Mensaje a una compañera de Causa

Buenos días compañera, en relación con lo que le hablé de Mario Silva en unos de mis correos anteriores, anoche pudimos ver una muestra de lo que le dije en esa oportunidad, es decir, que "ni arrima ni golpea", lo cual es una lamentable pérdida del importante espacio televisivo. Anoche, este señor se refirió a los planes que los vándalos de la oposición tienen de dirigirse al hospital militar para exigir la presencia de Chávez. Los comentarios del conductor de La hojilla fueron tan insulsos y anodinos, que francamente no los recuerdo, pero en todo caso no fueron los que debió haber dicho. ¿Qué debió haber dicho Mario? Bueno, partiendo de la idea de que esos malditos se atreven a hacer eso convencidos de que el gobierno no los va a reprimir por temor a ser acusado de violar los derechos humanos, les ha debido advertir que si hacen lo que tienen pensado, van a llevar más palos que una gata ladrona. Y que después no vengan conque les violaron sus derechos humanos, porque quienes estarían haciendo eso con los enfermos del hospital son ellos, cosa que las autoridades no deben permitir. Entre otros motivos, porque si estos pacientes se encuentran recluidos en esa instalación hospitalaria, no es por estar haciendo turismo sino porque en la mayoría de los casos se encuentran, como sucede con el Presidente, gravemente enfermos; enfermos que tienen derecho a disfrutar de la tranquilidad que su delicada situación amerita y que las autoridades están en la irrenunciable obligación de garantizarles.

Y esto que no se quede en simples amenazas, sino que, aprovechando tan hermosa oportunidad, darles una reverenda paliza para que sepan que la alteración del orden público tiene sus riesgos y que no van a salir tan ilesos como hasta estos momentos ha ocurrido. Ahora, si el gobierno les cae a palos a estos delincuentes, ¿quién podría criticarlo? ¿Quién podría salir en defensa de estos degenerados? Nadie, y quien lo haga corre el riesgo de ser rechazado por la opinión pública. Lo mismo debió haberse hecho con motivo de la alevosa agresión que se cometió con el anciano frente a la embajada de Cuba. Si el gobierno hubiera reprimido a esos coños, ¿quién lo podía criticar, quién podría criticar a unas autoridades que salgan en defensa de un ciudadano que estaba siendo agredido por unos malvivientes? ¿Acaso o es esa una de las funciones del gobierno, la brindarle protección a los ciudadanos? Basta ya de impunidad es el clamor colectivo.

Espero, compañera Luisa, haberme explicado lo suficientemente bien en relación con mis comentarios anteriores. Abrazos...Alfredo S.


alfredoschmilinsky@hotmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1806 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a159876.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO