Hacer real política es lo que verdaderamente necesitamos en Venezuela

La política, (del griego politikós: ciudadano, civil), ha existido desde hace mucho tiempo y es definida como la actividad ideológica de un grupo (políticos), destinada a la toma de decisiones, para alcanzar objetivos ejerciendo el poder para resolver problemas. También se nos ha enseñado que un político representa al pueblo en el mantenimiento, gestión y administración de los dineros públicos, que debe velar por el interés general de los ciudadanos y mantenerse dentro de una ética profesional de servicio al pueblo y no hacia sí mismo; que la corrupción, el populismo, la demagogia, el sectarismo y la incompetencia, son males que afectan en mayor o menor medida a la clase política.

Pregunto: ¿Se hacía política en Venezuela antes y después de Chávez?

“A buen entendedor, pocas palabras bastan”, dice el refrán. La respuesta es más que obvia. Basta con echar un vistazo a nuestra historia para darnos cuenta que nunca se hizo, ni se hace política en Venezuela. No es más que mera politiquería: (RAE: “tratar la política con superficialidad y a la ligera. Hacer política de intriga y bajeza”. Actos perniciosos, inadecuados, fue lo que hicieron y hacen los politiqueros venezolanos.

Pero, lo más grave, es que esa ralea no quiere aprender la lección, “las zorras cambian de pelaje, más no de mañas”, reza el dicho. Se revuelcan en el miasma sepulcral de sus errores, barbaridades y desaciertos, incluyendo sus derivados, y más aún, escogiendo a sus candidatos presidenciales.

Veamos: Salas Römer, 1998, el rico empresario etílico otoñal. En el 2000, el para entonces envalentonado conjurado y confundido Arias Cárdenas. En 2006, el filosofo demagogo Rosales, y, en 2012 el elegido de turno, el neo-nazi-fascista, Capriles.

Es gracias al Arañero de Sabaneta, y al grupo de Apóstoles de la Revolución, que hemos visto verdaderamente hacer política, con todo y los errores y faltas cometidas por algunos, lección que parece ser, están aprendiendo algunos dirigentes opositores racionales. ¡Ojalá y después del 7-O, emerja una verdadera oposición nacionalista! Hacer real política es lo que verdaderamente necesitamos en la Patria de Bolívar.


elmersanto7@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1328 veces.



Elmer Montero

Licenciado en Comunicación Social,locutor,productor radial,escritor,compositor,músico,poeta.

 elmersanto@hotmail.com      @elmersanto

Visite el perfil de Elmer Montero para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elmer Montero

Elmer Montero

Más artículos de este autor