Nicolás Maduro y la Comisión Militar Central China

Al empezar debemos precisar que toda la información oficial sobre la Comisión Militar Central (CMC) de la República Popular China está  en internet (Google; People´s Daily; China Daily; Chinese Communist Party, entre otros portales). Sí nos supiéramos los entresijos de cómo se “bate el cacao” en el seno de dicha Comisión, el caballero Snowden sería un niño de pecho al lado de nuestro conocimiento y los yanquis me daría “burda de verdes” pa´que les pasara el chisme.

¿Cómo funciona la CMC? Ni los brujos medievales, vulgarmente llamados alquimistas, aquellos que intentaban producir oro a partir del plomo condimentado con todas aquellas hierbas mágicas que conviven en los bosques de Sherwood, según nuestra muy británica “pana”, podrían orientarnos en nuestras inquietudes militares; mejor aún ni siquiera el docto en asuntos militares, señor Henrique Capriles Radonski, sería tan generoso que nos permitiera conocer algunos intríngulis, claro, vía twitter, sobre los secretos de la Comisión Militar Central china antes de la visita oficial del Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, “el más votado”, a la República Popular China para que, en representación del pueblo venezolano, al sostener conversas generales sí así está en su agenda de trabajo, pueda conocer algunas evoluciones teórico-prácticas de la doctrina militar china de la “nueva era post-Mao Zedong” porque Nico, es obligado reconocerle, ha trabajado con ahínco el tema militar como se ha conocido con la decisión de los ascensos militares de reciente fecha, le ha “echado un camión de bolindres” en “percibir” las lógicas realidades que un conjunto humano como es el conjunto militar contiene en su propio seno tan particular no solo por sus definiciones en el marco de la Constitución Bolivariana sino porque es de su obligación la defensa de la Patria más en estos tan particulares momentos como son la reingeniería del sistema capitalista, la “neo-geopolítica” estadounidense que ha sido bien definida por José Vicente Rangel Vale como la “nueva política Obama”, en el marco real y objetivo de los nuevos precios del crudo y gas y otras materias primas esenciales para la industria militar y sus conexas pero, particularmente, las políticas revolucionarias como son el “gobierno de calle”, el combate a la corrupción tanto en el sector público como en el privado, la seguridad de la ciudadanía y el combate contra el mundo de la economía de la droga tanto a nivel nacional como profundizar en el conocimiento de ese flagelo a nivel internacional así “pise callos”, entre otras realidades que confronta la política revolucionaria bolivariana.

Expresábamos más arriba que el Presidente Maduro Moros realizará, Dios mediante, como decía mi madre, una visita oficial a la República Popular China. Su agenda oficial aún no ha sido dada en conocimiento oficial por la Cancillería venezolana por tanto nos permitimos algunas frases especulativas en consonancia con las importantes relaciones que mantienen y se desarrollan, cotidianamente, tanto con el sector oficial venezolano como el sector privado venezolano con sus contrapartes chinas que serán de obligada conversa. Tendríamos la relación con el tema petrolero en todo su conjunto, el tema del desarrollo ferroviario y temas relacionados con la infraestructura, el tema agrícola y agro-industrial, el tema relativo con el desarrollo venezolano de su presencia espacial, el del comercio bilateral, y, evidentemente, el tema militar. Será, evidentemente, una visita que traerá además de buenas noticias algunos cambios interesantes desde la perspectiva de la visión que se tiene de China por “tirios y troyanos”. Nos explicamos.

Las derechas venezolanas han comprado la manida frase que China ya no es un país socialista sino capitalista. Es decir, nuestras inteligentes derechas criollas tanto las nacionalistas, porque tenemos derechas nacionalistas, como las derechas facho-anti-Patria, adquirieron sus sólidos conocimientos de China de las directrices ideológicas impartidas desde Washington; por cierto, directrices que “sabios revolucionarios, doctos en teoría marxista, izquierdistas con guáramo” han asumido como propias pero eso es un tema para “endespués”. Reiteramos, esas derechas que se expresan en “yanqui-come-home” repiten que Venezuela debe aprender que ya no hay revolución socialista en China sino en aquellos países que se enfrentan al “expansionismo yanqui”. Van más allá cuando se atreven a expresar, “libro rojo en mano”, a decir que la Revolución Bolivariana debería copiar el “modelo chino” de desarrollo. Bien así es la vida del ignorante pero hay que respetarlo por encima de todo.

Nos que tuvimos la oportunidad de llegar a China (1981) cuando comenzaba a dar sus primeros pinitos la política impuesta por Deng Xiaoping, aprobada por el Congreso del PCCh, respaldada por la Comisión Militar Central y la Asamblea Nacional, de “reforma económica y apertura al exterior”, cuando la zona popular de la populosa ciudad de Shanghai conocida como Pudong aún era la “zona histórica revolucionaria” del Partido Comunista Chino (PCCh), zona donde estaban radicados los obreros, cuando era ocupada por los lumpen-proletariat de los tiempos de la Guerra-Civil (1947-1949), aquellos descritos en la “Condición humana” (André Malroux), aquellos sobre los que José Miguel Ferrer, “el falconiano”, le informó a la Cancillería venezolana cuando los japoneses bombardearon a la ciudad de Shangahi (1937), particularmente, bombardearon la zona de Pudong cuyos desplazados-invisibilizados-habitantes se vieron obligados a refugiarse en la “Concesión Francesa”, aquel enclave imperialista que vio nacer al PCCh (1921); en ese marco histórico cuando Maduro Moros visite la ciudad de Shanghai y se traslade a conocer “in situ” la moderna y pujante zona de Pudong, entonces, Maduro Moros, percibirá la praxis revolucionaria socialista china  de cómo la teoría marxista referida a los cambios de las estructuras económicas (“modo de producción”) y el desarrollo de las relaciones sociales de producción sobre las bases de unas políticas revolucionarias, socialista y nacionalistas acertadas cuales han impactado las realidades chinas socio-económico-socialistas en positivo manteniendo, al mismo tiempo, el norte revolucionario bajo la tesis del “socialismo con características chinas”. Pero toda política nacionalista más si es revolucionaria y se sustenta en las tesis socialistas del siglo XXI, necesita, obligatoriamente, una perfecta conjunción con la defensa nacional frente a las amenazas externas que, por diferentes motivos e intereses geopolíticos, convergen contra esas políticas de “cambios profundos” nacionales que impactan en la propia estructura del Estado burgués-liberal en conjunción y con la obligación imprescindible y perfectible de la praxis de la “democracia participativa” ejercida por el “poder popular” organizado sobre y desde las bases sociales, en nuestro caso concreto venezolano, con y sobre las bases fundamentales de la Constitución Bolivariana de la República Bolivariana de Venezuela.

En ese orden de ideas, la Comisión Militar Central (CMC) de China ha ejercido responsabilidades político-militares vis a vis las amenazas externas que ha tenido que enfrentar, históricamente, ese populoso país como lo es la China. Podríamos preguntarnos cómo funcionaban las decisiones militares tanto durante la “Guerra Anti-japonesas” como durante la “Guerra Civil”; bien inquirir como enfrentó las realidades que amenazaron a China durante la “Guerra en la península de Corea” y/o cómo actuaron frente a realidades internas álgidas consecuenciales socio-económicas por el desarrollo de la “Revolución Cultural” y/o cuando se vio en la imperiosa necesidad de objetivar las realidades de la Plaza de Tian Anmen y, en recientes fechas, las realidades que tiene que confrontar frente a diferentes escenarios geopolíticos capitalistas en desarrollo en la Región de Asia y el Pacífico.

Actualmente, China se encuentra frente a los siguientes escenarios geopolíticos cuales, objetivamente, son importantes y se expresan, álgidamente, en fuertes contradicciones con la política de “cooperación y paz” para la Región de Asia y zonas del Pacífico de importante influencia geopolítica para China; entre ellos, podemos nombrar las realidades y contradicciones que se vienen expresando en el Mar del Sur de China que se han ido desarrollando en profundidad importante cuando los EEUU de América, es decir, bajo el Gobierno del Presidente Barack Obama, quien ha decidido imponer su política para Asia titulada por los expertos en geopolítica y política internacional imperialista como la “Pivot to East Asia”, previamente expresada por José Vicente Rangel Vale como la “nueva política Obama”.

La “Pivot to East Asia” significa el traslado de 30 mil soldados estadounidenses estacionados en Alemania a ser ubicados al norte de Australia sobre las costas del estrecho de “aguas profundas” con la isla de Timor que es utilizado para el paso de submarinos nucleares occidentales así como dicha decisión geoestratégica estadounidense alcanza las renovaciones de acuerdos militares con Australia, Japón, República de Corea, Taiwan, sus aliados, y con las Filipinas, acercamientos con Vietnam, Tailandia, Singapur, India, Malasia, sus socios, bajo las tesis de la neo-política humanitaria, contra-terrorista y resguardo de las rutas marítimas comerciales por el sur y este asiáticos.

Cualquier curioso que haya seguido las noticias de esos desarrollos, de las declaraciones de prensa originadas en China, de las decisiones de Estado tanto de carácter administrativo como militar para los espacios marítimo-territoriales chinos podemos percibir las responsabilidades que le ha correspondido al sector militar chino, probablemente, a la Comisión Militar Central, como, por ejemplo, las maniobras militares navales conjuntas sino-rusas para la región geográfica de la zona oriental y sur-oriental asiática, cuando la armada china ha actuado en el resguardo de barcos pesqueros que se han apersonado en la zona del Mar Oriental de China, embarcaciones cuyos dueños buscan demostrarle al Japón la territorialidad china de las islas de Diaoyu cuando dichas embarcaciones pesqueras han sido “presionadas” tanto por la armada japonesa como por aviones de guerra japoneses que las sobrevolado.

Es decir, Maduro Moros, en teniendo los tiempos pautados, podrá  sostener una interesante conversa con la CMC, conocer las nuevas doctrinas de seguridad y defensa que ha diseñado el estamento militar chino frente a las nuevas realidades que viene imponiendo la “crisis del capitalismo”  y las “inseguridades geopolíticas” del imperialismo estadounidense acompañado por sus “aliados y asociados” incluyendo las burguesías nacionales en considerando; al tiempo, percibir las particulares similitudes de ambos mares, Mar del Sur de China y Mar Caribe, pudiendo captar, a su vez, que las políticas que viene desarrollando la Casa Blanca conjuntamente con el Departamento de Estado y el Pentágono, en ambos lados de los mares que nos separan pero que no desconocen sus amistades creadas y desarrolladas desde los tiempos del “falconiano”, José Miguel Ferrer, y siendo impulsadas en todas sus capacidades por nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías, y, en las actuales e importantes realidades geopolíticas por ser sensibles realidades, el Presidente-obrero, Nicolás Maduro Moros, Presidente-obrero como lo fuera el Presidente chino, Liu Shaoqi. Esas políticas imperialista estadounidenses se definen y son similares para ambas Repúblicas, Venezuela y China: cooperación humanitaria, terrorismo y combate al tráfico de estupefacientes, libre tránsito por las rutas marítimas internacionales. Pero lo curioso es cuando “nos volteamos para observar desde dónde vienen las drogas” percibimos que son de zonas geográficas bajo control estadounidense.

En el marco de la colaboración con los expertos chavistas y revolucionarios, les incluimos la página web donde podrán conocer sobre un interesante estudio, precisamente, referido a la Comisión Militar Central y las políticas militares post-Deng Xiaoping que podrían orientarles en sus conversas de “pajita dialéctica”.

 http://www.usnwc.edu/Research---Gaming/China-Maritime-Studies-Institute/Publications/documents/China-Maritime-Study-No-4-January-2010.aspx



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1392 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a170391.htmlCd0NV CAC = Y co = US