Confrontación de sistemas políticos: Capitalismo contra Socialismo

Capitalismo contra Socialismo: El primero de los sistemas es un orden socio- económico basado en el individualismo, es decir, el individuo constituye un fin en sí mismo y que domina toda la organización social. El capitalismo organiza técnicamente la producción por medio de la división del trabajo, es decir, en la ley del mínimo esfuerzo, en el ahorro de energías y en la calidad técnica que la especialización produce, en la consiguiente economía de tiempo y en el menor costo y mayor perfección que con el esfuerzo en común, la producción creciente de mercancías porque los que se benefician son los grandes capitalistas y las empresas y no los trabajadores y el pueblo. El capitalismo es un sistema económico, un estilo de vida, una concepción de la sociedad. Alguna de sus expresiones: El sentido individualista del Derecho, la estructura clásica de la familia, el libre interés de las obligaciones, la autonomía de la voluntad de las partes, la propiedad absoluta, es decir, sin restricciones, de carácter privado.



El sistema económico capitalista está basado en el liberalismo. Dicha postura ideológica postula la libertad de la vida económica, el libre juego de las fuerzas económicas, fundándose en que la eficaz colaboración de estas fuerzas presupone su libertad de movimientos. Esta concepción ideológica desarrolla la teoría del egoísmo o neoliberalismo. En consecuencia, el afán de lucro y la competencia son las principales fuerzas de la organización económica y social. Esta política del liberalismo es negativa porque exige el libre juego de las fuerzas económicas y la menor (o ninguna) intromisión posible en la vida económica. De allí deviene el Estado Liberal basado en su no intervención de la actividad económica y social y concibiendo a la sociedad como un sistema independiente, sin ningún tipo de conexión entre sí. Los valores del capitalismo son : derecho a no regulación, a no ser intervenido; 2.- Igualdad formal ante la ley, iguales oportunidades, igual trato; 3.- La seguridad es estudiada como protección a la libertad y a la propiedad, fundamentos de la sociedad; 4.- Los derechos ciudadanos son inalienables.



Los países del norte son países profundamente capitalistas; viven en una realidad que esta basada en la riqueza, porque la mayoría de las veces la misma ha sido producto de la explotación de los países más fuertes sobre los más débiles, en la lujuria de la moda y el consumismo, o lo que es lo mismo, el hedonismo, basado en la vanidad, se creen que pueden mirar a los pueblos por encima del hombro y que tienen libertad absoluta de derrochar y exhibir, en síntesis, el mundo del norte capitalista no lucha para sobrevivir, se dedica a la explotación y al dominio para garantizar su ritmo y nivel de vida. En contraposición a la realidad de los pueblos del sur, que es un mundo que se ha basado en la marginalidad producto de la pobreza, el sectarismo y la exclusión, un sistema profundamente injusto en virtud de la desigual distribución de la riqueza, en síntesis el mundo del sur tiene que luchar para subsistir, sino, desaparece.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12468 veces.



Juan Martorano

Abogado, Activista por los Derechos Humanos, Militante Revolucionario y de la Red Nacional de Tuiter@s Socialistas (RENTSOC).

 jmartoranoster@gmail.com      @juanmartorano

Visite el perfil de Juan Martorano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a15234.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO