Pildoritas 89 (año VI)

Testimonio irrefutable

Testimonio irrefutable
Pildoritas 89 (año VI)
Por Saúl Molina Z
Lo que les transcribo a continuación llegó a mi correo, producto de uno de mis artículos en el que toco el tema. Como se ve, es una realidad que con seguridad se repite en todo el país y que es aprovechada por la contrarrevolución para ganar dividendos.
Este factor que muestra una sociedad enferma por un flagelo que no es nuevo, como sabemos, ahora maximizado por los medios que lo utilizan para herir cada vez con más fuerza este Proceso, es uno de los que contribuyó a que la brecha del 14 de abril fuera la que conocemos.
A continuación el texto recibido muy amablemente de uno de mis lectores:
“Saludos. Sí. La situación es harto difícil porque el flagelo de la corrupción es un monstruo de mil cabezas y que tiene que ver incluso con aquello que sostienen muchos de esos funcionarios y es lo siguiente:
"MIRE YO LO QUE GANO AQUI ES UN MISERO SALARIO QUE NO ME ALCANZA PARA EL SUSTENTO DE MI FAMILIA. POR LO TANTO...¿QUE QUIEREN QUE HAGA?".
Casi textualmente estas frases se repiten en boca de funcionarios de la guardia nacional, del CICPC, cuerpos Policiales, alguaciles, secretarias de tribunales, (incluso jueces), los trabajadores de la banca pública (desde el más humilde hasta el más encumbrado funcionario), empleados de la administración llamada descentralizada (alcaldías, gobernaciones,...)
Soy del Estado Mérida y vivo en un típico pueblito de esta hermosa geografía andina. Aquí, el instituto de la vivienda (que es un ente municipal) vende los cupos para tener derecho a la asignación de una vivienda. Claro: no lo hace directamente la institución, (ni que fueran pendejos) para eso tienen a sus operadores. El modus operandi que aplican se desarrolla en tres pasos: 1) el interesado/a hace la solicitud ante la institución donde le exigen una cantidad de requisitos que no son más que (alguien dijo por ahí que "... la burocracia es el combustible de la corrupción"). Espere, espere y espere. La persona averigua, pregunta solicitando información sobre su solicitud; un funcionario del instituto, en actitud agresiva le señala: "...ud debe aguantarse porque hay una cola de "sopotocientas" personas por delante suyo". El interesado/a le infiere: "sr pero lo que pasa es que una vecina que solicitó la vivienda hace apenas dos meses, ya se la están construyendo. Mi solicitud ya tiene un año y nada".
-"Bueno, lo que pasa es que ella se "bajó de la mula" y así es más rápido" le dice el tipo en voz baja-
-Y... ¿cuanto hay que pagar?. No se. Pero si quiere hable con fulanito. Él le dará la información.
Resulta que el "fulanito" es uno de los "operadores" (están organizados por parroquia).
..Hablando con ese fulanito: el interesado/a pregunta
-¿Cuanto tengo que pagar?
-Depende. Si la quiere para rápido o muy rápido. Apenas 4 o 5000 según su gusto. Bien, si la persona tiene como pagar le harán su casa en el término de 2 (muy rápido) a 4 meses, (rápido) de acuerdo al convenio que hizo y pagó.
De esta forma se negocia con la necesidad de una vivienda. Bueno: el 14 de abril veíamos, (casi en su totalidad) a quienes recibieron esas viviendas diciendo: "yo recibí una casa, pero no fue que me la dio el gobierno; yo tuve que pagar para que me la hicieran, por tanto, yo voto por quien yo quiera." Y así fue. En mi centro de votación la revolución nunca había perdido desde que llegó el Camarada Chávez; horita nos dieron una pela.
Algo más: el municipio donde habito está en manos de un alcalde "chavista". El jefe del instituto de vivienda es el coordinador general del PSUV-municipal y coordinador de las campañas que ha desarrollado la revolución. ¿Cómo le parece, camarada?.
Lo más grave mi estimado es que se denuncia ante el alcalde, ante la cámara municipal o ante el partido ¿? y...no dicen ni pio. Claro. Todos están comiendo. Y como decía el panita Alí: "...el que llena la barriga se olvida del que no come". El partido está en manos de esos mismo corruptos...no van a ir contra si mismos.
Discúlpeme: me extendí un poco pero quería comentarle esto, vista su preocupación por el tema en cuestión”.
Es doloroso tener que leer testimonios como este, nos queda la esperanza de que las cosas cambien para bien de la Revolución, para que nuestra Patria no caiga en manos de sus enemigos que no harían nada para acabar con la corrupción sino que la incrementarían.
Estamos comenzando un periodo de gobierno sin el gigante, quien de haber seguido, estaría enfrentando este flagelo, Maduro está dando demostraciones de que puede, por algo Chávez le confió el timón, ayudemos, somos más de 7 millones y medio de votantes duros, que no podemos fallarle al Comandante Supremo y menos a la Patria.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1674 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: