No debemos permitir que la serpiente de María Corina siga irrespetando a nuestras humildes mujeres

Con mi gente no te metas…Maricori

“Yo he visto el águila herida
Volar el azul sereno y
Morir en su guarida
La víbora del veneno”

…José Martí



Igualmente parafraseando el poema de Rafael de León “Toito te lo consiento menos faltarle a mi madre…”, a ti por los avatares que nos presenta los caminos, te encontré en los medios de comunicación, menos mal…, toito te lo consiento menos faltarle a mi gente buena y noble de esta patria. Además por saber que la desesperación es amiga de los que pierden el destino, esta caminadora de oficio lo perdió hace ya 12 años, desde que la revolución recorre a Venezuela, esta señora se atreve a insultar la inteligencia de los que tenemos como guía de nuestro destino, a la revolución Bolivariana.

Referirse al discurso que fluye del pantanal que baña el alma de este espécimen, es enlodar el serpentario animal, así como ofender la especie reptil del planeta. Esta vocera de ese reino en extinción como es el escualidismo, desprecia a la mujer venezolana, en su alboroto como oratoria discrimina nuestras misiones y a las mujeres que se ganan el pan como vendedoras de café en nuestras carreteras, que laboran muy dignamente de sol a sol, llevando el sustento diario a sus hogares, decir que estas luchadoras, no venden café sino que venden otras cosas, es vejar esa masa afanosa que se levanta a las primeras horas del día, para estar tempranito en las autopistas del país y llevar café a gente que sale a bregar, en la madrugada o anda todo el día sentado detrás de un volante. Esta estirpe de calidad humana devaluada, como lo es la Mari cori y sus secuaces, es la misma que quiere apoderarse de Venezuela, usando un discursito denigrante.

La mapanare con canillas por no decirle patas y sonrisa de mona-lisa, las monas también se ríen por sino lo sabían (pelan el diente sin motivo) que me disculpen las monas, pero esta les copio la sonrisa, ve la pajita en el ojo ajeno pero no ve el pajonal que le tapa el ojo.

Como cada ladrona juzga por su condición, esta critica a nuestras dignas mujeres, dice que se ofrecen junto con el café que venden, irrespetándolas, así mismo les falta el respeto a nuestras misiones, como si con eso descalificara la digna labor de nuestro gobierno, como son nuestras misiones, al contrario con esos comentarios nos enaltece al saber que le duele la humanización de nuestro pueblo.

Piensa que la memoria del venezolano es corta como la de ella, se olvida que fuimos testigos de su ofrecimiento en la casa blanca, cuando le peló todo, desde las rodillas hasta los dientes, al borracho de la presidencia de los Estados Unidos, esa oferta fue pública y notoria, como se dice en términos jurídicos, claro, esta dádiva la hizo o la hace con “clase”. Con el glamour que identifica a esta casta, la casta de la prostitución de las élites, que si aceptan estas posiciones, donde ella hace el papel protagónico dándose y vendiendo la patria, que además de mostrar sus rodillas, iba con las piernas abiertas.

La experimentada doncella, se abrió ante la mirada perdida del amante del dios Baco, quien como malandro narcotizado, no reaccionó ante las insinuaciones de la damisela, que lo invitaba como mozuela para llevársela al río, interpretando a Federico García Lorca. Con mi gente no te metas Mari cori, pues te vas a conseguir un ejercito de vendedoras de café, de mujeres protegidas por las gloriosas misiones, creadas con rango, valor y fuerza de ley por el gobierno Bolivariano que lidera nuestro comandante presidente, Hugo Rafael Chávez Frías, no es como dice tu compañero de bandas, que las quiere legalizar, que ridículo, no es esta la gracia que te hace graciosa, Maricori no sigas diciendo que son mayoría, porque no lo son, no te vaya a dar la patulequera el 7 de octubre de que ganaron cantando fraude, que es lo que vienen planeando, saca bien tu cuenta, la mayoría esta de este lado, con ese pueblo que ustedes siempre han marginado y despreciado, nunca en el mundo los opresores han sido mayoría. La opresión ha sido hacia el pueblo en lo moral y físico, eso de que trabajar vendiendo café es prostitución para ustedes, es opresión contra los mas débiles. Por eso es que…

¡¡ Más nunca volverán, hijos de la gran peste!!
Patria socialista… venceremos, viviremos y reinará la justicia y igualdad

Norma.rojita@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2154 veces.



Norma Rivas Santacruz


Visite el perfil de Norma Rivas Santacruz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a146283.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO