Números de golpe

En Venezuela hay, mas o menos, unos doscientos ochenta mil choros activos, agrupados en veintiocho mil bandas organizadas, sin contar por supuesto, con el incuantificable sector del hampa desorganizada, o la mal llamada “hampa común”, que supera con creces este tímido monto, y mucho menos contabilizar en el mismo lote, a la elitista criminalidad de cuello blanco que chimbolegalmente, trafica drogas, seres humanos, capitales, extorsiona, secuestra, corrompe, especula, acapara, desabastece, pero da empleo.

Esto, a razón de unos diez landros de alto calibre por pandilla: doce mil de estas asociaciones delictivas configuradas por María Corina Machado (las que puso a engordar sobre la fecunda imaginación del olvido, o simplemente invisibilizó antes los medios, contando con la cómoda fragilidad de la memoria goda) y las dieciseis mil que reciente, alegre y austeramente creó Antonio Ledezma. Estas ultimas conformadas por “expertos” ¡Librese usted de especular!

“El Abuelo Monster”, quien no supo aprovechar el desinterés ultimo que mostró su colega por el tema, dejando eso así, sino que en un arranque verboerratico, in crescendo, tipo Ismael, retó una vez mas, la capacidad de engullir números de la audiencia disociada, soltó una cifra que de ninguna manera podía ser inferior, a la pronunciada por una mujer, a todas luces, inferior en abolengo. Al contrario, debía crecer exponencialmente por el ajuste inflaciónario, mas un aumento especulativo por maña. Redondeó hacia arriba, una tasa mejicana de cuotas balón, especulativa e’ bola, disparando una espiral de violencia al peor estilo de Ciudad Juárez ¡Salvese quien pueda!

Estas bandas armadas son el sueño dorado del agazapado fascismo incubado en la ultraderecha venezolana, pero ni en pesadillas superan el número de veintitrés millones de firmas con que Enrique, (sin h, el que dejó muda a VTV, el Mendoza), atarugó la, muchas veces puesta a prueba, credibilidad de los escuálidos. A pesar, o por debajo de esto, la esperanza contrarrevolucionaria está depositada en que en algún momento, saltará un líder negativo con la suficiente audacia intelectual (en ello trabaja arduamente J.J. Rendon) como para superar todo pronostico, y por arte de magia, sacar de entre los menesteres de un estudio de televisión, el estrambótico numero que conmocione y derrame la sangre necesaria a nivel nacional, para que el golpe se imponga por encima de toda imaginación.  
 
Estas serian las bandas planas, que por un lado son virtuales, confunden y ridiculizan la realidad, y por el otro se convierten en la vanguardia del ejercito mercenario que ataca las bases populares para liberar a la República Bolivariana de Venezuela del Chavismo mayoritario con el apoyo exterior de un Obama de ensueños, y una Comunidad Europea nuevamente alemana.

¡Chávez vive, la lucha sigue!   


miltongomezburgos@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1802 veces.



Milton Gómez Burgos

Artista Plástico, Promotor Cultural.

 miltongomezburgos@yahoo.es      @MiltonGomezB

Visite el perfil de Milton Gómez Burgos para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Milton Gómez Burgos

Milton Gómez Burgos

Más artículos de este autor