Tu carta a Nicolás Evans es una perogrullada nada peroratio

Juro con toda franqueza que este servidor que, se dice ser chavista, bolivariano no a profundidad, revolucionario, madurista por Chávez y, además, le cuesta expresarse en público por no ser comunicador, ni sabe leer ni escribir bien con la arrogancia de Evans y, que tampoco es politólogo, ni constitucionalista, ni analista, ni internacionalista, ni leal analista ni tampoco activista de base y que se pone una gorra y una franela roja cuando le desee y, que no imita a nadie. Hará lo posible de poner en puerta de corral polítiquero al que sabe y puede enseñar a uno a vibrar de emoción en lo interno como en lo externo: amoldado al comportamiento revolucionario con el objetivo primordial de ser lo que no se es.

Por lo que no entiendo esto, que lo copio textualmente de Aporrea y subrayo algunas palabras en negrillas, las que aparecen en el párrafo en rojo:

Vamos Maduro, el pueblo chavista, venezolano, latinoamericano y mundial está pendiente de ti, tú eres el conductor de un proceso donde no eres el líder, líder sólo fue Chávez, ahora tu eres un medio para alcanzar un fín, el fin de que sea el pueblo su propio líder. No creo necesario un baile de Maduro aunque sea divertido, no creo necesario un muñeco de Maduro aunque sea gracioso, no creo necesario un silbido de Maduro aunque suene bien, no es necesario que te rodees de "sifrinos bolivarianos" tal como tú los llamaste, es necesario para la revolución que te rodees e incorpores más campesinos, obreros como tú, amas de casa, intelectuales orgánicos, afrodecendientes, indígenas, jóvenes, homosexuales, emprendedores honestos, artistas de calle, dirigentes de los partidos aliados; quiero un conductor para la construcción del Estado Comunal, no dejes que la farándula política te distraiga, sé que tú eres el hombre, Chávez me lo dijo, y a pesar de que algunos de los que quizás están a tu lado de manera infructuosa han pedido mi expulsión o sanción en la Dirección Nacional del PSUV por lo menos tres veces en los dos últimos años -sin argumentos ni bases sustentables, por lo que pienso, por lo que digo, por lo que escribo y por lo que hago públicamente, éstos no han podido alcanzar su objetivo sectario, ya que mi crítica, compromiso y lealtad es a toda prueba-, al final, por el socialismo bolivariano y por Chávez, quiero que sepas que debemos elevarnos ante las miserias humanas, por lo que ¡cuentas conmigo, adelante!

Es decir –según Evans- tu Maduro tienes que cambiar, aunque sigas siendo él mismo, pero eso de líder te queda grande y no sé cómo te quieren elevar ante las miserias humanas, si es con más humanidad o con qué. Y, no olvides que ahora Nicolás eres un medio para alcanzar un fin y, punto. Y, jamás olvides –que más adelante te lo van a decir- que eres un conductor de autobús como obrero y no de masas. No te pases de la raya amarilla, ya que cualquier fiscal de tránsito te puede multar y no vale bailar, ni muñequear, ni silbar que no es divertido ni gracioso ni suena bien. Y ni se te ocurra tocarte el bigote.

Y, esto, tampoco lo entiendo:

Yo votaré por ti Maduro, porque me lo pidió Chávez y porque eres un conductor de autobús que creció en el rigor de la lucha política, me identifico con tu origen de clase obrera, proletaria, y espero que tú y tu equipo entiendan que el rol que he definido para mi vida dentro de este proceso revolucionario no es el de adulador ni "prebendero", sino el de un crítico, propositivo y leal analista, polítólogo, comunicador y activista de base.

A mí en particular me hubiese gustado más: las palabras “prebendar” y “politólogo”, pero entre gustos y rigideces es Evans el riguroso a quien Nicolás tiene que prestar atención que los medios privados han de ayudar a conseguir el camino con Evans a la cabeza.

Algunas frases que comentar dentro de la carta-disertación del politólogo sin ganas de contrariar al mismo Evans que sabe lo que hace mas yo no.

¿Será que la diversidad existe fuera y dentro del chavismo?

¿Sumar? ¡Oh, Evans! ¿Quién te enseñó a sumar? ¿Y, sabrás las reglas de la adición?

¿Existe el perdón entre los revolucionarios? O mejor es ser egoísta o, será que eso sí da lealtad (da no se acentúa) y, ¿cómo conoceremos a las personas que quieran reflexionar dentro del chavismo?

Por pendejo más de uno abusó de la amistad de Chávez en su provecho (de ellos).

Sé que a Evans por Aporrea lo leerán quizás, un millón de personas, en cambio nosotros nos conformamos si nos leen y nos entienden cien y, todas las críticas serán bien venidas por mi correo.

Y, para ti Nicolás Maduro, “has bien y no mires a quién” que la lucha y el disfrute pleno de la justicia social dentro de la revolución del pueblo venezolano es el fin que, aunque Chávez no me lo dijo así lo creo.

estebanrrojas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1746 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a162512.htmlCd0NV CAC = Y co = US