¿Somos Mochos? ¿Qué Hacer el 7-O?

Como se ha dicho y escrito en los últimos días, tanto en el ámbito nacional como internacional; el 7-O es un día muy importante para la humanidad. Tal vez pueda pensarse que darle al 7-O esta calificación de ser un día de la humanidad, sea una exageración. No lo es; la importancia y trascendencia  de este 7-O ha sido suficientemente argumentada. El mundo se debate en una profunda crisis y la salida que impone el poder económico, implica el desarrollo de políticas neoliberales que conducen a ensanchar las desigualdades y la pobreza.

El 7-O está en juego una esperanza por la vida, la solidaridad, combate a la pobreza y a la exclusión. Esta esperanza puja por continuar en medio de amenazas que se ofrecen con el financiamiento del poder económico, el concurso de una pequeña minoría y la participación de una parte de la clase media, que como objeto, no percibe el riesgo y actúa en contra de sus propios intereses.

¿Qué Hacer el 7-O?

Recientemente escribí un artículo que se publicó en esta página -Aporrea-, en el cual señalaba o trataba de inventariar un conjunto de tareas para salir el 8-O a la calle frente a los posibles planes de subvertir el orden por parte de la MUD[i]. Planteaba, que el 8-O deberíamos salir a la calle como un día normal pero con la intención de abrir una discusión sobre nosotros y estar pendiente –pilas- sobre los posibles planes de guarimbas. Considero que esta propuesta tiene vigencia, pero creo necesario, no perder de vista otras tareas igual de importante para el 7 y para los días subsiguientes.

Debemos tener claro que somos una esperanza para la humanidad y deberíamos salir el 7-O con la finalidad de acompañar esta esperanza que nace y crece en Venezuela en medio de un mundo convulsionado por las versiones de paquetes neoliberales que amenazan la existencia y la vida de todos y todas, pero fundamentalmente de los que somos mayoría.

Saber qué debo hacer el 7-O y los días subsiguientes, supone pensar y deducir qué ambiente desearía la MUD y sus jefes que se produjera para Venezuela en estos días. Es muy importante pensar, que a la MUD le convendría crear y expandir por todo el territorio nacional un ambiente de caos e ingobernabilidad. No es nueva esta idea u objetivo, pero si se produce en estos días; este ambiente crearía las condiciones ideales para desarrollar perfectamente su plan “B”.

Si esto es así, es lógico pensar que a los venezolanos y venezolanas que jugamos por este proyecto de vida, nos conviene crear las condiciones –todas- para producir un ambiente de cordialidad, paz y solidaridad. La Paz es nuestra única arma y debemos mostrarla, como se muestra una sonrisa o gesto de humanidad. La MUD usó la violencia como propaganda, pero muy en el fondo, ella misma es violenta y le conviene la violencia. No es caprichosa esta idea. Siendo una fuerza importante el 11-Abril; la movilización que organizo –marcha- la pensó  y estructuró bajo el signo de la violencia y tenían comunicados grabados en videos en los cuales anunciaban previamente las muertes que necesitaban producir y que planificaron para salir de Chávez.

Las condiciones hoy son otras pero la probabilidad del uso de la violencia por parte de la MUD, tienen hoy más justificación –si es que puedo decir esa frase- porque hoy no tienen la fuerza de calle que tenían el 11-Abril y la violencia le daría una gran oportunidad.  Necesitan estratégicamente producir esa chispa para encender a Venezuela tal y como lo declaro Yon Goicoechea.

Implica entonces pensar y reconocer, que los venezolanos y venezolanas que estamos con este proyecto de paz y solidaridad, no siendo mochos, tenemos que utilizar el entendimiento y la paciencia como un gran recurso. No tenemos que tener este escenario como una probabilidad remota. Este escenario tiene una alta probabilidad y no porque lo diga ahora, lo han dicho destacados miembros de la oposición y lo dicen todas y cada una de las experiencias que los EEUU han torcidos porque no comulgan con sus intereses. No es únicamente a Rosalinda la que nos jugamos. Ella está en el juego con todas sus prendas importantes.

La actitud debe ser, pensar y tener mucha paciencia. La calma y la paz es nuestro mejor escenario y esto no implica, que tengamos que reconocernos como mochos.

Dominguzclaudio15@gmail.com



[i] El Artículo está disponible en: http://www.aporrea.org/actualidad/a151181.html


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2080 veces.



Claudio Domínguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: