Por qué Amuay

Si logramos responder a esa pregunta, entonces podemos decir que estamos en el camino correcto para descifrar los planes del imperio; pero antes veamos un poco de historia. La construcción de esta refinería data de mediados del siglo pasado. Se inicia con un decreto del Presidente Medina Angarita, pero es en 1945 cuando la Creole comienza su construcción, inaugurándose el tres de enero del año 1.947 con una capacidad de 66.00 barriles por día. El 01-01-1.976 pasa a ser administrada por Lagovén, una filial de PDVSA. En 1.991 se fusiona con la refinería de Cardón y la de Bajo Grande, esta última en el estado Zulia y sólo refina asfalto, todo esto a través de tres poliductos que permiten el intercambio de productos entren ellas, creándose así el Complejo de Refinación de Paragüaná, el cual es el más grande complejo de refinación del mundo con una capacidad para refinar unos 935.000barriles por día. Amuay tiene una capacidad de refinación de 630.000 barriles por día; su extensión es de unas 2.200 hectáreas aproximadamente. Solamente la refinería de Amuay está catalogada entre las cinco más grandes del mundo. Esta refinería de Amuay está ubicada en la costa occidental de la Península de Paraguaná, en el Municipio Los Taques del Estado Falcón, posee un puerto con capacidad para cargar 8 tanqueros de 100.000 toneladas a través de cuatro muelles de despacho automático y simultaneo. Tiene una capacidad para almacenar 46 millones de barriles de diferentes productos, y se alimenta del petróleo proveniente de la cuenca del Lago de Maracaibo, que llega a dicha refinería a través del oleoducto Ullé-Amuay, de unos 235 kilómetros de largo y con una capacidad de transportar 790.000 barriles por día. Esta refinería fue creada para refinar el petróleo del Lago, que es un petróleo liviano, pero esa cuenca del Lago se ha ido secando con la extracción continuada por muchos años, de manera, que siendo el volumen de estos crudos sumamente bajos, se hizo necesario iniciar una restructuración que permita la refinación de crudos más pesados, tal reestructuración se llevó a cabo en el año de 1.997.

Como podemos ver, la importancia que este centro de refinación posee, tanto para destruirla y crear una situación de escasez de productos refinados como la gasolina y así paralizar la economía del País; o para tomarla y conservarla y así ponerla al servicio de potencias extranjeras con la finalidad de poder ejecutar el plan imperial de la globalización del mundo, el cual se resume en la frase un sólo estado y un solo gobierno. Tampoco podemos hablar de la refinería de Amuay sin que tomemos en cuenta que ella se nutrirá de la reserva de petróleo más grande del mundo, lo cual nos obliga a pensar, que estando tales fuentes en el extremo suroriental del País, el peso de la refinación debe moverse en ese eje, con lo cual Amuay ya no tendría la importancia que en la actualidad posee, aunque existe la transportación por poliductos, ello implicaría la suma de un costo extra. Esto también implica que el imperio y sus lacayos ya no muestren el mismo interés en la zona occidental del País, sino que orienten sus planes hacia la Faja Petrolífera del Orinoco y los centros de refinación del Oriente de Venezuela (aún a largo plazo). Sin embargo, el occidente nuestro tiene una importancia estratégica de primer orden como lo serían: sus fuentes gasíferas, de las más grandes del País, precisamente en las cercanías de la Península de Paraguaná; su industria petroquímica; su agricultura; su ganadería; su cercanía a los centros de comercio de Colombia; y, la corta distancia al Canal de Panamá que permitirá que los tanqueros Chinos, japoneses y del resto de Asia puedan llegar con facilidad al puerto de Amuay.

Como puede verse la refinería de Amuay va, por un tiempo más, a conservar su importancia; y eso lo sabe el imperio y la burguesía apátrida y fascista de nuestro País, por eso van a seguir atentando contra esta refinería a objeto de tratar de paralizar el País, como ya lo intentaron con la huelga petrolera del 2.002-2.003, la cual fracasó por la acción decidida de nuestro binomio Pueblo-Fuerza Armada y por la capacidad gerencial de nuestro Presidente, que supo manejar con mucho tino tan indeseable como desbastador acontecimiento.

Existen muchos indicios que nos hacen pensar que la explosión en los centros de almacenaje de Amuay forma parte de una planificación imperial, para que sirviera de detonante a una situación de desestabilización de nuestra Nación. Esta explosión, por si sola, no es suficiente para que nos salgamos de nuestra ruta cotidiana, a menos que se desencadenen una serie de eventos que culminen en una situación crítica; sin embargo yo descarto que este sea el camino, por la sencilla razón de que cada evento va descubriendo el que sigue, de esta manera se les va, igualmente, neutralizando. Pienso que lo que se pretendió hacer en Amuay era de una magnitud mucho mayor, pero a Dios gracias y a la acción decisiva del gobierno y de nuestro Presidente Chávez estos fracasaron, dejando el dolor y el sufrimiento de los familiares de los caídos en ese intento criminal, lo que representa una pérdida irreparable para nuestra querida Guardia Nacional y para nuestro glorioso pueblo. Ahora no les queda otra que llevar a cabo ese evento “de impredecibles consecuencias”, que de hecho los colocaría en un escalón más alto de traición a la Patria y de la criminalidad llevada a su máxima expresión. Cuál sería este hecho catastrófico: podría ser el magnicidio, lo que no sería nada fácil dado que Nuestro Presidente ha aprendido a cuidarse y sus anillos de seguridad son cada vez más eficientes y difíciles de penetrar. Pero hay que pensar, obligatoriamente, que la conmoción que un hecho de esta naturaleza conllevaría sería contraproducente para sus ejecutores, porque el pueblo y la fuerza armada enardecidos acabarían con ellos para siempre, no tendrían donde esconderse ni cómo salir del País, ese mismo pueblo se convertiría en tribunal popular y no quiero ni hablar de las penas que se impondrían. Pienso que, para el imperio y sus lacayos oligarcas sería mucho más sencillo asesinar al candidato de la oposición, cuya seguridad se la dan ellos mismos y ellos mismos se la vulneran en el momento adecuado. Esta hipótesis evitaría la conmoción nacional ya que ni la misma oposición reaccionaría para apoyarlo dado que sus amos son los dueños de esa decisión. De otra parte, el efecto sería fulminante porque con ello paralizarían las elecciones del próximo 7OC, que es en el fondo lo que el imperio y la oligarquía fascista de la oposición quieren, porque a estas alturas sería imposible reducir la brecha entre ambos candidatos; por eso, he manifestado en varios de mis artículos, que si estuviera en mis manos le proporcionaría seguridad extra al candidato de la oposición.

Pasemos ahora a ver los indicios que nos hacen pensar que esta explosión fue un evento previamente planificado por el imperio y la OTAN.

PRIMER INDICIO: declaración del líder opositor Enrique Mendoza, de que “la función debe continuar y que vendrán nuevos accidentes”; estos accidentes se refieren a nuevos eventos similares al ocurrido en Amuay; o sea, accidentes desestabilizadores, pienso que esta incitación debe ser investigada por la Fiscalía; la muerte de más de 40 compatriotas parece que le produce regocijo a este señor y llama a que se produzcan nuevos accidentes con la consiguiente muerte de muchos compatriotas.

SEGUNDO INDICIO: Presencia de un fotógrafo de un medio de comunicación al servicio de la oposición desestabilizadora, en las adyacencias del sitio donde se produjo la explosión en Amuay, esperando que esta se sucediera para enviar las fotos, en primicia nacional, de este siniestro a su canal.

TERCER INDICIO: La presencia de una periodista del canal de televisión RCN de Colombia casi simultáneamente con la explosión de Amuay; acaso estos lacayos del imperio sabían de este acontecimiento y mandaron a una de sus periodistas a cubrir esta nefasta noticia.

CUARTO INDICIO: Declaraciones de personeros de la Iglesia Católica como lo es el Arzobispo de la Diócesis de Coro Roberto Lückert, cuando dice que: “El Gobierno no ha dicho toda la verdad, hay más muertos y heridos que lo dicho”. Me pregunto yo acaso este Prelado, de acuerdo con lo planificado, esperaba un evento más catastrófico y no podía, por tanto, creer que fuera controlado tan rápidamente.

QUINTO INDICIO: Declaraciones de la representante de la Embajada de EEUUAA en Caracas, en reunión con directivos de encuestadoras que le in formaron que la brecha era muy grande entre los dos candidatos y esta le responde que tendrá lugar un acontecimiento de impredecibles consecuencias que cerrará dicha brecha. Esta señora está diciendo que tal acontecimiento debe ser de una magnitud tal que pueda, por si solo, hacer caer estrepitosamente a Chávez del sitio en que se encuentra en las encuestas; esto también nos indica que existe una planificación en desarrollo para desestabilizar al País y luego aplicarle el “formato Siria” (que, por cierto, hemos venido anunciando an artículos anteriores).

SEXTO INDICIO: Declaraciones del señor Toro Hardy, exdirector de PDVSA, achacándole al Gobierno falta de planificación en el mantenimiento de la planta de Amuay; se deja ver que todas estas declaraciones escalonadas obedecen a una rigurosa planificación imperial donde los declarantes son simples piones de dicho imperio. La orden era, dado el fracaso del evento, la de tratar, a como dé lugar, de desprestigiar al Gobierno en la figura del Presidente y candidato Hugo Rafael Chávez Frías.

SÉPTIMO INDICIO: La existencia de un video juego donde se ataca y se destruye ,precisamente, a la refinería de Amuay; aun cuando este video data del año 2.006, señala la necesidad de destruir esta refinería para así crear el caos inicial que permita atacar al resto del País y tomar sus recursos naturales.

OCTAVO INDICIO: Las declaraciones de la Alcaldesa de Maracaibo la señora Evelín Trejo de Rosales, quien con tal desparpajo y miseria ha dicho, ante la televisión, “Les tengo una buena noticia, se ha producido una explosión en el tercer tanque de la refinería de Amuay”. Con todo el respeto debo decir que esta declaración es sencillamente asquerosa; o sea, que los muertos y sus dolientes que somos todos los venezolanos que amamos a nuestro pueblo armado y desarmado, y a nuestra gloriosa Patria, no les importa en absoluto. Pienso que esta señora no es venezolana porque una persona que se exprese de esa manera no puede ser jamás venezolano o venezolana. Ahora bien, esta Alcaldesa tenía que tener conocimiento de este infausto hecho, porque cataloga como buena noticia y lo expresa con emoción, que las llamas consuman un bien de su supuesto País y como consecuencia de ello perezcan más venezolanos. Yo creo, que una persona que se exprese así no merece ser Alcaldesa de uno de los Municipios más importantes de nuestro País; y, los venezolanos debemos estar pendientes de no votar por una persona que le parezca una buena noticia la destrucción de bienes imprescindibles para nuestro desarrollo y peor aún la muerte de venezolanos valiosos.

Yo creo, que estos indicios constituyen lo que se llama un cúmulo de indicios, con la consistencia y fuerza necesaria para suplir la plena prueba cuando, por circunstancias sobrevenidas, esta se dificulta en aflorar. En consecuencia, estos indicios señalan que este evento no pertenece al mundo de lo fortuito, sino que obedece a una rigurosa planificación, que era del pleno conocimiento de los dirigentes de la oposición, que trataron con declaraciones descompuestas y falsas de revertir su fracaso echándole la culpa al Gobierno; pero este pueblo aprendió a diferenciar lo bueno de lo malo y se quedó con lo bueno; o sea, con esta revolución bonita, y como este es un pueblo conciente dudo mucho que vuelva a votar por capitalistas apátridas como los que conforman nuestra oposición, que se venden al mejor postor por unas pocas monedas con el escudo imperial.

Independencia y Patria Socialista, viviremos y venceremos.

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y Abogado del Pueblo.



brauliomartinez@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3106 veces.



Braulio Martínez Zerpa

Coronel en retiro de la Aviación Militar Bolivariana y abogado del pueblo. Independencia y Patria Socialista.

 brauliomartinez@cantv.net

Visite el perfil de Braulio Martínez Zerpa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Braulio Martínez Zerpa

Braulio Martínez Zerpa

Más artículos de este autor