Los medios oficialistas y el desabastecimiento

En vista de que la gente del Diario de Caracas, al informar acerca de la retirada de los kioscos del diario El País de España cayó en una falsificación que vulnera la verdad de lo que realmente sucedió y que tiende demás a darle la razón al diario felón, me vi en la obligación de responderle a través de su sección “Deje un comentario” para tratar de aclarar las cosas y ponerlas en su justo lugar.

En efecto, en una parte de lo publicado por el diario de Caracas el 26 de los corrientes decía así: “En la madrugada del jueves 24 de enero (día del periodista en España), el diario El País retiró su versión impresa de las calles. “Se dio cuenta de que la información que abría la edición era mentira y la fotografía que colocaron falsa” (…). Al respecto, traté de aclararles parte de lo publicado -como ya antes dije, a través de su sección “Deje un comentario”-, mediante la siguiente observación:

“Sres. del Diario de Caracas, en la edición de hoy, 26 de enero, ustedes, al referirse acerca de la famosa foto de El País, de España, hacen el siguiente comentario: "...el diario El País retiró su versión impresa de las calles. SE DIERON CUENTA de que la información era mentira. Al respecto, déjenme decirles que están equivocados. Es más, que de hecho convalidan la excusa utilizada por el diario para justificar su canallada contra nuestro país, ya que ellos, El País, desde hace mucho tiempo sabían que la fotografía era falsa”

Pues bien, como es su costumbre, y como también es la costumbre de la mayoría de los medios al servicio de este proceso político , con la honorable excepción de Aporrea, mi comentario fue censurado. Es decir, que además de que el espacio que le conceden al lector es demasiado reducido -500 caracteres, incluyendo los espacios-, cuando en los escritos perciben un atisbo de crítica o cuestionamiento en relación con algunos funcionarios o dirigentes del PSUV, entonces lo bloquean. Y esto, a pesar de que son los que con mayor frecuencia vociferan acerca de las virtudes de la libertad de expresión y de aquello que, con un cinismo de concurso, repiten machaconamente: irreverencia en la critica y lealtad en la acción”. “¡Carajo!

Pero lo repudiable no es sólo esto. Sino que a pesar de lo dicho, es decir, de la escasa o ninguna oportunidad que le brindan al lector para que éste pueda expresase, viven criticando a los otros periódicos por atentar contra este derecho. Lo cual además de ser cierto en la mayoría de los casos, constituye un fariseísmo incalificable, porque nadie como ellos en incurrir en el mismo pecado.

No sabemos por qué al hablar de esto se nos viene a la mente aquel acto infame cometido por la señora Vanessa Davies contra los Yukpas, a quienes no sólo amordazó sino que también, en un prodigioso acto de magia, los desapareció por completo. Logró, en unos pocos segundos y mediante una cortina roja, lo que a través de la magia negra muchos brujos y hechiceros han tratado de lograr por siglos: hacer invisibles a las personas. Y digo personas, porque aunque lo dude la mencionada señora, los Yukpas que se asomaron a la ventana de su programa también son personas dignas del mayor respecto y consideración.

¿Y qué sucedió después de este brutal atropello contra estos humildes venezolanos? ¿Se le aplicó acaso a esta taumatúrgica señora, experta en desapariciones, algún tipo de sanción, alguna pequeña reprimenda que le dijera al país que aquí los hechos están en plena concordancia con lo que se pregona? En absoluto. Ni siquiera ella misma, por decencia, tuvo la gallardía de disculparse; es decir, que quienes ahora mismo le están exigiendo a El País de España disculpas por la foto, son, precisamente, los más renuentes a ejercer el mea culpa cuando las circunstancias así lo exigen. Con lo cual no demostró otra cosa que cuando habla de los valores humanos y de la democracia, incurre en un acto de felonía, pues trata de convencer a la gente acerca de su adhesión a principios en los cuales está muy lejos de creer y practicar. En fin, lo cierto es que lo hecho por esta señora podría prestarse para muchas interpretaciones. Por lo pronto, nos recuerda aquel dicho que dice…”aquí no están todos los que son ni son todos los que están”.

Pero regresando al tema inicial, las páginas digitales tanto del diario de Caracas como la del Correo del Orinoco y otros medios oficialistas son tan excluyentes y exclusivistas, que no resistirían una comparación con la de Últimas Noticias. Por ejemplo, pongamos por caso que en esa página se publique una información que según la opinión de algunos constituyan un atentado contra la verdad y que no tiene otro objeto que el de manipular y confundir a sus electores. Pues bien, al final de esa misma noticia se podrá encontrar una sección llamada “Deja un mensaje”, en la que en un amplio espacio el afectado podrá, sin ninguna restricción, salvo las que tengan que ver con la reputación y el honor de las personas, aclarar lo que tenga que aclarar y desmentir lo que tenga que desmentir. ¡Qué bochorno!

Y en cuanto al desabastecimiento de algunos rubros esenciales en la dieta del venezolano, como el pollo, la leche, el azúcar, la harina de maíz, el arroz etc., hay que decir quela causa del mismo no es de ninguna manera alguna ni el acaparamiento, cuya incidencia en relación con este problema es mínimo, ni las compras nerviosas, en el caso de que las haya habido sólo podrían durar, a lo máximo, unos quince días, y mucho menos la disminución de la producción que se ha mantenido igual, etc. Se debe, fundamentalmente al torrencial chorro de dinero que el gobierno, como una especie de maná, ha echado a la calle a través de las misiones adulto mayor y otras. ¿Qué ha originado esto? Una tremenda distorsión de la economía, la cual se manifiesta a través del profundo desequilibrio que se ha originado entre la oferta y la demanda. En este sentido, es oportuno consignar para entender el problema, que la demanda, o sea, el dinero en manos del público, aumentó este año un 60 por ciento en relación con el año anterior, mientras que la oferta, es decir, los productos en el mercado, permaneció igual, inalterable. Con lo cual la producción de bienes alcanzará sólo para una parte de la población. Para aquella que llegue primero a los abastos y supermercados. Los demás, a hacer sancocho con los billetes de bancos. Este problema es sumamente delicado, porque no sólo está afectando a los que están recibiendo las pensiones sino también a los que no han disfrutado de este dudoso beneficio.

A los directivo de Venezolana de Televisión: en Venezuela y para los venezolanos sólo ha existido, existe y existirá un solo libertador: Simón Bolívar, un extraordinario persnaje que no admite comparación con nadie. Bolívar es único, inimitable e irrepetible.

El Presidente Chávez y Arias Cárdenas se han puesto a apoyar, contra la opinión de la militancia del PSUV a Durán Centeno con miras a las próximas elecciones a alcalde, lo cual constituye, además de un brutal atentado contra la unidad del Partido, un ventajismo inaceptable que desnaturaliza el crácter democrático que se pretende dar a este proceso de escogencia de candidatos por la base. Además, este pupilo del Presidente y del gobernador, no es lo que se die una joya, precisamente. Pero lo que poderosamente llama la atención en relación con este asunto, es que están apareciendo costosas vaya, con los rostros de Chávez, Arias y Centeno, por toda la ciudad. Compitiendo en número con las que Pablo Pérez se mandó a hacer con motivo de las recientes elecciones para gobernador. ¿De dónde está saliendo ese dinero? Se pregunta la gente y con razón. De nuevo las palabras por un lado y los hechos por el otro.

alfredoschmilinsky@hotmail.com
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2896 veces.



Alfredo Schmilinsky Ochoa


Visite el perfil de Alfredo Schmilinsky Ochoa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Schmilinsky Ochoa

Alfredo Schmilinsky Ochoa

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a158693.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO