He visto un funeral

He visto los ojos alocados de una mujer desesperada esputando odios con burbujas de salivas en un medio noticioso internacional, funeral de palabras resentidas y simplistas en interpretaciones de una carta magna que pateó en un tiempo pasado algo reciente.

He visto la mirada enfermiza sin pestañeos de un cantinflero que se monta en la acción del casquillo mediático para alborotar a un pueblo que le huye, pretendido líder que arenga a un pueblo resentido cargado de mucho odio, sus ojos lo demuestran cuando señala la misma Constitución que pateó en un tiempo algo reciente, mientras tanto, veo poco a poco su funeral político.

He visto funerales de medios de comunicación que juegan sus últimas cartas y entran en el proceso de agonía de una enfermada suicida que les carcome cada célula en el conteo de un tiempo cercano que los hará desaparecer del espectro radioeléctrico perteneciente al pueblo. Medios que apelan a la Constitución actual, la misma que patearon en un tiempo algo reciente.

He visto a conciudadanos odiando, alimentados por el pan envenenado, hidratados en el agua de un malévolo envasado. He visto ese pueblo de televisión y comiquita, pueblo que desconoce sino que olvida las viles masacres silenciosas de las calles en épocas de las llamadas libertades plenas. Hoy veo en ellos un funeral de frustraciones. Conciudadanos que dijeron “no” en un tiempo algo reciente a una Constitución a la que apelan hoy.

He visto y sigo viendo el cuerpo en reposo de un hombre que moviliza a millones de personas para el juramento de lealtad. He visto el mundo en todos sus colores reunidos en un mismo espacio en formas de pensamientos políticos y religiosos rindiendo respeto, admiración, amor y lágrimas frente al hombre que promovió la Constitución de hoy en un tiempo algo reciente. ¡Qué ironía para ellos, que ese hombre nazca infinitamente en lo que creían sería su muerte!...Nosotros los que les seguimos sabíamos que sería así.

Hoy he visto un funeral, el entierro futuro definitivo contra quienes apuestan al desequilibrio y la sangre, los mismos que han querido sacar el alma de calle de un pueblo guerrero que entre lágrimas pacíficas rezan diciendo: ¡dejen quieto lo que está quieto!...Los tiempos cambian y los zombies apuestan a las redes sociales para escudarse tras ellas alimentando sus propios temores en el ensayo de lo que desconocen…

Apenas comienza la guerra y las palabras claves serán cuando nos digan ignorantes, marginales, brutos, mediocres, muertos de hambre, tierrúos, monos, macacos, arrastrados y tantos adjetivos y epítetos de balas bañadas del mayor rencor. La otra clave vendrá en el exceso de alabanzas de lo que ellos mismos no creen porque son hijos del chip televisado, lectores de simples extractos de la Carta Magna de hoy, la misma que patearon hace un tiempo algo reciente…Comienza el funeral.

www.larrymarquezperalta.blogspot.com - @larrypoetaloco


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1461 veces.



Larry Márquez Peralta


Visite el perfil de Larry Márquez Peralta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Larry Márquez Peralta

Larry Márquez Peralta

Más artículos de este autor