Sentir Bolivariano

A la victoria perfecta II

Exactamente 20 días nos separan de la Victoria Perfecta, del triunfo contundente de la inmensa mayoría del pueblo venezolano, ante las pretensiones fallidas de la derecha nacional e internacional de arrastrar nuevamente al país a los desastres del “pacto de Punto Fijo”. Estos próximos días son para, dentro del plan de “la recta final”, afinar detalles y “echar el resto” para lograr nuestro primordial objetivo, la reelección de nuestro líder, Hugo Chávez Frías. Este fin de semana estuvo con nosotros compartiendo y demostrando al país parte de los logros revolucionarios de esta tierra llanera. Entregamos viviendas en el complejo urbanístico “Francisco de Miranda”, bajo una novedosa modalidad de habitabilidad, teniendo las mismas espacios suficientes para desarrollar proyectos productivos, para el crecimiento tanto personal como colectivo de la propia comunidad y; estuvimos en el INIA entregando recursos para fortalecer la investigación científica y la innovación tecnológica para la producción de la tierra. Ambas actividades cargadas de amor y corazón patrio.

El comandante seguirá recorriendo la geografía nacional, recordando a la militancia y al pueblo en general, el compromiso que tenemos este 7 de octubre con la patria, con el continente y con el mundo entero. Quisiera referirme a un punto específico en esta oportunidad. El candidato de la patria ha venido insistiendo en la aplicación de las tácticas revolucionarias, como parte de la estrategia indispensable para alcanzar la victoria tan esperada. Ha sido incisivo en recordar los detalles, en recordar los elementos más mínimos que serán necesarios para que el proceso de la batalla se dé “a la perfección”: “la batalla electoral se decide en lo micro, es decir, en cada mesa electoral, en cada centro de votación, patrullero y patrullera, y cada uno de los comandos de batalla… no basta con la emoción y el frenesí, sino que hace falta la organización, y hay que buscar el plan perfecto y terminar de elaborar los detalles con la táctica para la victoria perfecta el 7 de octubre”. Los resultados deben ser tan contundentes, que deben servir para mostrar, sobre todo a los enemigos nacionales e internacionales de este proceso, el camino que realmente quiere seguir transitando nuestro pueblo: la construcción del Socialismo Bolivariano.

Los lineamientos, claros, precisos y cargados de un gran compromiso patrio, que ha lanzado el líder de la Revolución Bolivariana, entiéndase bien compatriotas y camaradas: ESTAMOS OBLIGADOS a cumplirlos bajo cualquier circunstancia. No atender a estos lineamientos sería una traición a Chávez, a la revolución, a la patria… a nuestro futuro de país. Pero además, también estamos obligados porque debemos darle a la burguesía y sus secuaces una nueva lección, “la más grande que se les hayamos dado en la historia, por apátridas y vendidos a los intereses del norte”.

Recordemos que la perfección está en los detalles, por ello la insistencia en estos últimos días de campaña electoral, en mantenernos en permanente chequeo de nuestro 1x10. Debemos llamar a todos los de la lista, confirmar que efectivamente irán a votar ese día; en caso de que alguno tenga inconvenientes o alguna dificultad para llegar hasta el centro de votación, estamos en el deber de facilitarle la faena, buscarlo a su casa y llevarlo a que ejerza su derecho y deber. Pero igualmente, debemos continuar con las visitas casa x casa, la preparación de los testigos de mesa, la difusión del programa de la Patria y el contraste entre este y “el paquetazo de la oligarquía”; entre otras tareas importantísimas, para los próximos días. Debemos ser muy creativos camaradas y en unión, organización y cuidando todos los detalles de planificación, estoy seguro que para ese día seremos realmente una maquina aceitada y perfectamente engranada para cumplir con nuestro objetivo.

Dicho de otra manera, aún no es tarde para seguir convenciendo a los que puedan estar por allí confundidos y más aún cuando hemos sido testigos del resquebrajamiento de la mal llamada mesa de la unidad; primero con la develación del plan neoliberal y fascista que la derecha más rancia y oligárquica, encabezada por el “majunche Jalabola”, pretende imponer en este país. Un plan como ese conduciría a situaciones peores que las ya vividas en los tenebrosos años de la cuarta república; y que precisamente es lo que ha llevado a que algunos opositores con algo de sensatez, hayan salido públicamente a decir: “detengan este fulano autobús del progreso…me bajo en esta parada”. En segundo lugar; y como si fuera poco, dando además pena ajena, uno de sus más cercanos aliados y socios es encontrado con “las manos en la masa” recibiendo dinero de manera muy extraña por parte de un presunto empresario extranjero; situación ésta que ha dejado muy mal parado al candidato de la derecha, así no haya querido afrontar la situación, escurriendo el bulto de la manera más fresca, cínica y descarada al inmediatamente apartar a su compañero y lavarse las manos como Poncio Pilatos. ¿Qué pudiéramos esperar de este majunche en el supuesto negado que asumiera la presidencia? Mejor es no saberlo.

Pues bien, ante estos escenarios, nuestra posición debe ser potenciar “…aún más nuestras fortalezas, pero también reconocer y disminuir nuestras debilidades”, tal como lo dijera Chávez. Debemos alejarnos de triunfalismos, porque solo el 7 de Octubre en la noche será el momento de decir “Ganamos”; mientras tanto trabajo, trabajo y más trabajo, con unidad, organización y mucha pasión patria. Debemos sentirnos orgullosos porque nuestra campaña ha sido limpia, alegre y transparente, donde hemos venido demostrando que la verdad y la razón están de nuestro lado. Como se ha dicho, sigamos sumando conciencia a la causa chavista, afinemos todos los detalles necesarios a la maquinaria revolucionaria y el 7-0, desde muy temprano cada uno(a) a ocupar su puesto de combate, a defender los votos de la patria y listos para frenar cualquier intento desestabilizador de la ultraderecha.

No tenemos opción compatriotas porque una derrota de la revolución bolivariana, sería una derrota para el mundo, sería una derrota del bien contra el mal. El mundo entero está pendiente de esta batalla, y como lo dice nuestro líder: “…de perder se cerrarían los portones de la independencia y del futuro”. Eso no sucederá, estamos seguros de ello; pero debemos dar la batalla perfecta, para lograr definitivamente, por nuestros hijos e hijas, por nuestros nietos y nietas, por las futuras generaciones, la VICTORIA PERFECTA.

Independencia y patria socialista!!.

Viviremos y venceremos!!.

sentirbolivarianobarinas@gmail.com

Barinas, 17 de Septiembre de 2012


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1897 veces.



Adán Chávez Frías


Visite el perfil de Adán Chávez Frías para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Adán Chávez Frías

Adán Chávez Frías

Más artículos de este autor