El hombre está destruyendo su planeta y la OTAN podría desaparecerlo

Son muchos los habitantes de este planeta y única nave contaminada, como lo llama Walter Martínez, que no llegan a tomar consciencia que sus propia gente están destruyendo el mundo donde vivimos, cada día está más contaminado, llenos de gases sus cielos, con menos ríos, aguas y bosques. La emanación de gas carbónico producto de los vehículos que hoy circulan en nuestro planeta ha hecho que ciudades que antes tenían un bello cielo y lindos paisajes hoy hasta le es difícil a sus habitantes respirar. Como ejemplo de ello tenemos a Santiago de Chile, de quien disfruté su cielo por primera vez en mi luna de miel en diciembre de 1965, se veía desde su calles claro y limpio la majestuosa montaña de Los Andes, la última vez que lo vi así fue en septiembre de 1988. Ahora no se puede ver. Otra experiencia de la gran contaminación que sufre el planeta Tierra la sufre la ciudad de Beijín en China donde el cielo no lo ve nadie que transite por esa ciudad y muchos caminan con tapa bocas. Recuerdo que estaba por finalizar mis estudios de BA en economía en 1957 en La Universidad de Texas y oí a uno de mis profesores de Economía el Dr. Montgomery dar una conferencia sobre la República Popular de China y su futuro económico. Hablaba de la población de esa república para aquel entonces, la cual si no mal recuerdo pasaba de los 565 millones de habitantes y comentó, “la mayoría de su población anda en bicicletas, imagínense cuando transiten en motos”. Me pasó por mi mente, “será un desastre para el planeta” y ya lo estamos viendo. China es uno de los países más desarrollados del mundo pero ese desarrollo lo ha hecho consumir una gran cantidad de barriles de petróleo para sus industrias y de gasolina para sus vehículos que emanan gas carbónico a la atmósfera. En esa misma situación encontramos en América del Norte a Canadá y a los EEUU, cuya demanda anual de petróleo aumenta todos los años.

En lo referente a combatir esas emanaciones de gas carbónico a la atmósfera en Canadá, Toronto se aplican leyes severas contra la emanación de plomo y se hacen pruebas, se sancionan a las empresas que no coloquen filtros especiales para evitar la fuga de esos gases. La lucha contra el plomo contaminante, que causa graves daños a la naturaleza tuvo éxito, se llegó a fabricar la gasolina limpia de plomo, es menos contamínate pero aún causa daños. En esa lucha por combatir el uso de gasolina en los autos se llegó a construir, en pleno siglo XX, carros impulsados por energía eléctrica. Las empresas de Detroit los produjeron, pero más pudieron los dueños de las petroleras, entre ellos presidentes de los EEUU, como lo fueron los Bush, que una gran cantidad de vehículos ya listos para su venta fueron arrumbados en los patios de las compañías productoras de vehículos. Cosa que para los conservacionistas y personas con uso de razón es insólito, pero más puede el poder del dinero. La venta de gasolina da más beneficio que la venta de electricidad para esos autos. Esta mentalidad, la de hacer dinero a como dé lugar, no importando que te estés “auto suicidando” como decía el presidente venezolano Carlos Andrés Pérez y aquí si cabe la palabra auto suicidio, es la que tiene a nuestro bello planeta contaminado. Así vemos a los EEUU el cual no firma el Convenio de Kioto porque va en contra de sus grandes empresas capitalistas. Y no parece en el futuro inmediato que vaya haber una disminución drástica mundial del consumo de petróleo, por lo menos no se tiene noticia de un gran incremento mundial de energía solar o eólica. Se sabe que hay países en los cuales partes de sus territorios las usan con éxito, así tenemos ciudades de África, en Canadá, en Colombia y se dice que en Italia se está usando la energía que producen las olas del mar. En Venezuela, país petrolero por excelencia, se está usando molinos muy modernos de viento en la Guajira y en Paraguaná que generan una inmensidad de megavatios.

Ahora no es sólo la contaminación del aire con residuos de la gasolina producto de fósiles, hay muchas cosas más que está dañando nuestro planeta, entre ellas la gran desforestación que se está llevando a cabo en las selvas amazónicas, en Brasil la tala de árboles se está haciendo indiscriminadamente, grandes bosques han desaparecidos y con ello el agua proveniente de sus ríos desaparece también. Cosa similar ha sucedido con bosques del Estado Barinas en Venezuela. También en Venezuela los mineros, garimpeiros, buscadores de oro dañaron grandes hectáreas de tierra y río, como el Caroní con mercurio y que se sepa tanto en Brasil como en Venezuela no ha habido un castigo ejemplar para estos crímenes ecológicos. Los sacaron de allí, pero el daño ha sido horrible. No obstante, hay un maravilloso programa de siembra de semillas y de árboles en todo el territorio nacional, con este programa se reforestó nuestro cerró del Ávila que sufrió un pavoroso incendio hace unos años.

También contaminan las aguas de nuestros ríos aquellas personas que tiran toda clase de basura o a ellos. Nuestros ríos Anauco, Catuche y el Guaire hace años se perdieron de ser ríos limpios, hasta con peces. Cuando era un muchacho que no llegaba a los 15 años, hoy tengo 79, se tenía que ir a las Adjuntas, para encontrar este río Guaire limpio, ya era un río sucio en casi todo su trayecto. Hoy este río como los otros dos están seriamente contaminados, casi son cloacas urbanas. El río Guaire se está tratando y se calcula que en dos o tres años se termine esa tarea.

Pero no le basta al hombre la contaminación para ir destruyendo su gran morada, sino que la gran potencia mundial USA y sus lacayos tienen décadas acabando con ella y crearon una Unión de Criminales, la OTAN, que tiene mercenarios para bombardear a países con el fin de apoderase de sus recursos naturales, es así como destruyeron a Afganistán e Irak y asesinaron a su presidente Abraham Husein, igual cosa hicieron con Libia, el país más desarrollado del norte de África y también asesinaron a su presidente Gadafi con la forma más abominable jamás vista. Esos criminales de la OTAN planifican la destrucción de naciones para su provecho económico, crean guerras civiles para derrocar presidentes legítimamente electos, han creado una guerra civil en Siria con este propósito. Y hasta andan buscando líos a Corea del Norte con Corea del Sur y entre China y Japón. El papagayo se les puede enredar con estas andanzas, las dos Coreas son países con potencia nuclear, China también lo es.

Capítulo aparte merece Juan Manuel Santos y su intento de ingresar a la OTAN, se ve a todas luces que ha sido ordenado por USA para hacer semejante petición. Los EEUU busca la manera de destruir la unión de países socialistas que logró nuestro eterno comandante presidente Hugo Rafael Chávez Frías, porque si no, no se entiende el por qué del deseo de ingreso de Colombia a la OTAN ¿para combatir el narcotráfico a para pacificar su país? Para combatir el narcotráfico, ya tiene 7 bases estadounidenses en su país y para la paz de Colombia está en buen camino las conversaciones en La Habana con la FARC para lograrla. Venezuela estaba colaborando para ella. Santos patea la mesa y es aquí donde se ve a las claras que recibieron órdenes superiores para hacerlo. A los EEUU les conviene un pleito entre Colombia y Venezuela para llegar como mediadores e invadir a nuestro país con el pretexto pacificarlo, y en esa pacificación durarían años en territorio venezolano. No obstante, Venezuela no está sola y abandonada en este mundo, recuerden que le suministramos petróleo tanto a China como a Rusia y esta última nación cuando la IV Flota de los EEUU con la excusa de maniobras en el Caribe vino a amenazar a Venezuela envió su más poderoso barco de su Fuerzas Armadas al puerto de La Guaira. Total hermanos, que el tiro le puede salir por la culata a Santos y a USA, China y Rusia están armados hasta los dientes con armamento nuclear y no crean que vayan a dejar que los gringos hagan lo que quieran con Venezuela. Y si se arma una guerra nuclear, no habrá una Venezuela productora de petróleo, nuestro mundo estaría destruido y lo que quede de él estará altamente contaminado.

¡Dios nos ampare de estos locos guerreros!





Esta nota ha sido leída aproximadamente 5068 veces.



Gil Ricardo Salamé Ruíz

Economista, con Post Grados en Industralización y Ecología. Historiador.

 gilrsalame@yahoo.com      @gilricardosalam

Visite el perfil de Gil Ricardo Salamé Ruíz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a167710.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO