¿Cómo hacer la revolución bolivariana y chavista? ¿Qué hace falta?

En varias oportunidades oímos plantear al Comandante Eterno Hugo Chávez que no existe receta para construir el socialismo. Inclusive al analizar el tema con su particular método de explicar la dinámica política también afirmaba que había sido uno de los errores confesados por el propio camarada Fidel Castro, quien señaló que al triunfo de la revolución cubana se consiguió que no existían manuales para tal fin. Esto lo asumimos a plenitud, no hay recetas ni manuales, de manera tal que la revolución significa un proceso creativo y no dogmático. Esta premisa, aunque fundamental no resuelve el problema y surge otra interrogante ¿entonces cómo hacer la revolución, qué hace falta?

La dirección política de la revolución, a nivel nacional y regional oyendo al pueblo, deberá responder a ésta y demás dudas que surjan. Nosotros los militantes de la revolución también contribuiremos a este objetivo. El carácter de la lucha y de las acciones para impulsar la revolución está relativamente resuelto. Decidimos que esta revolución es pacífica más no desarmada, que los procedimientos tienen que estar cargados de participación protagónica del pueblo organizado, que la unidad cívico militar es esencial para el desarrollo de los planes, que hay que avanzar aceleradamente en la formación político ideológica de todos los bolivarianos y chavistas, que tenemos un plan de desarrollo del país con visión estratégica como es el Programa de la Patria. Pero además, en el contexto de hoy hemos avanzado en la unidad de los revolucionarios, en la fuerza integradora de los latinoamericanos, en el fortalecimiento de una política antiimperialista y lo que es más importante hoy contamos con un pueblo fortalecido en su espíritu libertario gracias a la labor formadora y motivadora del Comandante Chávez. ¿Entonces que falta? Si bien también hemos dicho que estamos en fase de transición hacia el socialismo, la Dirección Política de la Revolución tendrá que ponerse a la altura de las exigencias tácticas. Hay pueblo entusiasmado, hay Programa, hay unidad cívico militar, tenemos 20 gobernaciones, hay músculo económico. Diría el Comandante Eterno Chávez ¡a la carga!

El Presidente Nicolás Maduro ya lo ha dicho. Impulsará decididamente un plan de revisión de todo. Esto también debería incluir al Partido. La lucha contra la ineficiencia, la corrupción, el burocratismo, la deslealtad, la impunidad y toda forma de vicio que frene al proceso revolucionario tienen que atacarse frontalmente, es un clamor y exigencia del pueblo y es necesario para la salud de la revolución. Además, en el escenario político no estamos solos la contrarevolución o sea la ultraderecha también tiene sus planes, trabajan para ganar base social, tienen apoyo del imperialismo gringo y su acción saboteadora pretende crear clima permanente de inestabilidad. De tal manera que es fundamental acertar en las decisiones políticas, como seguro estamos de ello, para reducir en su máxima expresión los obstáculos que en el camino nos encontraremos.

La oposición está dirigida por la corriente de ultraderecha cuyos métodos no son los convencionales y son los representantes del imperialismo yanqui. Ya lo han demostrado en varios países del mundo y en nuestro país. La guerra económica, la manipulación de la información, el mimetismo político, el estímulo a la confrontación y la guerra entre los ciudadanos son algunas de sus armas, así lo hicieron en Libia y lo están haciendo en Siria. Ellos seguirán con sus oscuros propósitos. Es por ello que la Dirección Política de la Revolución debe avanzar promoviendo el diálogo pero con el pueblo y no con sus verdugos, avanzar en la solución de los problemas sociales, ejecutar a profundidad el Plan de la Patria, reforzar los valores del trabajo creador y productivo, definitivamente transformar la educación, fortalecer la organización comunal y en fin gobernar con el pueblo de verdad verdad.

El Presidente Nicolás Maduro en su discurso de toma de posesión estableció el qué hacer y pidió apoyo de todos para poder hacerlo. Reafirmó la necesidad de alcanzar los objetivos históricos del Plan de la Patria y reconoció la importancia vital de derrotar la corrupción, la ineficacia y la modorra existente en el aparato del Estado, este es un buen comienzo para despejar las interrogantes, avancemos pues con Nicolás y el ejemplo de nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez hacia la victoria irreversible del socialismo bolivariano.

scamachocastejon@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1862 veces.



Salvador Camacho


Visite el perfil de Salvador Camacho para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a164028.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO