Pareciera que la lemna vota

Viendo y escuchando a los expertos en la materia, interpreto la lucha contra la lemna como una guerra asimétrica. Ya las instituciones saben las posiciones que van a tomar y el papel que cada quien debe cumplir para combatirla con todas las fuerzas y los medios posibles en el momento que se presenta.

Y aunque siempre están prestos a enfrentarla con los recursos y las armas que tiene a la mano el Zulia, saben que es un enemigo grande, fuerte, poderoso. Lo mejor sería que se produzcan los cambios naturales en el lago y se regrese por donde vino. Así se terminarían los daños que causa a nuestras costas.

Debe destacarse, que el Ministerio del Ambiente, la Alcaldía de Maracaibo y el Instituto de Conservación del Lago de Maracaibo (Iclam), Corpozulia, Hidrolago, Enelvén, entre algunos otros organismos, se han comportado como valerosos guerreros al batallar con este vegetal en cualquier terreno.

Igualmente es de analizar, que estos guerreros han sido unos combatientes si se quiere solitarios. Todavía no he visto a ningún militante de ese gran contingente de dirigentes políticos que aparentan rasgarse las vestidura por el pueblo, con una pala en la mano recogiendo lemna y ayudando a la gente de Santa Rosa, por citar uno de los sitios más críticos.

Para colmo, pareciera que la lemna vota. Recuerden que la lenteja verde apareció en el lago desde febrero de 2004, se incrementó entre los meses de mayo y junio y fue arreciando su presencia a medida que se acercaban las elecciones de alcaldes el 31 de octubre.

Obviamente son hechos casuales y muchos deben recordarlo, de lo contrario consulten las fechas y las incidencias de este fenómeno el año pasado y verán que cuando culminaron las elecciones y el Consejo Nacional Electoral dio los primeros resultados, esta planta acuática desapareció silenciosamente.

Ahora, estamos a las puertas de las elecciones de concejales y representantes de juntas parroquiales y la lemna sp no sólo reaparece, sino que sigue presente y, a veces, amenaza con arreciar.

Pero la situación política es tan grave en la región, que ese tipo de dirigentes ni siquiera dan la cara para plantear alguna salida a ese problema que, no sólo acaba con Santa Rosa como zona turística, sino que afecta a un buen número de pescadores de Maracaibo, San Francisco, la Costa Oriental y el Sur del Lago.

Pienso como un humilde vecino y votante más de este noble país, que es en estos momentos cuando los partidos deben crecerse y demostrar que no son ni un campo de batalla, ni simples cascarones vacíos o grupitos de yupis con aspiraciones presidenciales.

Sin embargo, resulta alarmante, como los políticos del oficialismo y de la oposición pujan por candidaturas, aspiran a ser el número uno en las elecciones y lucen asombrosamente indolentes ante la desgracia del pueblo.

O será que el voto de la lemna es nulo. De todas maneras, eso se verá en las elecciones de agosto. Esperemos que unos días antes esos mismos pseudos políticos no hagan uso de un micrófono o un grabador, armas con las que sí son verdaderamente combatientes expertos, para intentar engañar a la gente creyendo que el pueblo sigue siendo tonto y sufriendo de amnesia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3144 veces.



Alberto Morán


Visite el perfil de Alberto Morán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Morán

Alberto Morán

Más artículos de este autor


Notas relacionadas



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a15222.htmlCd0NV CAC = Y co = US