Astrolabio

Nicolás, un presidente con talento político

En los primeros cien días de gobierno, Nicolás Maduro, ha mostrado una característica que no pasa desapercibida para los enemigos de la revolución, que han empezado a buscar la forma de enfrentarlo sin victimizarlo.

Quienes conocen a Nicolás saben que es un ser humano profundamente religioso, con fuertes valores espirituales, con una gran capacidad de trabajo, generosidad, y una innata capacidad para entender las relaciones políticas, y trazar alianzas tácticas con el objetivo de lograr concretar los planes estratégicos.

Además es un líder con capacidad para escuchar, aprender, y adaptarse a las circunstancias imprevistas. Estas últimas características políticas le han permitido estabilizar el gobierno en los primeros cien días, y preparar al pueblo para una fase de profundización de legado histórico, humanista, y social de Hugo Chávez.

Muchos pensaron que la derecha de Estado Unidos, se había tragado enterito, sin masticar al presidente, cuando se hizo el anuncio formal de dialogo, para relanzar las relaciones diplomáticas. La respuesta del gobierno ante la afrenta contra Evo Morales, demostró lo contrario, y es una prueba evidente de que el presidente conoce la fenomenología del imperialismo.

Más de uno se horrorizó cuando el gobierno se sentó a conversar con Lorenzo Mendoza y un grupo de empresarios, para tratar de solucionar el desabastecimiento, los resultados, ejemplifican el carácter de estratega del líder de la revolución bolivariana.

La táctica de la derecha ante el resultado de los cien días de gobierno, es tratar de sembrar la desesperanza y la desconfianza política en los sectores de la población, con la finalidad de evitar que el gobierno pueda superar la situación económica.

La prudencia demostrada ante la complejidad de la situación macroeconómica, y el esfuerzo por resolver la situación inflacionaria, desde una perspectiva que fortalezca la producción interna, y garantice la permanencia de los programas sociales para la gente del pueblo, da una idea de la concepción y el rumbo político.

La cualidad política y la visión de joven estadista que ha configurado Nicolás, en los primeros cien días de gobierno, no ha pasado desapercibida para los sectores más ortodoxos de la derecha internacional. Por eso han vuelto a los planes de magnicidio.

Nicolás, ha sorprendido al mundo al asumir sin complejos el liderazgo heredado de Chávez, y ponerse al frente de la conducción del país, demostrando firmeza y conocimiento de la realidad política, logrando avanzar a un periodo de estabilización, mientras la oposición empieza a desvanecerse.

La forma como se ha movido el presidente para concretar las acciones de gestión pública, la detallada labor de seguimiento de los ofrecimientos del gobierno de calle, su voluntad para atacar el problema de la violencia, y su esfuerzo por acabar con la corrupción, son logros importantes que hablan de un talento para el ejercicio de la política.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1744 veces.



Luis Figuera


Visite el perfil de Luis Figuera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: