La artera conspiración de EEUU contra Maduro

El imperio norteamericano no quiere reconocer la victoria de Nicolás Maduro porque la agenda oculta del Departamento de Estado manejada por sus voceros Otto Reich y Roger Noriega, tiene que dar sus frutos. Dan por descontado que el reclamo hecho por Henrique Capriles, aun cuando no tenga razón en lo que reclama, eso para ellos no tiene ninguna importancia dado que buscan afanosamente que se desate la violencia que derive en una guerra civil y se produzca una intervención de los USA-Marines estadounidenses en suelo venezolano.

Hace pocas horas el abogado constitucionalista Hermann Escarrá luego de una ponencia sobre la Carta Magna desde la sede del Banco Central de Venezuela, refirió que "Capriles podría ser juzgado por traición a la Patria por solicitar intervención extranjera" en nuestro país. La artera conspiración de los EEUU contra Nicolás Maduro después de haber perdido su títere Capriles las elecciones del 14ª, disparo las alarmas y acelero la aplicación del oscuro libreto elaborado por el Departamento de Estado. Pues no creyeron que Maduro se pusiera a la altura de un prohombre como Hugo Chávez, en el que le demostró a sus seguidores y al país que sí estaba a la altura de la responsabilidad que había delegado en él, su Cmdte. Supremo Hugo Chávez.

Sabemos y es de todos conocidos las acciones de violencia que preparo la potencia imperial contra las recientes elecciones del 14ª en Venezuela y lo que hizo contra el líder fundador del proceso revolucionario, Hugo Chávez. Ahora la emprenden contra Nicolás Maduro y contra las instituciones democráticas venezolanas, buscando su deslegitimación a través del reclamo electoral sin sustentación o pruebas creíbles de su lacayo Henrique Capriles, porque para ellos es de todos sabido la peligrosidad que ahora Maduro representa, en cuanto a garantizar la continuidad y su permanencia en el tiempo del proceso revolucionario bolivariano socialista siglo XXI. De antemano todos sabemos que vienen por Nicolás Maduro, ahora como cabeza del proyecto revolucionario legado por Chávez, en el que se pretende hacerle ver al mundo que hubo fraude electoral y provocar su deslegitimación como presidente, o desatando la violencia a través de la MUD y de su líder Capriles, según lo planeado desde Washington.

Nicolás Maduro no se enfrentó a un candidato de poder con arrastre popular o a un líder de mediana preparación intelectual o mesurada racionalidad, no, se enfrentó a un pasquín de candidato apoyado por una escuálida maquinaria de atomizados partidos recogidos en la MUD, y secundados y apoyados por la más poderosa y salvaje maquinaria mediática mundial (USA-Dpto. de Estado y gobernantes lacayos europeos), quienes lo atacaron de forma bestial e invisible tanto antes de las elecciones y justo en el momento en que comenzó el conteo electrónico de votos en el CNE. En consecuencia, fue atacado por invasivos ataques informáticos satelitales de quinta generación que por sus características y alta tecnología de punta no dejan ningún rastro ni huellas a su paso. De modo que, contra ese descomunal poderío, como no ha habido otro en este planeta, se enfrentó gallardamente el compatriota Maduro

En Venezuela, como en otros países del continente latinoamericano –siempre y cuando haya un fin o interés de por medio— el imperio le aplica y, más que todo a indefensos países pobres e indefensos, las recetas de dominación neoliberales con el ex profeso fin que se sometan a sus pueriles prácticas de sumisión, servilismo y fácil acceso a sus recursos. Que no es más que hacer valer de nuevo lo que recientemente afirmó el Secretario de Estado John Kerry ante el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EEUU, quien siguiendo la vieja Doctrina Monroe y sin importarle la soberanía de los países latinoamericanos, al considerar a éstos como su “patio trasero” y añadió que planea cambiar la actitud de algunas de estas naciones.

El dinero verde está comprando nuevamente la podrida conciencia de los antinacionales y apátridas traidores. Serviles lacayos quienes en su papel de antipatriotas le venden al mejor postor su negra alma a la Bestia imperial, y se ofrecen de manera vil y rastrera al servicio del malévolo imperio entregándole en bandeja de plata sus mejores oficios de sumisión y entreguismo.

Hay un reacomodo de las fuerzas del bien y del mal y una puja de poderes a nivel mundial, que hacen de Venezuela por su inmensa riqueza petrolera un apetecible manjar de la que otrora fue para EEUU y grandes capitales hegemónicos.

En cuanto a ese tema –es decir el tema energético– vale señalar que por ser el petróleo de vital importancia para todos los venezolanos, se le debe mirar con mucho celo y cuidado vista la rápida declinación de esos energéticos a nivel mundial. En este sentido, el pueblo venezolano debe estar enterado de los oscuros manejos financieros que se elaboran desde los centros de poder del mundo, con los EEUU a la cabeza de esos malévolos planes.

En declaraciones recientes del productor cinematográfico estadounidense Oliver Stone dice que, el Pentágono está obsesionado con el "dominio de espectro completo". "Eso significa controlar el aire, la tierra, el mar, el espacio y el ciberespacio. Ése es el plan. Ya hemos atacado a Irán a través de Israel con armas cibernéticas. Ahora tratamos de asegurarnos el control del espacio. Se habla de drones situados en el espacio a 250 millas de altitud que pueden disparar ráfagas de láser".

@joseagapo



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1677 veces.



José Agapito Ramírez


Visite el perfil de José Agapito Ramírez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: