Naturaleza


Si bien fue Carlos Marx quien desarrollo un claro concepto de la relación entre hombres y naturaleza en términos teóricos. En sus dos vertientes, tanto en el entender que los hombres en sociedad contraen unas determinadas relaciones de producción, como unas relaciones con la naturaleza que les son propias y, sin las cuales, sería impensable la existencia de la vida humana. A fin de cuentas, los hombres somos parte de la naturaleza.



Fue Simón Bolívar quien, mediante acciones de gobierno, desarrollo los principios básicos de esta relación, además, con claro sentido histórico y soberano en la constitución de nuestras repúblicas.



El pensamiento de Simón Bolívar, igualmente, ha sido claro antecedente para la definición del quinto objetivo planteado por el presidente Hugo Chávez en su programa de gobierno. De una manera sabia y estratégica, El Libertador, hilvana una síntesis de pensamiento en la defensa y protección de nuestros recursos naturales en América latina y el Caribe, si se tiene en cuenta el contexto en que le tocó vivir, y en encauzar su acción de gobierno en la dirección política adecuada al buen vivir. Ante la situación planteada en su época Bolívar emite el “Decreto de Chuquisaca” como respuesta de solución el 17 y 19 de Diciembre de 1825.



Estas líneas de pensamiento quedaron de manera definitiva en su Decreto Guayaquil dictado el 31 de Julio de 1829. El decreto buscaba evitar, por varios medios, la extracción irracional de nuestras riquezas y la protección de los recursos naturales; entre otros, la propiedad estatal de los existentes en el subsuelo de los nacientes Estados, como es el caso del petróleo. Recurso energético de primer orden en el mundo de hoy.

Larga ha sido la trayectoria de Hugo Chávez en el trajinar de estos conceptos. Ha Entregado su vida por entero a la revolución social, tanto en los difíciles avatares de la época anterior al proceso bolivariano de hoy, como en éste mismo. Entiende Chávez que la revolución no sólo debe ser política, sino de carácter social y en armonía con una relación sabia con la naturaleza, de estrecha colaboración entre hombres y ella. Es en sentido estricto un vigilante de los preceptos y de la práctica revolucionaria. En cualquiera de los campos donde participa.



En tal sentido, plasma con meridiana claridad, en el quinto objetivo histórico de su programa de gobierno, presentado a consideración del pueblo de Venezuela de cara a las elecciones de octubre de 2012, el establecimiento de una relación armónica ente hombres y naturaleza.



Como lo dice Fredys Eizaga: No se podrá derrotar definitivamente el neoliberalismo proponiendo un “Capitalismo con rostro humano”, un supuesto “Capitalismo Racional”, sino restablecemos el equilibrio y una sana relación con la naturaleza.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1348 veces.



Wladimir Ruiz Tirado


Visite el perfil de Wladimir Ruiz Tirado para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Wladimir Ruiz Tirado

Wladimir Ruiz Tirado

Más artículos de este autor