo demagogo, pantallero, mentiroso.

Un político cultivado en el conocimiento de las ciencias sociales, tiene más oportunidades de interpretar las problemáticas de una comunidad y tener un enfoque más acertado de sus posibles soluciones, que un politiquero, que sin examinar dichas problemáticas ofrece soluciones irrealizables o imposibles de cumplir.

En la Cuarta Republica fueron muchos los politiqueros convertidos en candidatos que llegaron a ofrecer hasta cosas que no eran posibles realizar como la de hacer un puente donde no había rio.

Estamos precisamente en uno de esos momentos de nuestro quehacer político, en el cual se desparraman por todos el país un montón de candidatos entre los cuales van políticos y politiqueros.

Algunos van con un morral al hombro lleno de promesas sinceras y otros van como encantadores de serpientes, teniendo como único propósito alzarse con el coroto, para luego hacer lo que ha hecho el inefable con el pueblo de Miranda.

Este retrato es válido tanto para los candidatos del proyecto democrático como para los del sector de la oposición.

Dependerá de cada quien, asumir con su conducta frente al electorado su rol de político o de politiquero.

De allí nace la pregunta inicial, por lo tanto aquel candidato que pretenda convertirse en el líder de una población a través del voto popular, debe estar al nivel de lo expresado por el comandante Chávez “UN VERDADERO LIDER TIENE QUE ESTAR EN EL ALMA DE SU PUEBLO, DE LO CONTRARIO DIFICILMENTE SERA UN LIDER O UN DIRIGENTE AUTENTICO”

Esa predica del comandante eterno, tenía como propósito, alentar en nuestros cuadros dirigentes un comportamiento donde la palabra tenga sintonía con la práctica como un principio ético de todo revolucionario.

En consecuencia para que nuestros candidatos alcancen ese objetivo, deben arrancar con ese principio ético, no ofrecer cosas que están más allá de sus posibilidades reales de realizar, solo comprometerse con la gente a trabajar por las soluciones de sus problemas cotidianos.

Son muchos los logros que se atribuyen al gobierno revolucionario del Comandante Chávez, sin embargo, quedan muchos cuellos de botellas de problemas sociales, que todavía no han podido resolverse y que este Gobierno Democrático de Nicolás Maduro, ha comenzado a introducir mecanismos para atacarlos, en donde se percibe la necesidad del establecimiento de un nuevo esquema de gobierno Municipal, para que el tratamiento a esos problemas sociales sean atacados desde sus propias raíces.

Para ello se requiere de Alcaldes que se hayan levantado al calor del pueblo, compenetrado con la vida cotidiana de sus coterráneos e involucrado en sus luchas sociales.

Todos los candidatos que tengan este perfil son potenciales ganadores en sus respectivos Municipios.

Sumado a esas características podríamos agregarle otras cosas que seguramente lo beneficiarían en sus aspiraciones.

Hay cosas que le resultan repugnantes y chocantes al pueblo, ver a un personaje electo por el voto popular, rodeado de gualdas espaldas, que lo hacen inaccesible a sus propios electores, desplazarse en rauda moto, seguido de un montón de motorizados, con todos sus familiares enchufados en el gobierno, presentarse en las comunidades que no tienen servicio de transporte público en lujosas camionetas con aire acondicionado, que antes de llegar a una comunidad azotada por el hampa, manda un pelotón de policías para que lo protejan, con un discurso engañoso sobre presunta persecución para justificar su alejamiento de la calle y del contacto con la gente, que nunca le habla al pueblo de sus obligaciones y responsabilidades, pero si le exigen al pueblo su obligatoria asistencia a todos sus actos.

En cambio como le AGRADA AL PUEBLO VER a un candidato compartiendo sus propias vivencias cotidianas, corriendo sus mismos riesgos frente al problema de la inseguridad, montándose en una camioneta de pasajeros, entrando a un vagón del metro en hora pico, caminando espontáneamente por las calles de sus comunidades, metido en una cola de Mercal, asistiendo a un C.D.I ,participando como vocero de un Consejo Comunal, montado en una escalera pegando su propio afiche, encabezando una manifestación reclamando el incumplimiento por parte de alguna autoridad, promoviendo conversatorio a campo abierto, hacer una campaña sin tanta parafernalia, dar muestra sincera de humildad y sencillez en el trato con la gente.

Estas y otras tantas cosas más, son las que te ayudaran CANDIDATO A GANARTE LA VOLUNTAD DEL PUEBLO.

Camaradas candidatos, la tarea no es fácil, pero no imposible, siempre que vayan al encuentro con los problemas cotidianos de la gente y que sus actos desde ya despierten confianza, hasta en quienes los adversan.

Y por otra parte que sigan el consejo del Comandante eterno “Nuestras tareas deben ser la ideología, el debate de todos los días, la batalla de las ideas, la artillería del pensamiento, el trabajo voluntario, la incorporación de la praxis a la solución de los problemas, a la atención de los más débiles, la creación de la sociedad del amor, de nueva espiritualidad, de una nueva base moral ética.”




Correo: psuvbatallon11@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1522 veces.



Hernán Urbina

Guerrillero Ayer. Combatiente Siempre.

 orgmbr200@gmail.com

Visite el perfil de Hernán Urbina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a171571.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO