Entre tanto

Toda Nuestramérica una sola bandera palestina

Son centurias de dolor, persecución, diáspora y masacres la del pueblo palestino. En la actualidad, parte de ese pueblo obligado a ser nómada por el odio imperial hecho gobierno sionista en Israel, se refugia en Gaza e intenta construir su propio Estado, levantar su soberanía, su gobierno y sus leyes. Tarea harto difícil y, por ahora, casi imposible de llevar a término mientras persista el odio imperial contra una de las culturas de resistencia, más grandes de la humanidad.

Por cierto, el pueblo palestino resiste en la Franja de Gaza, sin armas, sin ejército, sin bombarderos, buques militares, ni artillería antiaérea. Resiste de dignidad, de ancestralidad, de cultura vital y alimentada de esperanzas, ante todo un poderío militar e imperial, sustentado por grandes transnacionales capitalistas como Nestlé, Cocacola, Kelog’s, cométicos Revlon, Intel procesadores, Johnson & Johnson, entre muchas otras y sus aliados gringos como Mc Donalds.

La brutal descarga de misiles contra inocentes en la Franja de Gaza, lo que ha conducido a la muerte de centenares de niños, niñas, mujeres, ancianos, a la destrucción de poblados enteros, al memoricidio y al informicidio –nuevas maneras éstas de criminalidad por las que se pretende matar la memoria, la historia del pueblo palestino y su resistencia informativa y comunicacional como forma de sobrevivencia- constituyen hoy un nuevo genocidio contra el pueblo palestino.

Indiferentes o cómplices directos -como en el caso del imperio estadounidense, su departamento de Estado, el Pentágono y La Casa Blanca- países europeos se suman a los ataques o los aplauden complacidos para preservar sus condiciones monárquicas, coloniales o, simplemente, sus intereses capitalistas como estados. Ruines fichas del destructor mercado capitalista, cada vez más decadente, esos imperios, como el estadounidense y el sionista.

Entre tanto, Nuestramérica que resiste, que enfrenta por igual al imperio yanqui y a las versiones policiales y militares del sionismo, como el Mozad, es, intrínsecamente, solidaria con el pueblo palestino y condena firmemente las genocidas actuaciones del gobierno de Israel, su carácter nazi-fascista y su pretensión de doblegar la resistencia palestina y su deseo de ser pueblo libre e independiente, en un territorio que les pertenece desde toda su existencia cultural.

Hoy, toda Nuestramérica es una sola bandera palestina, en solidaridad y lucha con ese masacrado pueblo que, más temprano que tarde, vencerá… Venceremos… ¡Viviremos y venceremos!


ivanpadillabravo@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2446 veces.



Iván Padilla Bravo

Director del semanario cultural "Todos Adentro", medio adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Cultura. http://www.mincultura.gob.ve/

 ivanpadillabravo@gmail.com      @IvanPadillaB

Visite el perfil de Iván Padilla Bravo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a154461.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO