Vientos de la sabana

Economía Productiva III

El tipo de propiedad siempre va a definir el tipo y características de la producción y esta, indiscutiblemente delineará el modelo económico, es decir, por ejemplo una propiedad y producción transnacional y monopólica impone una economía capitalista y un mercado impositivamente monopólico, ahora quien o quienes son dueños de qué? Sigo escribiendo para el debate sobre este interesantísimo tema, la economía productiva socialista, culmine el pasado trabajo hablando del sujeto – individuo – fuerza productora, digamos pues el proletario productivo disperso, en ese sentido debemos reconocer:

Que son hombres y mujeres en su mayoría responsables de cargas familiares.
Poseen un alto dominio de la técnica productiva.
Tiene más desarrollo y experticia artesanal que aparataje y medios de tecnología productiva.
Su actividad se orienta a la obtención de recursos para continuar con la dinámica de vida, donde incluso en muchas ocasiones no modifican ni el estilo, ni la calidad de sus vidas.
Son producto en la casi totalidad de los casos de permanentes procesos de autoformación.
Son propietarios de su “fabrica” o medios de producción y generalmente se conforman con las cualidades y capacidades productivas que tienen.
No existe una política de Estado para su potenciación.
Generalmente son invisibilizados como fuerzas productivas.
No practican ni creen por generalidad en la unidad de y entre ellos mismos.
Nadie de la planificación económica los ve o categoriza como fuerzas formales del aparato productivo.
Son catalogados en algunos casos como trabajadores independientes.
Subvaloran su presencia en la tradicionalidad de la infraestructura económica de la sociedad.
Siempre serán los reparadores, remenderos, arregladores, marañeros, o incluso sujetos de escaso valor productivo en la opinión de los tanques pensantes de la economía burguesa
Ellos (as) siguen su rumbo, su marcha, su destino, su andar, bien hasta que la sociedad y su gente los acepte, busque o use o hasta que el cuerpo aguante.

Por eso insisto en la definición que inicialmente propongo proletario productivo disperso, y lo hago convencido que su existencia valor, aportes, esfuerzos, productos y capacidad siempre serán más, si los valoramos y potenciamos.

No es un empeño, o tozudez decirlo, lo hago para que internalicemos la posibilidad programática y planificadora de ir haciendo una real y cierta categorización (necesaria por demás) de las fuerzas de producción en nuestra patria y en la economía socialista.

El pasado sábado 18 de mayo nuestro presidente Nicolás Maduro, lo dijó en nuestro estado Barinas, confieso que sentí que estamos mirando y andando por el rumbo cierto, que estamos obedeciendo y haciendo lo que nuestro Chávez nos dijo, nos indicó y nos enseñó.

Si valoramos realmente esas fuerzas, sujetos o proletarios productivos dispersos.
Si lo consideramos útil y necesarios.
Si comprendemos que son permanentes innovadores.
Si potenciamos su existencia, inclusión social, unificación de fuerzas y orientación programática y planificada de su producción, atendiendo metas y necesidades.
Si se estructura un espacio para la justa comercialización de lo producido entendiendo y haciendo imperiosamente urgente que esas fuerzas productivas sean justamente valoradas, atendidas, acompañadas, fortalecidas e iniciar con ellos un plan de maximización de sus potenciales, buscando conjugar la unidad entre ellos y que con una justa inversión económica y mejorando las condiciones de producción, los relancemos al aparato productivo Nacional como fuerzas poderosas, básicas y necesarias.

Entonces así, creo que no solo estaremos categorizando sino además ordenando y construyendo la base esencial de un aparato productivo, que debe ser:

Real
Solida.
Integral – integradora.
Socialista.
Dinámica.
Desde y con el pueblo.

Esto permitirá seguir edificando un sistema económico productivo socialista de amplia inclusión y de fortísimas bases sociales.

Llego pues la hora de dar esta mirada, cambio, Timoneo y conducción Chavista de la economía.

Esta será la base de la gran pirámide de un sistema económico productivo socialista.

Veamos en perspectiva si esto ocurre así, ¿Qué o cuales serian los frutos?

Menos desempleo.
Mayor felicidad social.
Incorporación y eternización de los saberes y haceres del pueblo en la sociedad y la producción.
Valoración del gran aporte individual y la construcción a partir de este, de una fuerza productiva colectivizada y unida.
Aumentaría la capacidad adquisitiva del pueblo.
Le romperíamos la columna vertebral al gran mercado burgués que domina, controla e impone los patrones de moda, uso y consumo.

Si eso ocurre ¿Cuál es entonces el próximo estadio o nivel? Si se profundiza en la organización, se establecen redes de unidades de productores libres que en asociación producen y construyen la economía. Pero existen también otros niveles, mencionare en esta entrega lo referente a la familia.

Desde el artículo #75 hasta el 97 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela se dejan ver claramente los derechos sociales y familiares que tienen los venezolanos y venezolanas, es más la ley orgánica del sistema económico comunal establece en su artículo 10 numeral 3 la concepción de unidad productiva familiar y lo deja ver como una organización de y entre una familia que a través de proyectos socio productivos dirigidos a satisfacer sus necesidades y las de la comunidad, tienen rango especial

Ahora con justicia social igualdad de derechos y deberes, para así entonces tener el reconocimiento y tratamiento en esta ley orgánica, como una forma de organización socioproductivas, es decir acá estamos en presencia de otro nivel organizativo de las fuerzas productoras socialistas, específicamente el 2ᴰᴼ eslabón o nivel de la pirámide del sistema económico productivo.

Si sacamos de la textualidad de las leyes esta forma organizativa, la vitalizamos, le damos carácter protagónico, le asignamos proyectos, la incorporamos en la cadena productiva, le damos el acompañamiento necesario, los convertimos en prioridad nacional tal cual como lo establece el plan de la patria, seguro pues estamos avanzando por el camino correcto, es decir por el camino del faro Chávez con su enseñanza, sus postulados, su legado y su doctrina.

En la próxima entrega seguiremos desarrollando este tema de Economía Productiva.



“Por Chávez Seguiremos haciendo Patria”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3791 veces.



Geovanni Peña

Diputado a la Asamblea Nacional. Militante del PSUV.

 santanajerez@hotmail.com

Visite el perfil de Geovanni Peña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Geovanni Peña

Geovanni Peña

Más artículos de este autor