Jorge Bergoglio, llamado Francisco I, o el “arte” de la ambigüedad

El jesuita que ejerce como Papa, practica admirablemente el doblez típico de los jesuitas, en palabras comunes: la hipocresía.

Que en el caso de los jesuitas es un "arte", la ambiguedad es  la  base de la doctrina de los jesuitas, es algo así como: si, pero  no, no, pero si.

Es el  caso de las declaraciones de Jorge Bergoglio, auto-denominado Francisco I, sobre los gays (nada de mencionar a las lesbianas, que solo hay que “defender” a los del gremio masculino).

Hay que poner en contexto estas declaraciones, para que entendamos el porque del supuesto “cambio” de opinión de Bergoglio respecto a los gays, se trata de justificar el nombramiento del monseñor Battista Mario Salvatore, con un pasado gay, como encargado del saneamiento del Banco del Vaticano:

El nombramiento de monseñor Battista Mario Salvatore Ricca, encargado de sanear el llamado "Banco" del Vaticano, con acceso a todos los procedimientos y documentos de la institución. 
 
Ricca, de 57 años y originario de Brescia, venía recomendado por un curriculum impecable, habiendo servido en las nunciaturas (misión diplomática de la Iglesia Católica ante los Estados con los que mantiene relaciones diplomáticas) de varios países. Se ganó la confianza de Bergoglio como director de la Via della Scroga, la residencia donde el argentino se hospedaba durante sus visitas anteriores a Roma.

Lo que el Papa no conocía, lo que el lobby gay se encargó de ocultar, fue el paso de Ricca por Montevideo, donde acumuló diversas denuncias por irregularidades, según reveló una investigación de la revista italiana L'Espresso. 
 
El sacerdote llegó a Uruguay en 1999, cuando Bergoglio ya era arzobispo de Buenos Aires. Pero no llegó solo: venía acompañado de Patrick Haari, un capitán de la armada de Suiza al que había conocido en Berna. Juntos, Ricca y Haari pidieron residencia en la nunciatura. El nuncio de Uruguay, Francesco De Nittis, rechazó el pedido. Pero se retiró a los pocos meses y Ricca quedó a cargo interinamente. Pronto le otorgó a Haari residencia en la nunciatura, con una posición regular y salario incluído. No hubo protestas del Vaticano.

"La intimidad de las relaciones entre Ricca y Haari eran tan abiertas que escandalizaban a numerosos obispos, sacerdotes y laicos de Uruguay", publicó L'Espresso. De hecho, el nuevo nuncio (Janusz Bolonek, que asumió en 2000) "encontraba el asunto intolerable e informó a las autoridades vaticanas". Las denuncias no causaron ningún efecto, según la revista. 
 
En 2001, Ricca sufrió una severa golpiza al asistir a un punto de encuentro para homosexuales en el Boulevard Artigas de Montevideo, de acuerdo con la investigación de L'Espresso, y tuvo que llamar a un grupo de sacerdotes para que lo devolvieran a la nunciatura con la cara hinchada. Finalmente en 2004 fue trasladado a Trinidad y Tobago, donde también tuvo problemas con el nuncio, hasta que volvió al Vaticano y fue removido del servicio diplomático.

Y sigue……….(ver http://www.mundoalerta.net/t9076p450-vaticano-escandalos)

Desde ese contexto es que podemos encajar lo dicho por Jorge Bergoglio ahora, con lo que decía antes de ser Papa.

Ahora:

"En un lobby no todos son buenos, pero si una persona es gay busca al Señor y tiene buena voluntad, ¿quién soy yo para juzgarle?"

Y continúa:

“El catecismo de la Iglesia católica lo explica de forma muy linda esto (el tema gay). Dice que no se deben marginar a estas personas por eso. Hay que integrarlas en la sociedad. El problema no es tener esta tendencia. Debemos ser hermanos. El problema es hacer un lobby”.

Antes:

«No seamos ingenuos: no es una simple lucha política»

El Cardenal Bergoglio asegura que la ley sobre el matrimonio gay es una «movida» de Satanás

El arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio, ha advertido que, de aprobarse, el proyecto de ley para permitir «el matrimonio» entre personas del mismo sexo «puede herir gravemente a la familia». El Cardenal asegura, en una carta dirigida a las religiosas carmelitas de Buenos Aires, que no se trata de una simple cuestión política sino de la pretensión de destruir el plan de Dios, una «'movida' del Padre de la Mentira que pretende confundir y engañar a los hijos de Dios».

08/07/10 9:48 AM

http://infocatolica.com/?t=noticia&cod=6783

Sin duda este Papa va resultar aun más peligroso que Karol Wojtyla, conocido como Juan Pablo II, que se alío con Ronald Regan y la CIA entre otros, para destruir desde adentro a la Unión Soviética y todo lo que oliera a comunismo y revolución.

En el caso de Jorge Bergoglio llamado Francisco I, la meta es destruir las revoluciones en proceso en America del Sur, y hasta ahora parece que sus métodos de manipulación están teniendo  gran éxito.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2259 veces.



Nadezca Mujica


Visite el perfil de Nadezca Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: