Cien días

Legitimidad

Comprometida situación suceder en el poder a Hugo Chávez Frías, al cual una oposición sin mensaje ni proyecto primero intentó derrocar y asesinar, luego robarle consignas y promesas, y finalmente consagrarlo como paradigma insuperable con el slogan “Maduro no es Chávez”. Que Maduro les resulta más Chávez de lo que confiesan se revela porque intentan derrocarlo con el mismo plan. El candidato derrotado incita mediáticamente a una masacre que deja saldo de 11 asesinados, ochenta heridos y centros de asistencia social y medios comunitarios destruidos. Alentado por la impunidad, convoca una marcha sobre el Consejo Nacional Electoral planeada para repetir el guión del 11 de abril de 2002. Maduro la prohíbe, evitando así otra masacre anunciada. También la oposición convoca un paro, esta vez universitario, que al igual que el de 2003 se disuelve por sí solo. La agitación se extingue como las velas de una torta. La auditoría total del CNE confirma el 100% de los resultados. Uno tras otro los gobiernos más recalcitrantes, reconocen el triunfo de Maduro: Estados Unidos, el Vaticano, España, Italia. En julio asume Maduro la presidencia pro tempore de Mercosur, la quinta economía del planeta. Una activa diplomacia mantiene la vigencia de Unasur, de la Celac, del Alba. La legitimidad es incontestable. Para fortalecerla, urge averiguar detalladamente las causas de la merma de votos, a fin de evitar que se repita en los próximos comicios.

Seguridad

Caballo de batalla de la campaña opositora es la ofensiva mediática basada en una Encuesta de Percepción sobre la Inseguridad que entre otras inconsistencias afirma que 21.132 homicidios cometidos en 2009 causan 19.113 víctimas (¿?). Una percepción se combate con otra. El Presidente saca 30.000 efectivos de la fuerza armada a patrullar las calles. Los índices delictivos descienden abruptamente donde lo hacen. Avanzan exitosas campañas de desarme. Se publicitan los logros. Pero para superar la guerra de percepciones es indispensable totalizar las cifras reales, objetivas y fácticas de homicidios y otros delitos (no la percepción subjetiva de una pequeña muestra de ciudadanos) y actuar en consecuencia. Paralelamente, se debe estudiar y desactivar la penetración paramilitar, que ha introducido la nefasta práctica de resolver conflictos agrarios y sindicales mediante sicariato, y cobra vacunas, instala alcabalas, domina industrias de transporte, contrabando de extracción y garitos y casinos. Desarticular el paraestado es tarea que requiere más de cien días, pero sin la cual ningún poder legítimo subsiste.

Honestidad

Autoridades despreocupadas del Sistema de Transacciones en Moneda Extranjera (SITME) aprobaron y ejecutaron entregas por más de 20.000 millones de dólares a empresarios que los volatilizaron en importaciones ficticias y fraudes cambiarios. De aquellos desfalcos vinieron estas devaluaciones. De aquellas devaluaciones estas alzas de precios, y de aquellas alzas estas bajas de votos. Mientras las unas no se detengan, proseguirán las otras. En cien días, el gobierno de Maduro depone y detiene varias decenas de imputados por corrupción. Caen un ex gobernador, funcionarios de Indepabis, del Saime, del Fondo Chino, de Fondes, del Seniat. Es acción ejemplar, que para volverse ejemplarizante requiere continuidad y magnitud. Por ejemplo, con rigurosa investigación del caso SITME. Se requieren además nuevas y estrictas normas de control, e inspección rigurosa sobre la realidad de los logros alegados. Lo inauditable debe ser auditado, la impunidad debe ser castigada, las cajas negras transparentadas.

Abastecimiento

Como en 2002 y en 2003, el plan de la oposición es rendir por hambre al pueblo y al gobierno con un bloqueo de alimentos. En un país con una burguesía improductiva es difícil frenar la inflación, el alza de los precios y los desabastecimientos estratégicos. Sobre todo si la oposición trata de usarlos como detonantes de un Caracazo de derecha. Grandes esperanzas suscitó el nombramiento de Eduardo Samán como director de Indepabis. Samán es hombre inteligente, apasionado, desplazado de varios cargos por ejercerlos sin contemplaciones. Según ciertas noticias, se le ha limitado la competencia para designar y remover sus funcionarios, lo cual igualmente limitará los resultados. Un torrencial contrabando de extracción hace desaparecer los alimentos y el combustible subsidiados por la frontera con Colombia. Como que no conviene alimentar a un vecino que proyecta afiliarse a la OTAN y abrigar cazabombarderos de la oposición apuntados contra nosotros.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3761 veces.



Luis Britto García

Escritor, historiador, ensayista y dramaturgo. http://luisbrittogarcia.blogspot.com

 brittoluis@gmail.com

Visite el perfil de Luis Britto García para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Britto García

Luis Britto García

Más artículos de este autor