¿Esperando a que nos sorprendan?

(…) “La gente tiende a soportar grandes abusos antes de arriesgar sus vidas en confrontaciones con fuerzas armadas muy superiores. Por eso no hay ninguna revolución frívola, sino que todas ellas son una tarea muy seria” (…)

Vicente Romano


(…) “…digo esto porque, bueno, los adversarios, los enemigos del país, no descansan ni descansaran, en tratar de dividir y sobre todo en aprovechándose de circunstancias como estas…” (…)

Hugo Rafael Chávez Frías (08/12/2012)

Dentro del ámbito jurídico legal existe una figura penal, más comúnmente conocida como “Defensa Propia; pero que a los esquistos expertos intelectuales y jurisconsultos del derecho les ha dado por denominar LEGITIMA DEFENSA; tan exquisita es la palabrita, que hasta a mí me gusta para la redacción de este escrito, porque para mis gustos, se ajusta y adecua a lo que pienso expresar en el mismo, es decir, en este escrito y; de acuerdo con los entendidos en la materia, se dice, se sostiene, se establece taxativamente que; la legítima defensa, es una causa, un hecho una acción y/o actividad , que explica la ejecución de una conducta inadecuada que pudiera ser sancionada penalmente, disculpando de la responsabilidad a la persona que haya ejecutado la acción…o como dirían en mi pueblo “El mismito se Mato” como Chacumbele. Y si bien es cierto que, la persona que comente el acto o la acción de un hecho punible ante la figura de la Legítima Defensa, no le reviste sanción alguna, no es menos cierto que, para darse este supuesto, la persona debe quedar sometida a consideración de las autoridades y administradores de justica, a fin de esclarecer los hechos, ósea, que la cosa no es tan arriada por los cabellos o pelos.

Desde esta trinchera de lucha, en la batalla de las ideas, me he tenido que tragar las arenas de ese gran e inmenso desierto del conocimiento, y me he tenido que enfrentar por ignorancia a los más obscuros ataques de perversidades, ante mi poca o mínima capacidad de redacción y a mi orgullosamente llevada SABIDURIA MARGINAL, es decir, por querer seguir siendo como soy, y no pecar de ser lo que nunca he sido, me han dicho hasta del mal que me voy a morir, sin embargo llevo muy dentro de mí, alguno que otros consejos del legado de mi comandante en jefe y “nuestro amado eterno gigante” HUGO RAFAEL CHÁVEZ FRIAS, y el que se me ajusta a esta realidad, es aquel cuando nos llego a decir; palabras más, palabras menos lo siguiente:

“No tengamos miedo de hacer el ridículo, y riámonos de nosotros mismo, porque eso desespera al enemigo. Lo destruye”

En varios escritos que he leído de algunos y algunas camaradas colaboradores escribidores de la página web aporrea.org, he venido observando, con bastante (para no utilizar la expresión “mucha preocupación” que utiliza el pentágono) preocupación…entre los que me debo anotar yo también…que nos hemos dado a la tarea de expresar cosas, que parecieran dardos muy venenosos hacia el camarada hermano hijo de Chávez, NICOLÁS MADURO MOROS, y de no ser, porque verdaderamente soy un ignorante literario, diría muy seriamente, que estamos siendo víctimas, de las intrigas de las cuales nos alerto en su momento, nuestro “ETERNO AMADO GIGANTE” y nos estamos convirtiendo en los vehículos de distribución de los rumores de J.J. RONDON, haciéndonos a nosotros mismos un terrible daño.

No obstante y en virtud de, tratar en lo posible de dejar mi posición y visión, sobre las bases de mi saberes comunitarios y mis experiencias marginales, una hipótesis que desde hace rato lo he venido diciendo y advirtiendo, es con usted; mi camarada y hermano “Hijo de Chávez” NICOLÁS MADURO MOROS. Si bien es cierto que hay personas dentro de nuestro proceso político de cambios profundos, que vienen jugando a la auto destrucción de la Revolución de HUGO CHÁVEZ, no es menos cierto camarada NICOLÁS, que a las personas como la que suscribe, muy poco se nos para bolas, cuando, advertimos, alertamos, comunicamos, informamos y denunciamos las cosas que desde esas calles y lugares que usted ha caminado en ese extraordinario esfuerzo del GOBIERNO DE CALLE, no han logrado ver, porque a algunos “Pseudos dirigentes” de esos barrios y comunidades que has visitado, no les conviene que tu veas camarada NICOLÁS, cuando puedas mi pana NICOLÁS MADURO, acércate por esas mismas calles que has recorridos, pero eso si camarada, no les digas a nadie que vas por ahí, para que veas las realidades que muchos te ocultan, y no te pase como al camarada HUGO CHÁVEZ, que de acuerdo con lo que sostiene un mequetrefe, que preside una institución del Estado ¡Dizque! Que a CHÁVEZ lo engañaron, según ese mequetrefe no yo.

También pásate por el Hospital Clínico Universitario, para que veas y te enteres de cómo se está perdiendo la revolución de Hugo Chávez, con el INMENSO y profundo ABANDONO en que han dejado a los médicos comunitarios y medicas comunitarias en ese Hospital, como los negrean tanto así, que ya hay bastante que coquetean con la derecha dentro del recinto, es decir camarada NICOLÁS MADUROS, si tomamos en consideración matemática, que HUGO CHÁVEZ graduó a mas de cinco (5) mil personas entre médicos y medicas comunitarias, y que cada médico y médicas de esos y esas tienen familia, en el rango de cinco personas por familia, entonces, se pudiera inferir que parte de los que le fallaron a la revolución de HUGO CHVEZ ¿Fueron estos y estas camaradas? Yo particularmente no lo creo NICOLÁS, pero no te descuides camarada, porque como lo he venido sosteniendo:

El golpe de estado es administrativo ¿Qué? ¿Estamos esperando a que nos sorprendan…nada científico, es pura expresión marginal, de una pueblo con algo de conciencia.

CHÁVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de los pueblos pobres del mundo





Esta nota ha sido leída aproximadamente 2291 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: