Cúpulas de la Iglesia

En Venezuela se ha hecho costumbre que al acercarse un proceso electoral algunos voceros de la Iglesia católica enfilan sus baterías contra el Gobierno pero en especial contra el Presidente Hugo Chávez Frías.

Es obvio que la opinión de la Iglesia en nuestro país tiene un gran peso y una singular influencia; sobretodo por la cantidad de feligreses que profesan la fe cristiana, en especial la católica, al ser esta la que congrega la mayor cantidad de creyentes en comparación con los demás credos e iglesias que hacen vida pública y social en Venezuela.

El artículo 59 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela aprobada por la Asamblea Constituyente de 1999 y publicada en la Gaceta Oficial Nº 5.453 de marzo del año 2000, destaca que: “El Estado garantizará la libertad de religión y de culto. Toda persona tiene derecho a profesar su fe religiosa y cultos y a manifestar sus creencias en privado o en público, mediante la enseñanza u otras prácticas, siempre que no se opongan a la moral, a las buenas costumbres y al orden público. Se garantiza, así mismo, la independencia y la autonomía de las iglesias y confesiones religiosas, sin más limitaciones que las derivadas de esta Constitución y de la ley. El padre y la madre tienen derecho a que sus hijos o hijas reciban la educación religiosa que está de acuerdo con sus convicciones.

Nadie podrá invocar creencias o disciplinas religiosas para eludir el cumplimiento de la ley, ni para impedir a otro u otra el ejercicio de sus derechos”.

No hay duda que en el actual sistema de gobierno democrático, participativo y protagónico, las iglesias tienen su espacio y su presencia legal para ejercer sus ritos y liturgias de acuerdo a las leyes y como todo ciudadano se lo merece.

No obstante, y muy a pesar de estar claro el aspecto legal de los credos religiosos, surgen interpretaciones más bien personales por parte de algunos prelados de la Iglesia Católica; incluso en desacato con lo que pregona el Papa Benedicto XVI, quien recordó a los obispos venezolanos en Roma, con motivo de su visita “ad limina”, la necesidad de sus pastores de mantener una conducta acorde con el mensaje de Jesús.

El Papa les dijo a los obispos venezolanos que “deberían irradiar la luz del Evangelio a los venezolanos acorde con la difusión de los valores cristianos, con vistas también a favorecer la búsqueda del bien común, la convivencia armónica y la estabilidad social”.

La CEV ha interpretado en los últimos meses con serenidad y ecuanimidad el mandato del Sumo Pontífice, más no así el cardenal Jorge Urosa Sabino, máximo representante de la cúpula de la Iglesia venezolana, quien cuando vienen elecciones se convierte en un político más, pierde la sindéresis y libera de toda culpa a quienes han cometido delitos al asumir funciones de juez para salvar a los condenados, por violación de derechos humanos en el golpe de Estado del 11 de abril del 2002.

arellanomt@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3071 veces.



Marco Tulio Arellano

Jubilado en Pdvsa

 arellanomt@hotmail.com      @Homugria

Visite el perfil de Marco Tulio Arellano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Tulio Arellano

Marco Tulio Arellano

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a155350.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO