Señor Presidente, acabe con la especulación ocasional y navideña

Casi estamos sospechando que la devaluación monetaria cumplida es un hecho irreversible; que usted y su entorno financiero sus razones tendrán, y se las respetamos. Aplaudimos sus esfuerzos en materia de control de precios, del petróleo y demás mercancías.

Y muy respetuosamente también le decimos que así como Mercal ha pretendido evitar los efectos inflacionarios en el bolsillo de los más débiles, aunque haya quienes sostengan que se trata de tremendo negocio porque sus abaratados precios de venta van con cargo excedentario a la mano de obra militar no contabilizada como ingrediente de costo, que asimismo declare ocasionalmente una congelación general de precios navideños, tan ocasionalmente como la suba especulativa de precios que tan descarada, consuetudinaria e impunemente practica con sobrada religiosidad el comercio de criollos y extranjeros, quienes, no conformes con los ajustes que ya han practicado por causa de dicha devaluación, ahora se preparan para los sobreajustes de fin de año.

Sabemos, nos satisface y nos consta su privilegiada memoria, y sobreentendemos que recuerda perfectamente que los inventarios decembrinos son precomprados con tres o más meses de anticipación. Recordará también que la especulación comienza en el sector mayorista en su larga cadena de fabricantes e importadores.

Consideramos que los impuestos del Seniat al comercio también deberían ser ajustados en todas esas ocasiones de especulativa conducta comercial, ya que para bachaco, chivo, y para este, empalizada.

Atte., uno de los millones de especulados durante esa festividades mercanterreligiosas, de carnestolendas y de santas semanas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2444 veces.



Manuel C. Martínez M


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas