Memorias de un escuálido en decadencia

Nicolás

¡Estamos pasando una pena del carajo! Ni su mamá había llamado tanto a Nicolás, como lo ha llamado Embajada Radonski, y menos mal que ya se dejó de esa vaina, porque hasta Cilia flores lo dijo. “Ni yo he llamando tanto a Nicolás”. No pegamos una. Y de paso, nos impusieron un baile de la Obsesión que nos tiene de cabeza, todos estamos cabezones con esa jodedera, pero menos mal que ya nuestro asesor J. J Rendón le dijo a Embajada Radonski que no lo nombre más y que le hable del pajarito. “¿Cómo es la vaina?” preguntó Embajada Radonski, y hubo que explicarle y escribirle una vaina allí para que se la aprendiera, porque parece que a Nicolás se le apreció un pajarito que ahora tiene loco a más de uno en la oposición.

Pero el colmo de la vaina es lo que hizo Embajada en Barinas, Hasta allá llegué con Margot y nos preparamos a oírlo y aquello fue el Ofertón Radonski, el hombre comenzó a decir que, estudiante que se gradúe sale a trabajar, y hombre que esté listo para ser pensionado, sale pensionado, y aquí no habrá un pobre ni para remedio, y mucho menos gente sin casa, todos tendrán casa. "Coño, Embajada, dijo Margot, tampoco la vaina es para que te vuelvas loco, porque en Miranda los pela bolas somos mayorías”•

Y de paso, se apareció el pelotero Ramón Guillermo Aveledo a decir que habían descubierto una clave que tenían en el CNE que era para que Nicolás ganara más fácilmente, y “coño, papito, si te pones a decir esa pendejada los que queremos votar por Embajada Radonski no vamos a votar”, así dijo Margot cuando lo escuchó. En definitiva, la vaina parece que es una caravana de locos, que quedamos en manos de los desaforados, que razón tenía el gringo que nos llamó estúpidos, porque no sabemos un carajo. Hasta el compañero Marquina se prestó para presentar un documento militar diciendo que no sabía si era falso o verdadero, y qué vaina es esa, Marquina, seguro ese fue el mismo documento militar que Embajada Radonski forjó y lo envió por twittter y después se hizo el loco

Si seguimos con esa pendejada nadie va a creer en nosotros. Carajo, ¿por qué no invitamos a todo el pueblo de Venezuela para que vaya al Estado Miranda y vea cómo gobierna Embajada Radonski? Ni de vaina, porque todos sabemos que para pagar los aguinaldos en diciembre hubo que hacer milagros y terminó pagándolos Chávez, a quien Dios tenga en la gloria.

Cuando el papá de Margot vio a Julio Borges decir sus pendejadas por Globovisión, agarró y se fue al cuarto, abrió la puerta y vio a Margot, y lanzó aquella puerta con toda la rabia del mundo y el edificio se estremeció.

- Esa maldita pared.- me canta Margot.

robertomalaver@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6315 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: