Pildoritas 111 (Año V)

VENEZUELA II Y LOS VOTOS MERCENARIOS DESDE LA CIUDADES COLOMBIANAS, FRONTERA CON EL TÁCHIRA..

Los resultados electorales en el Táchira son tan irreales que basta solamente ver como en los municipios fronterizos el incremento de votación del oposicionismo se acerca mucho al número de votantes que sin vivir en ninguno de dichos municipios fueron traídos a sufragar por al alternativa opositora.

Son los llamados votos mercenarios, que violan la Ley, pues son colombianos que portan cédula venezolana pero que al no estar residenciados de derecho pues su verdadera residencia es en Colombia, sin embargo se inscriben en el REP con direcciones en las ciudades fronterizas.

En todo caso conforme a la Ley podrían votar en el consulado pero no lo hacen porque en su casi totalidad lo que les conviene es percibir la no poca cantidad de dinero que les pagan para que voten y si se les dejara para votar en la delegación diplomática, la abstención sería enorme y no podrían sumar el mayor numero de votos que solo por la frontera con el Departamento norte de Santander llegó a el 07 de octubre superar los 60 mil votantes.

Es una situación irregular que jamás ha podido ser controlada, para nada han servido las denuncias con pruebas contundentes que demuestran por ejemplo que en una misma dirección de las ciudades de Ureña, San Antonio o Rubio aparecen como si estuviesen viviendo allí, el doble o hasta el triple de personas que le caben a la vivienda, bastaría con una visita domiciliaria aleatoria para comprobar la falsedad de la información e incluso que los verdaderos habitantes desconocen que les hayan metido tanta gente en su casa.

El cierre de fronteras que siempre se decreta, no ha surtido nunca ningún efecto, pues mucha de esa gente pasa a este lado, mucho antes de que se inicie la aplicación de la medida de cierre, o los que lo hacen el mismo día y siempre encuentran el funcionario corrupto que por una monedas mira para otro lado cuando pasan vehículos cargados de gente o a pie por las innumerables trochas que existen a lo largo de la frontera.Quien logre el control de esos votos gana el Estado y el oposicionismo lo hace pues tiene establecida en las ciudades fronterizas una organización denominada VENEZUELA II, que maneja mucho dinero y a un funcionario, especialmente nombrado y pagado por el gobierno Regional, que disfraza al funcionario con el nombre de Comisionado de Fronteras y opera a tiempo completo y manejando mucho dinero y personal para garantizarse esos votos en cada elección.

No olvidemos que para la elección del 16 de diciembre tienen derecho a sufragar quienes posean cédula de residente emitida hasta por cinco años o más antes de la elección, y que viven en Colombia, toda esa gente que es bastante ya está inscrita para votar lo que de hacerlo incrementaría la votación en contra del Candidato de la Revolución

Esta situación , si queremos ganar la próxima elección para gobernadores y luego la de Alcaldes y Concejales, hay que resolverla, con la constitución en la mano y tomar un medida casi que heroica, utilizando para ello el Ejército y la Policía Nacional Bolivariana, para cubrir a lo largo de la frontera todas las trochas que se utilizan durante todo el año para el contrabando de extracción de alimentos y gasolina y en días previos a las elecciones para venir a votar, pues lamentablemente hay que aceptar que por la experiencia que se tiene, no de esta sino de muchas elecciones anteriores, la Guardia Nacional no ha sido capas de cumplir con el cometido que se persigue con el cierre de la frontera, que no es sólo evitar el paso de indeseables, sino también evitar que se cometa de forma masiva por parte de miles de personas el delito que consiste en sufragan de manera fraudulenta si tomamos en cuenta que se han inscrito falseando su dirección de habitación y aceptando vender su voto a los enemigos de la revolución.

Entonces es absolutamente necesario contrarrestar con la Ley este abuso que prácticamente se ha instituido con el financiamiento y la anuencia de la Gobernación del Estado e instituciones como la Lotería del Táchira, para garantizarse un triunfo que es producto de la tracalería y la corrupción y que huele a traición a la Patria, porque de no ser así, tendrían el coraje de enfrentarse en el campo programático y de la ideas y no lo hacen porque se saben derrotados, como ya lo fueron en la elección nacional del 07 de octubre.

saulmolina2006@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1482 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: