Los enchufados ¿qué significa y quienes son? como descubrirlos

Capriles Radonky, siguiendo el asesoramiento de J.J. Rendón, empleo en la pasada campaña presidencial la palabra “enchufados” para referirse a personas que se arriman al gobierno para aprovecharse de los bienes que este pueda generar y a la vez evitan que llegue a los verdaderos necesitados; sin embargo, Capriles aplicó esta consigna únicamente para referirse a los chavistas y revolucionarios, olvidándose que él es gobierno también ya que es el gobernador del estado Miranda y que se ha aprovechado de esta posición para continuar con su eterna campaña golpista, olvidando que debe ejercer el cargo por el cual fue elegido. Podemos decir sin equivocarnos que él es un enchufado de primera categoría por el cargo que ocupa.

Otros enchufados que se encuentran vampireando el estado son algunos abogados que llevan los casos de los bancos intervenidos (Canarias, Banpro, Inverunion, Real). Estos abogados fueron contratados por Fogade y ganan inmensas cantidades de dinero por cada uno de estos casos, pasando de miles de bolívares fuertes. Lo más grave de esta situación es que muchos de estos abogados están en contra del proceso revolucionario, hablan mal de nuestro Presidente y del Comandante Supremo Hugo Chávez, tienen cuentas en las Islas Caiman y pagan muy mal a sus empleados. Son los enchufados de Fogade quienes se disfrazan de revolucionarios para aprovecharse de los recursos del estado.

En las Notarías y Registros también se encuentran otro grupo de enchufados quienes retardan los procesos, cobran para “habilitar” los trámites y mal ponen el gobierno con su accionar poco revolucionario.

Algunas policías no escapan a este tipo de vampirismo. En Aragua algunos funcionarios del CICPC, junto con jueces y fiscales se dan a la tarea de extorsionar y montar expedientes a jóvenes y adolescentes, cobrándoles a los padres cerca de 50 mil bolívares fuertes.

En Indepabis también vemos estos contrarrevolucionarios enchufados que se valen de sus contactos en el gobierno (familiares o amigos) y de disfrazarse de chavistas, usando franelas rojas y un lenguaje supuestamente socialista, para colocarse en puestos donde puedan chupar los erarios públicos.

En otras áreas en donde vemos los enchufados haciendo de las suyas es en el otorgamiento de viviendas. Muchas familias tienen que pagarles a los funcionarios que se encargan de adjudicar las viviendas.

También están los enchufados que aprovechan los programas que el gobierno revolucionario establece para mejorar la calidad de vida del pueblo. Tal es el caso de los programas de Venezuela Productiva. Para adquirir estos bienes es necesario tener pagar con dinero en efectivo o mediante tarjeta de crédito o débito, y quienes son los que disponen de dinero a la mano para adquirir estos productos? Pues nada menos que los burgueses y oligarcas ya que el pobre de a pie en muchas ocasiones, no dispone de poder adquisitivo cuando se ofertan estos productos.

En el caso de los créditos para adquirir vehículos, viviendas o montar una micro empresa, son tantos los requisitos que piden los bancos del estado, que se hace imposible llenarlos todos, o, casi siempre por el nivel socioeconómico del solicitante jamás podrá optar por estas ayudas económicas, siendo los de clase alta o media alta quienes a la larga se benefician de estos programas.

Estos casos pueden ser fácilmente verificados con un trabajo de inteligencia. Si gente como yo, sin ninguna preparación investigativa policial, puede obtener información en donde se puede verificar todos estos casos más rápido los organismos de seguridad del estado, lo malo es que, por no ser policías, no contamos con las evidencias para incriminar a estos enchufados contrarrevolucionarios y neutralizarlos para que no dañen nuestra revolución bonita; lo otro es que muchas veces cuando la gente de a pie denuncia el proceso se revierte y se termina siendo el denunciante demandado o sembrado o desaparecido.

Estos seudo-chavistas, chavistas lights o chaviescuálidos pueden ser reconocidos por su manera de expresarse ya que no manejan vocabulario revolucionario ni socialista, no saben que significa el socialismo bolivariano del siglo XXI, ni que es construir o errar, no tienen idea de la lucha ideológica, ni diferencia entre capitalismo y socialismo, se manejan en el cuanto hay para esto, en el rebusque, colocan trabas en los procesos inherentes a su cargo laboral y asumen una supuesta crítica constructiva al gobierno, diciendo que no se está haciendo, que si la escasez, la inflación, las fugas de divisas, la corrupción es culpa del presidente, y con esto olvidan que en el preámbulo de nuestra Constitución se habla de democracia participativa y protagónica, no entienden que es el Poder Popular ni saben para que sirven los Consejos Comunales, plantean que nosotros no tenemos que preocuparnos por lo que ocurre a nivel internacional porque lo que importa son nuestros propios problemas. El verdadero revolucionario identifica las semejanzas entre el cristianismo y el socialismo, entre el sistema de vida de nuestros aborígenes, socialismo y comunismo. Sabe claramente que es lucha ideológica y porque el deporte, la educación, las ciencias, la salud tienen un contenido liberador u opresor. Un revolucionario bolivariano sabe él porque es necesario rescatar las ideas de Simón Bolívar, Simón Rodríguez, y toda nuestra historia de lucha anti-imperialista. Un socialista bolivariano entiende él porque de nuestra confrontación con los Estados Unidos y los países imperialistas. Un chavista revolucionario bolivariano y socialista tiene la habilidad de analizar la guerra ideológica y psicológica que se da a través de los medios de comunicación e identifica los traidores y apátridas que se infiltran en nuestras filas que intentan destruir nuestro proceso de cambios hacia el humanismo.

Ya nuestro Comandante Supremo nos alertó sobre la llegada de tiempos difíciles, en donde la derecha internacional y nacional tratará de echar atrás, de eliminar todo lo logrado hasta ahora. También nos dijo como enfrentar la canalla apátrida “UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 13745 veces.



Ysrael Salinas


Visite el perfil de Ysrael Salinas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: