Hace 11 años...

Un dìa como hoy, hace 11 años, el imperio norteamericano y la contrarrevoluciòn burguesa protagonizaron uno de los hechos más infames. No sòlo se conformaron con derrocar a la Revoluciòn Bolivariana y a Hugo Chàvez, mediante un cruento y artero golpe d estado, sino que asaltaron el poder y se desató una feroz persecuciòn contra los dirigentes y voceros del movimiento popular. Las operaciones psicològicas, la sedición al interior de las Fuerzas Armadas, el sabotaje a las instalaciones e infraestructura básica, la conspiración incluso de sectores e individualidades considerados hasta entonces "afectos" a la Revolución Bolivariana, se conjugaron con un despliegue inusitado de las fuerzas y medios imperiales para lanzar su Plan de Ataque. Sólo 3 años tenía nuestra nóvel Revolución Bolivariana, y ya enfrentaba una prueba de fuego que obligaría a crecerse como toda Revolución verdadera, en medio del látigo de la contrarrevolución. Es en definitiva la cruda lucha de clases que forma la madera de los revolucionarios y las revolucionarias.

La historia y sus caprichos, han querido que un nuevo y decisivo enfrentamiento de clases se desate un 14 de abril de 2013, dìa de la restitución plena del gobierno legítimo y constitucional de Hugo Chávez el año 2002. Aquella contraofensiva popular victoriosa en alianza estratégica con los sectores progresistas, patrióticos y revolucionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana.

Estamos en medio de una nueva y decisiva batalla estratégica. Tenemos con nosotros ante todo un gran y enorme dolor. La pérdida definitivamente irreparable del guía y maestro, del jefe único y eterno de la Revolución Bolivariana, del "Gigante de nuestra América". Pero junto con ese gran dolor viene todo su legado, su ejemplo simple y heroico, su voz sempiterna, su verbo-bala, su palabra sabia, su sonrisa única y nuestra. La sencillez de su enseñanza, su canto al pie de la mata 'e mango, sus clases criollitas de geografía, su verbo subversivo e incendiario, su cotidiana insurgencia, su rebeldìa esencial y siempre con causa. De allí, que la irreverencia sea la cédula de identidad de nosotros sus fieles, sus devotos militantes, del pueblo su consigna, de los pobres la oración.

Nosotros los chavistas tenemos muy clara nuestra Misión, nuestro papel y lugar en la construcción colectiva, radical y antagónica al capitalismo, que es la Revolución Bolivariana. Nuestra direccionalidad se enmarca en el Plan de la Patria 2013-2019 y sus cinco objetivos estratégicos. Nuestra centralidad táctica se resume en el "Golpe de Timón" emanado inmediatamente después del triunfo electoral del 7 de octubre. ¡Comunas o Nada! ¡Socialismo o Nada! es nuestra divisa.

La Revolución Bolivariana necesita construir y consolidar tiempos de unidad. Como lo expresó Bolívar: Unámonos y seremos invencibles, unidad en el contradictorio espacio que requiere la defensa de nuestra diversidad.Unidad que requiere de enormes dosis de humildad y paciencia. Más ahora, que la columna vertebral, que el elemento unificador y cohesionador, ya no está físicamente con nosotros.

La orden es clara y precisa.Desde esa plataforma podremos avanzar en la Profundización y Radicalización Democrática de la Revolución Bolivariana, y estamos ciertos, que el pueblo chavista todo, va a ejecutar impecablemente esa directriz. Las diferencias se postergan, el debate creador y constructor queda para después. Acá no hay que inventar.

En un escenario polarizado hace tantos años, no hay posibilidad de trasvasar votos y eso un sector del país ampliamente conocido lo sabe. No mencionaremos encuestas ni llamaremos a votar por alguna opción porque respetamos al árbitro y a la normativa electoral, porque la campaña electoral ya terminó y porque nuestro pueblo ya tomó una decisión. Pero hay un sector del país que se sabe derrotado de antemano, pero convocarán al desconocimiento y a la desestabilización. Los mismos que bajaron el cuadro de Bolívar del Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, los que mediante un decreto arrasaron con Constitución y las instituciones democráticas que nos hemos dado, los que ordenaron matar a Chávez y a perseguir y masacrar a nuestro pueblo pobre. Intentarán reproducir escenarios ya conocidos, como el de las elecciones en Irán en el año 2009 y su experiencia anteriores en Yugoslavia, Ucrania y otras, ya sabemos de OTPOR y CIA. Es un diseño que apunta al desgaste apuntalado por sus dueños extranjeros, por agencias de inteligencia anglosajona y sionista, por los medios de comunicación pro-imperiales, por el gran capital transnacional y la extrema derecha latinoamericana y mundial.

Sin embargo, sus cálculos y predicciones parecen errados. Chávez está vivo y volverá para derrotarlos, nuevamente. Nosotros, sus tropas de excluidos, de marginados, de negros y criollos, los eternamente pisoteados ocultamos el arma secreta que el Comandante Supremo nos entregó; la DIGNIDAD y esa herramienta es única e inderrotable. Él está a cargo allá en el puesto de mando, dirigiendo y conduciendo las operaciones. Nosotros, con alta preparación combativa, listos para entrar en combate y derrotar una vez más al enemigo, a la contrarrevolución, a sus amos y sus acólitos.

¡Chávez vive el Socialismo Sigue!
¡Nos llama el amor, nos llama la paz, nos llama el calor de humanidad!

¡Nos llama el amor, nos llama la paz, Nos llama la patria, Vamos Ya!
¡Hasta la Victoria Siempre!
¡Independencia y Patria Socialista!
¡Viviremos y Venceremos!

El autor es: Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC)



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1275 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a163370.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO