La oligarquía vampira y apátrida

Los jóvenes de esta época quizá se formularán preguntas sencillas y lo más seguro que no le encontrarán respuesta ni en la prensa escrita ni en la televisión. Por ejemplo ¿Por qué razón en los abastos y automercados son frecuentes las marcas Kelloggs, Heinz, Nestle, Gerber, Indian, Underwood, Mc Cormick, Robin Hood…? ¿Por qué razón la casi totalidad los detergentes para lavar, jabones de baño y todo lo vinculado con la limpieza del hogar los fabrica la empresa Proter & Gamble? Y qué decir de aquellas bebidas dañinas para la salud de los niños, jóvenes y adultos como son la pepsicola, cocacola, nestea entre tantas, presentes en la bodega más aislada del país y en lo más modernos supermercados. Y si el mismo joven se pasea por los lujosos centros comerciales se dará cuenta que un ochenta por ciento de los productos que allí se expenden son importados. En mi época de mocedad indagaba la razón del por qué la mayoría de las areperas estaban en manos de portugueses, al igual que la generalidad de las grandes cadenas de supermercados. De manera similar ocurría con las panaderías y zapaterías, cuyos dueños eran españoles o italianos. Tampoco podemos dejar de lado las tiendas ubicadas en las avenidas del centro de las grandes capitales del país, cuyos propietarios provenían del lejano oriente o bien, del Líbano o Siria. En mi época de mozo la mayoría de los restaurantes eran regentados por individuos provenientes de ultramar. Entonces la gran pregunta que se puede formular. Y los ricos venezolanos de cuna ¿de qué se ocupaban? La respuesta es sencilla: poner una tienda, un supermercado, un restaurante, no eso se lo dejaron a los extranjeros era más fácil vivir a consta de petróleo, pidiendo créditos al gobierno de turno para invertirlo en empresas más rentables y no en una vulgar arepera.

Es bueno que los venezolanos memoricen los siguientes apellidos: Vollmer, Zuloaga, Mendoza, Boulton, Delfino, Neuman, Sosa Rodríguez, Blohm, Tamayo y Domínguez. Sobre esas diez familias recaían la totalidad de las actividades financieras, licores, publicidad, comunicación, inmobiliarias, industriales, comerciales, de servicios y como consecuencia, el imperio de unos pocos quienes tenían el monopolio sobre las actividades referidas. A mediados del siglo XX el manejo del 80 % de la economía del país dependía de estos vampiros. Eran estos “señores” los únicos beneficiarios de los créditos otorgados por el gobierno para el funcionamiento de sus empresas: papeleras, pinturas, cementos, avícolas, cerveceras, metalurgias, frigoríficos…Con un agravante, muchas de tales compañías funcionaban en sociedad con firmas norteamericanas: Dupont, Sherwin Williams, Montana, Corpa, Venoco, Mckan Ericson…por lo que tenían que responder a intereses foráneos. Esta burguesía, socia de capitales norteamericanos, aliada a los partidos políticos (AD y Copey) y protegidos por el ejército fueron los responsables de la debacle económica, política y social durante la cuarta república.

Todo funcionaba a la perfección, la democracia representativa se reforzaba mediante una consulta periódica y cada cinco años cambiaban al presidente y en oportunidades, se alternaban AD y Copey, pero el dominio oligárquico no sufría ningún cambio. Los poderosos disponían de los ingresos petroleros para usufructuar un bien sobre el cual no contribuían ni con medio real. El estado invertía en la investigación, extracción, producción, refinación, transporte, en general todo lo referido a la comercialización del crudo y los grandes oligarcas eran los únicos beneficiarios de los dólares provenientes de esa actividad. Lamentablemente, las divisas que ganaban estos truhanes se iban del país para colocarlos en la banca extranjera o en los paraísos fiscales.

Desafortunadamente para la oligarquía vampira llegó el socialismo del siglo XXI de manos de mi comandante Chávez y hoy continuado por el presidente recién elegido MM. Ya no podrán chupar más dólares petroleros para llevárselos fuera de Venezuela, el beneficio de esa renta se está repartiendo equitativamente para resolver miles de problemas de los antiguos excluidos y los de la clase media asalariada. Ciertamente, como publicita constantemente la prensa: Venezuela está polarizada, pero no por culpa de mi comandante Chávez, ni tampoco de MM, lo estuvo hace tiempo entre patriotas y monárquicos, después entre ricos y pobres, es decir, como siempre: entre explotados y explotadores. Es a los pobres, a los explotados eternos quien de momento deben recibir parte de esa ganancia petrolera para saldar la deuda social de hace muchos años.

Aquella burguesía vampira ahora tiene rostro amarillo pero con idénticos apellidos. Son lo mismos que reclaman para sí el poder, a pesar de haber perdido las elecciones. Son los mismos quienes por artimañas, mentiras, vilezas y violencia pretenden requerir el poder como vulgares patoteros. Aparte de su vampirismo, actualmente muestran el rostro que lograron ocultar sus ancestros y de manera descarada asumen rastreramente su papel apátrida. Advertimos, sin que ellos oculten la vergüenza, dada que la exhiben en la televisión, a unos “dignos” representantes de la clase oligárquica convertirse en embajadores apátridas de la contrarrevolución y van como verdaderos saltimbanquis solicitar, ante delegaciones de la derecha internacional, la activación de “la carta democrática” de la OEA para desconocer el gobierno legítimo de MM. No cabe duda, la diputada Machado (proclamada por CNE del cual ella denigra y firmante del acta de Carmona) y el ex alcalde López Mendoza (quien actuó con violencia fuera de su jurisdicción como juez y policía contra el ex ministró Chacín) solicitan la intervención extranjera para que la oligarquía ocupe nuevamente el poder, ya de forma directa y no soterrada como en la época de la cuarta república.

Lamentablemente, la convocatoria a la violencia proferida por el candidato perdedor sólo fue cumplida a medias por unos pocos fascistas responsables de la muerte de once inocentes ciudadanos, del ataque contra los hospitales, de numerosos heridos y del llamado genocida contra los médicos cubanos. Por fortuna la gira de MM por Suramérica legitima la actuación de Nicolás como presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, en desmérito de la actuación de los burgueses vampiros y apátridas.

Como vemos la revolución está acosada, la oligarquía vampira y apátrida no deja de actuar al lado de grandes poderes internacionales (EEUU) para tumbar a MM, acabar con la Revolución Bolivariana y colocar en la presidencia algunos de los herederos de aquella rancia pandilla, beneficiarios del petróleo durante más de cien años. Debemos estar vigilantes y luchar con denuedo para que el legado de Hugo no se pierda en manos de los traidores que pululan por el extranjero pidiendo la presencia de los caso azules, con la finalidad de derrocar y asesinar a MM. Honor, gloria e inmortalidad a mi comandante Hugo.

enocsnchzlpez@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2262 veces.



Enoc Sánchez


Visite el perfil de Enoc Sánchez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Enoc Sánchez

Enoc Sánchez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a165815.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO